Los dirigentes de Amanecer Dorado no son presos políticos, son presos comunes

El corresponsal en Atenas de La Marea analiza la estrategia de la cúpula de este partido de ideología neonazi y destaca el poco apoyo popular que ha recibido tras las detenciones.

Lo que vivimos en Grecia en las últimas 48 horas es algo sin precedentes. Un partido político con 18 diputados en el Parlamento heleno ha sido calificado por el juez como una “organización criminal”, y toda la cúpula de esta formación ha sido detenida y llevada esposada ante la Corte Penal. Es Amanecer Dorado (AD), el partido que introdujo el lenguaje y la fraseología de la calle en el Parlamento, las agresiones violentas contra la gente que no compartía su ideología en el orden del día de los boletines informativos, y el miedo en el vocabulario del día a día.

Este puede ser el inicio del fin para el partido de ideología nazi, 14 meses después de su triunfante entrada en el Parlamento, tras reunir ni más ni menos que 426.000 votos (6,92% del electorado). Pero para llegar a este punto hemos sido testigos de cientos de actos de violencia por parte de los participantes y simpatizantes de esta construcción fascista, incontables actos de intimidación, acosos, agresiones, intentos de homicidio; e incluso asesinatos, como el del joven Pavlos Físsas, el pasado 18 de septiembre. Este último acto fue la gota que colmó el vaso de la paciencia y puso en marcha los mecanismos judiciales hasta alcanzar su punto álgido en las últimas horas.

Este punto es precisamente el que debemos clarificar para que no quede ninguna sombra de duda. La dirección de Amanecer Dorado no ha sido detenida por su ideología. Grecia sigue siendo un país bastante tolerante, que -me atrevo a decir- se puede permitir el “lujo” de dar voz a una formación neonazi como AD. Grecia no persigue las ideologías. Lo que tenemos aquí es a una organización que tiene unos antecedentes penales inconcebibles. Unos antecedentes obviamente criminales, que incluyen desde agresiones hasta asesinatos. Se trata de un asombroso abanico de antecedentes por los cuales algunos de estos señores ya fueron imputados varias veces – aunque sin mayores consecuencias. Y es por ello que deberíamos haber proclamado ilegal a esta banda desde hace tiempo. No por razones ideológicas, sino puramente penales. No porque tenga como símbolo una variante de la esvástica, tampoco porque por las portadas de sus revistas desfilen todos los dirigentes del partido nazi alemán; sino porque se trata de una organización que dispone de una estructura claramente paramilitar.

Los dirigentes de la cúpula de AD no son presos políticos; son presos del Derecho penal común, por mucho que ellos mismos quieran conseguir lo contrario, y se presenten como perseguidos por su ideología: al salir de la sede general de la Comisaria de Atenas, Ilias Kasidiaris (uno de los personajes más mediáticos del partido) gritó: “No nos van a parar, ¡viva Grecia!”. El argumento de la protección de la patria y del comportamiento antisistema es el que logró atraer a muchísima gente y envolvió a esta formación con el manto del patriotismo.

No obstante, los 426.000 votantes no se convirtieron en una noche en fascistas ni en xenófobos o racistas. El racismo tradicionalmente no tiene raíces en la sociedad griega. Las condiciones extremas del panorama económico actual, el elevadísimo índice de desempleo, la pobreza y la falta de perspectivas pueden alimentar reacciones extremas –y lo hicieron– pero no hasta el punto de legitimar el fascismo.

Por ello, ahora que salen a la luz cada vez más actividades ilegales de Amanecer Dorado, la gente mantiene las distancias. Hasta hace no mucho, los dirigentes del partido declaraban que eran “la tercera fuerza política, con el 15% de la sociedad”. A pesar de la movilización interna durante las primeras horas tras las detenciones, delante de la sede policial sólo se reunieron entre 60 y 80 simpatizantes. Muy lejos del “15% de la sociedad”.

Por su parte, los medios de comunicación en Grecia no lo tienen muy claro. Estos días emitían imágenes de los dirigentes esposados, concentrándose en los gritos de Kasidiaris, al tiempo que reiteraban que “no se muestran arrepentidos”. Como si los detenidos fuesen a reconocer su actividad criminal delante de las cámaras. No debemos asumir su postura, hemos de subrayar una y otra vez que han sido detenidos única y exclusivamente por sus actividades criminales. Y punto.

En resumen, ¿ha sido Amanecer Dorado una amenaza para la democracia en Grecia? La respuesta es “sí”. Quizás haya sido la única amenaza desde 1974 y la época de la Transición. Sin embargo, esta amenaza se desintegra como cualquier banda criminal y, lo que es más importante, gracias a la aplicación de la legalidad, de la Justicia.

Yiannis Mantas

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

5 respuestas a “Los dirigentes de Amanecer Dorado no son presos políticos, son presos comunes”

  1. segun mucho 9% de la poblacion griega que les voto son matanos y los que votaron ah los comunistas luchadores de la libertad y van de la mano de la troika y de los partidos que an undido al pueblo griego me meo jajajjaja segun las ultimas en cuestas amanecer dorado seguiria 3 no podran parar nos por toda europa suenan aires de cambio desde russia,francia,austria,holanda,hungria,grecia,lituania,ucrania,rumania,i pronto llegara la hora de españa!!!!

  2. Estos como mucho son chulo-putas y matones de discoteca.La imbecilidad es inerente a la extrema derecha,lo llevan de serie y no se trata mas que de macarras,que seguramente trafiquen con todo.

  3. Segun ese criterio, los de Herri Batasuna o de Herrira no son presos políticos, son presos del Derecho penal común.

  4. Me ha alegrado mucho la noticia. Era muy preocupante verlos subir en las encuestas al mismo tiempo que insultaban a los periodistas, agredian a sus rivales políticos y marginaban a los inmigrantes. Pero yo pregunto… ¿porqué se ha esperado tanto? ¿Era necesario que muriera alguien famoso para actuar? No creo que esto a su familia y amigos le sirva ya de mucho consuelo.
    Feliz por la Democracia en Grecia pero triste por Pavlos.

    • Y todas las agresiones a gente desconocida de color de piel más oscura…

      Deseo que el pueblo griego, un pueblo que perdió a un 10% de su población en la ocupación nazi, sepa poner an su lugar a esta gente, mediante la ley y la marginación política y social. En este sentido, gran noticia que espero que acabe en condenas e ilegalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner