lamarea.com

viernes 22 junio 2018

Sociedad

Paterna retirará de sus calles las placas franquistas

El grupo Compromís llevó la propuesta al Pleno, que lo aprobó hace dos años. Sin embargo, el Ayuntamiento, gobernado por el PP, nunca lo llevó a cabo.

13 septiembre 2013
10:52
Compartir

Las fachadas de los edificios de la ciudad de Paterna (Valencia) quedarán limpias de placas franquistas en breve gracias al acuerdo de su corporación municipal y todos sus grupos, que han decidido llevar a cabo una iniciativa que se aprobó en un pleno de marzo de 2011.

La decisión llegó al ayuntamiento hace dos años y medio de la mano del grupo Compromís. De este modo, daba cumplimiento a una propuesta del Ateneo Republicano del municipio para que se retirasen las 343 placas con el yugo y la flecha del Instituto Nacional de la Vivienda.

Pese a que el acuerdo contó con los apoyos favorables de todos los grupos con representación (PP, PSPV y Compromís), desde el ayuntamiento, gobernado por el Partido Popular, no se llevó a cabo el mandato municipal.

Como señalan desde Compromís, “debido a nuestra insistencia y a las sucesivas reuniones, hemos conseguido que, finalmente se cumpla este acuerdo, que ya debería ser efectivo”.

El portavoz municipal de este grupo, Juanma Ramón, destaca que “esta noticia tan positiva es un aliciente para seguir luchando por que Paterna no tenga símbolos franquistas en sus calles ni herencias antidemocráticas, como ya lo intentamos con el nombre de los ministros franquistas que todavía hay en avenidas y escuelas públicas del municipio”.

El pasado mes de abril un escrito interno del Ayuntamiento de Paterna instaba a que, “de conformidad con lo dispuesto en la ley 52/2007, de 26 de diciembre, de Memoria Histórica, procede la retirada de cualquier símbolo, escudo o insignia conmemorativos de la exaltación personal o colectiva de la sublevación militar de la Guerra Civil. Consideramos que esos escudos están incluidos entre los símbolos a los que se refiere la norma y por tanto, procede su retirada’.

La represión franquista fue especialmente dura en Paterna. Según asociaciones de memoria histórica, en su cementerio hay enterradas un total de 2.237 personas fusiladas en sus tapias o en poblaciones cercanas. Las ejecuciones tuvieron lugar una vez acabada la guerra, entre abril de 1939 hasta 1943.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

1 comentario

  1. María
    María 14/09/2013, 16:30

    Paterna ha dado un buen ejemplo a las ciudades y pueblos de esta
    España que nunca ha dejado de ser franquista.
    Si queremos sanear el país empecemos por los cimientos que lo sustentan.
    Cuando llegué a la pequeña ciudad altoaragonesa donde ahora vivo me encontré con esas placas y pedi al ayuntamiento que las sacara pero no lo hicieron por la razón de que entre la ciudadanía todavía hay mucho animalico de costumbres “formado” en el franquismo, de mente inmovilista para quienes lo correcto, ellos mismo lo dicen, es “lo que se ha hecho siempre”.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.