lamarea.com

viernes 14 diciembre 2018

Opinión

La cultura de la violación

“La cultura de la violación está tan arraigada en la sociedad que casi es imperceptible”, opina la autora

Ocurrió en la Universidad de Ohio, en EEUU. Una joven en aparente estado de embriaguez es asaltada por un hombre que aprovecha su situación para violarla. Mientras, dos jóvenes graban la violación y la tuitean en vez de ayudar a la muchacha. En las imágenes, también se podía comprobar cómo al menos otras diez personas estaban siendo testigos de la barbarie sin intervenir.

Uno de los tuiteros se llama Vance Blanc, tiene 19 años, y además de tuitear las fotos les añadió comentarios jocosos como: “Fue divertido mientras duró”, “Oh dios, ja, ja”…. Las imágenes no tardaron en convertirse en virales. La chica que aparece en las fotos no tenía ni idea de lo que le pasó hasta la mañana siguiente cuando las vio colgadas en la Red. También al día siguiente, Vance Blanc pedía disculpas por su actitud “inmadura”.

Calificar esta suma de delitos de actitud “inmadura” solo es posible en la cultura de la violación en la que vivimos. No lo digo en sentido figurado. La cultura de la violación, acuñado como concepto en los años 70, vincula la violación y la violencia sexual a la cultura de una sociedad, en la que lo habitual es normalizar, excusar, tolerar, culpabilizar a la víctima e incluso perdonar la violación. A pesar de ser un término relativamente reciente, la cultura de la violación está tan arraigada en la sociedad que casi es imperceptible. A fuerza de ser “tan normal”, se ha hecho invisible. Hace apenas una semana, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, amenazaba con dimitir de su cargo si se aprobaba la despenalización del aborto en casos de violación en su país, es solo un ejemplo.

El cruce de esa cultura de la violación con la sociedad de la información está provocando una aún mayor trivialización de la barbarie. No sólo aumentan al mismo ritmo el desarrollo tecnológico y la falta de respeto al cuerpo de las mujeres, también crecen exponencialmente los argumentos misóginos que alimentan esa cultura de la violación. No sólo se hacen virales las imágenes sino que llegan cargadas de comentarios sexistas y machistas lo que ha supuesto un verdadero “bullying sexual” que se realiza contra las jóvenes a través de las redes sociales.

Lo paradójico de todo esto es que cuando hablamos de la sociedad de la información, se nos llena la boca de palabras que hacen referencia a una sociedad madura, con un alto nivel de desarrollo en la que a pesar de las brechas digitales, cualquiera puede crear, acceder, utilizar y compartir información y conocimiento… Solo es un espejismo. La barbarie continua instalada y ahora campa a sus anchas por las redes.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Nuria Varela

Nuria Varela

3 comentarios

  1. erudeite
    erudeite 02/04/2015, 01:14

    Las mujeres tenemos completo poder de decisión sobre quién tiene acceso a nuestro cuerpo y los hombres deben respetarlo; no creo que un beso, un trago o una cita mágicamente les otorgue libre y absoluto acceso al cuerpo de las mujeres. Es por esto que una cultura que fomenta estos principios debe erradicarse y esto únicamente será posible cuando el rechazo a su práctica sea absoluta y En vez de enseñar a las mujeres a defendernos deberían enseñar a los hombres a no violar.
    Leer más en: https://erudeite.wordpress.com/

    Responder a este comentario
  2. Daniel Martínez
    Daniel Martínez 22/11/2013, 01:02

    Las únicas culturas de violación que existen es en ciertas naciones africanas, donde la civilización está destruida y los niños-soldado drogadictos van por ahí cortándole los brazos a la gente con machetes. Honestamente, en lugares así, es igualmente malo ser hombre que ser mujer, dado a que tienes mayor probabilidad de que te maten y que te violen.

    Responder a este comentario
  3. 4lex
    4lex 19/10/2013, 08:10

    Me crucé hace unas semanas con este sitio/proyecto, que creo que trabaja precisamente en contra de esa cultura de la violación:
    http://projectunbreakable.tumblr.com/
    Se trata de imágenes de mujeres (y algunos hombres) sosteniendo un cartel con algo que dijo la persona que les violó, o alguien de su entorno cuando se enteró de la violación.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM66 – Diciembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

¿Es tan sorprendente?

Reflexión tras las elecciones andaluzas: "Lo peor es que la izquierda no se plantea en profundidad los motivos de ese resurgir de la extrema derecha".