Consenso en Alemania para un salario mínimo y alquileres asequibles

La CDU de Merkel negocia con socialdemócratas y verdes para lograr un pacto de gobierno estable. Pese a las diferencias, los tres partidos coinciden en varias cuestiones sociales.

MADRID// Angela Merkel sigue sondeando a los candidatos para formar parte de un gobierno. En las elecciones federales del pasado 22 de septiembre, la Unión Democristiana (CDU) de la canciller alemana fue el partido más votado con diferencia. Sin embargo, se ha quedado a cinco escaños de la mayoría absoluta y necesita un nuevo socio. Su aliado hasta ahora, el liberal FDP, se ha quedado sin representación parlamentaria por primera vez desde la posguerra.

Las negociaciones con los dos únicos partidos posibles para entrar en una coalición se antojan muy largas. El viernes pasado la delegación democristiana se reunió por primera vez con el Partido Socialdemócrata (SPD). Este jueves le toca el turno a Los Verdes, la fuerza más pequeña del Bundestag, por detrás de Die Linke, la formación de izquierdas.

Hay muchas diferencias que requerirán flexibilidad y sacrificios a unos y otros si se quiere alcanzar un pacto de gobierno estable. Sin embargo, ya se perfilan algunas medidas de corte social que tienen buenas cartas para ver la luz.

Uno de los temas estrella de la campaña electoral fue el salario mínimo nacional. A diferencia de muchos otros países europeos, Alemania nunca ha tenido un salario mínimo obligatorio para todos los trabajadores. Son los agentes sociales -patronal y sindicatos- quienes negocian esta tarifa en sus respectivos sectores y ámbitos territoriales. Existe un sinfín de salarios mínimos, pero todavía muchos empleados siguen sin esta cobertura, lo cual abre la puerta a abusos con contratos de tiempo parcial o los llamados minijobs.

El SPD y Los Verdes exigen un salario mínimo de 8,50 euros para todo el mundo –Die Linke eleva esta cantidad a 10 euros-. Durante la campaña, Merkel también se mostró partidaria de una tarifa mínima. Incluso decía que los 8,50 euros le parecían una cifra razonable. Ahora bien, la CDU hasta ahora se ha negado a que sea el Gobierno el que fije el salario mínimo obligatorio. Los conservadores prefieren que sean los agentes sociales los que decidan sobre la cantidad y que el Estado luego declare esta tarifa legalmente vinculante.

Según información de varios medios alemanes, parece haber un compromiso en esta cuestión de detalle. CDU y SPD estarían dispuestos a convocar una comisión en la que participan patronal, sindicatos y expertos independientes que debe establecer la cantidad a percibir como mínimo. Sea como sea, hay voluntad política para acabar con los salarios de explotación en Alemania.

En otro asunto que preocupa mucho a los alemanes las propuestas de CDU, SPD y Los Verdes también coinciden. Los tres partidos abogan por un mecanismo para frenar la subida desenfrenada de los alquileres en muchas ciudades. La falta de vivienda asequible es una de las consecuencias de la bonanzas económica y del comportamiento del mercado. Ya hay quien habla de una burbuja inmobiliaria al estilo teutón.

El Gobierno de CDU y liberales ya tomó medidas. En mayo pasado aprobó una ley, según la cual el alquiler que paga el arrendatario no puede subir más del 15% en tres años. El SPD quiere prolongar este periodo un año más, algo asumible para los conservadores. En caso de un cambio de inquilino, los tres partidos defienden limitar el aumento del alquiler a un 10% por encima del precio medio del mercado en la zona afectada. En la actualidad, los propietarios aprovechan cuando un piso se queda vacío para subir su precio hasta cantidades estratosféricas.

No obstante, un acuerdo sobre política fiscal parece muy lejos. SPD y Los Verdes exigen una reforma para subir los impuestos a las rentas altas, pero la CDU se niega en rotundo a cualquier aumento. Los socialdemócratas han señalado ahora que renunciarían a este punto, siempre y cuando los democristianos se comprometan a elevar el gasto social sin recurrir al endeudamiento.

Thilo Schäfer

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner