lamarea.com

miércoles 20 junio 2018

Sociedad

Manuel Rivas: “La sentencia del Prestige es vacía e irresponsable”

Analizamos las claves de la sentencia del ‘caso Prestige’ que no impone ninguna responsabilidad civil a la empresa y que concluye sin ningún responsable por la catástrofe.

13 noviembre 2013
18:04
Compartir
Manuel Rivas: “La sentencia del Prestige es vacía e irresponsable”
El escritor Manuel Rivas, en una imagen de archivo.

La plataforma Nunca Mais, nada más conocerse la sentencia del caso Prestige la ha calificado de “injusta” y “lamentable”. Muchos de sus miembros ven en ella un “fallo político”. Uno de los máximos representantes de este colectivo ciudadano, el escritor gallego Manuel Rivas, ha atendido a La Marea minutos después de conocerse por completo el fallo de la Audiencia Provincial de A Coruña.

¿Qué le parece la sentencia?

Me parece… tengo varios adjetivos para definirla, pero voy a decir que me parece una sentencia vacía e irresponsable que se asienta bajo la doctrina de la irresponsabilidad. Me recuerda, en una asociación muy surrealista, al caso Kennedy, donde aún, años después, no sabemos quién lo mató.

¿Cómo ha visto todo el proceso?

Era algo complejo, una instrucción muy larga y una trama muy compleja, lo que hacía difícil establecer responsabilidades. Lo que sí me parece es un enorme fraude, la sentencia defrauda mucho a la sociedad porque queda la sensación de se podía haber hecho algo más.

Lo que no deja claro la sentencia es que esa catástrofe fue evitable o no…

Hay bastante paradojas. Viene a decir que no pasó nada, que el mar se regeneró con el tiempo. Es como una novela de serie negra en la que ves que la trama se diluye en el tiempo, en este caso se diluye en el mar.  De todos modos, la parte más inadmisible es que no se encuentren responsabilidades. La parte discursiva anula completamente lo que hoy cualquier experto en el mundo ve, y es que las actuaciones y las decisiones fueron un disparate, no puedes dejar a un buque en esta situación a la deriva. Además, he estado repasando la hemeroteca y hay noticias de diciembre, dos meses después del hundimiento, en las que se seguía diciendo que no había marea negra…

Por lo tanto, ¿deberían haber responsabilidades políticas?

No sé si esto es dolo suficiente para mandar a alguien a la cárcel, pero no se puede dejar que se asiente la doctrina de la irresponsabilidad. ¿Qué pasaría hoy en día si tenemos un suceso parecido con un buque que tiene material radioactivo? ¿hacia dónde debería dirigirse ese barco?

La sentencia no establece indemnizaciones para los afectados, ¿qué le parece?

Hay que aclarar todo lo que pasó y cómo se manejó, de una forma incompetente, todo el tema. Se tomaron medidas erróneas como la de abrir juicio en Norteamérica. Ya la instrucción… digamos que no se tomó el asunto en serio, cómo se puede hacer una instrucción en un caso como este con los mismos medios que se investiga el robo en un gallinero o un accidente de tráfico en la Costa da Morte. Lo que debería fue una oportunidad para hacer algo ejemplar, se ha quedado en un cierre muy poco brillante de la historia, es casi una caricatura.

Las claves de la sentencia

La sentencia que se ha dado a conocer esta misma mañana reconoce que “tras casi 10 años de instrucción y 9 meses de juicio oral sólo se han probado aspectos adjetivos de lo ocurrido pero no los sustanciales desde la perspectiva del derecho penal”. Por ese motivo ha absuelto al capitán del buque, Apostolos Mangouras, al jefe de máquinas y al exdirector de la Marina Mercante, José Luis López Sors por los delitos contra el medio ambiente. Solo se ha condenado al capitán por un delito de “desobediencia grave”.

El tribunal, presidido por Juan Luís Pía Iglesias, recuerda que “nadie sabe con exactitud cuál ha sido la causa de lo ocurrido” y que sí bien “se han demostrado negligencias, incurias y modus operandi inaceptables” además de “infracciones administrativas y reglamentarias explicables pero a veces muy llamativas” no se ha demostrado “la existencia de una responsabilidad penal”.

Tras recordar que “el Prestige estaba dotado de cuantos certificados y documentación son exigibles para amparar su legal navegación”, la sentencia recuerda que sus responsables “no conocían el estado del mismo” que le hizo hundirse y verter al mar cerca de 63.000 toneladas métricas de fuel.

Respecto a la decisión de alejar el buque, el tribunal no entra a valorarla ya que “no se conoce el alcance del perjuicio si se hubiera adoptado la decisión que propugnan los acusadores y no poco técnico” de acercarla a un puerto tranquilo. Además señala que “nadie ha señalado con precisión dónde estaban esas aguas tranquilas” y recuerda que “nuestros amistosos vecinos portugueses no toleraron el rumbo hacia el sur y mostraron que estaban decididos a impedirlo por la fuerza”. En este sentido, se asegura que “no se pueden evaluar responsabilidades penales sobre ucronías o sobre teorías muy anticuadas”.

En cuanto a las indemnizaciones, la Fiscalía pedía 1974 millones de euros y la abogacía de estado otros 2152 millones que paliase los gatos generados por el gobierno español y la Xunta de Galicia.

Amba peticiones se han desestimado. Uno de los motivos es que “los efectos de los hidrocarburos sobre los ecosistemas […] son de corta duración y la flora y la fauna vuelven a colonizarlas rápidamente”. Pese a ello, la sentencia reconoce que “los daños morales son obvios extensos y profundos”.

La aseguradora, Steam Ship Owners Mutual Insurance Asociation constituyó un fondo de limitación de responsabilidad por 22 millones de euros para su distribución entre las indemnizaciones aceptadas que al no haber “una condena explícita en materia de responsabilidad civil” no se ejecutará.

La Marea es editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

2 comentarios

  1. Beatriz
    Beatriz 14/11/2013, 20:41

    Qué vergüenza.

    Responder a este comentario
  2. benicadell
    benicadell 13/11/2013, 19:05

    la oligarquía tiene estas cosas.no quiero saber que haran con la camiseta del “nunca mais “cuando nuestros amos vayan al baño.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.