lamarea.com

miércoles 20 junio 2018

Política

El ataque neofascista pone en escena a la plataforma España en Marcha

Pedro Chaparro, el jefe de una de las Falange que hace poco ofreció una conferencia en Barcelona custodiado por los Mossos y simpatizantes del partido del asesino de Guillem Agulló, entre los atacantes

12 septiembre 2013
10:55
Compartir

BERTRAN CAZORLA // Su desunión y fragmentación en facciones que mantenían discrepancias bizantinas es uno de los factores que se suelen enumerar para explicar por qué los grupúsculos ultraderechistas españoles no han salido de la irrelevancia en las últimas décadas. Hace unos meses, sin embargo, que algunos de estos grupos más destacados han encontrado la mejor herramienta para superar estas divergencias: un enemigo común. Es el soberanismo catalán. Frente a él, La Falange-FE (uno de los varios grupos que reivindican la herencia del partido fundado por José Antonio Primo de Rivera), Democracia Nacional, Alianza Nacional, Nudo Patriota Español y el Movimiento Patriota Español-Acción Juvenil Española han comenzado a organizar actos conjuntos bajo el paraguas de una nueva plataforma, la España en Marcha.

Y esta Diada han protagonizado su primer acto violento. Ha sido el ataque neofascista que ha obligado a suspender la conmemoración de la Diada en Madrid. Lo ha liderado Pedro Chaparro, de Democracia Nacional Joven (DNJ), que hace tan sólo un mes y medio ofreció una conferencia en la Librería Europa de Barcelona custodiado por los Mossos. En la agresión también participaron el jefe nacional de La Falange y simpatizantes de Alianza Nacional, el partido del asesino de Guillem Agulló.

El grupo neofascista asaltó la sede de la delegación de la Generalitat en Madrid hacia las siete y media de la tarde del Once de Septiembre, al grito de “No nos engañan, Cataluña es España”. Los ultras se abrieron paso entre el público y empujaron al diputado Josep Sánchez Llibre (UDC), hasta llegar al escenario, según se puede ver en un vídeo que ha grabado una cámara de TVC presente en el acto. Allí, los neofascistas lanzaron la senyera al suelo y Chaparro golpeó el micrófono del atril. Unos instantes después se marcharon lanzando gases lacrimógenos, según los asistentes, y gritando “catalanidad es hispanidad”, un lema muy usado por el neonazi Casal Tramuntana de Barcelona. Varias personas resultaron heridas leves tras el ataque, que obligó a suspender el acto.

“Faltan más hostias”

El grupo que ha impulsado el ataque y algunos de los que lo lideraron son fácilmente identificables. “Somos la España en Marcha y ¡SÍ! estamos orgullosos de que en ESPAÑA un grupo de jóvenes patriotas por fin hagan frente al independentismo y al progresismo infernal que, desde hace años, se ríe de España”. Es lo que reivindicó poco después en su muro de Facebook el propio Pedro Chaparro Velacoracho, que justificó el ataque que acababa de liderar: “¿No es legítimo que un grupo de patriotas se defienda ante los ataques constantes que llevamos sufriendo desde hace años?”, se preguntó . Y acabó con una advertencia: “Faltan más hostias a repartir para vengar el delito de lesa patria que está cometiendo la casta política”.

En esta Diada ha estallado, pues, con una violencia insólita, un huevo que se venía incubando desde hace meses: el de la España en Marcha. En el ataque de ayer, además de banderas españolas lisas, de DN y de DNJ, se pudieron ver enseñas de otros de los grupos que integran esta plataforma. Por ejemplo, de la Falange-FE. Su jefe nacional, Manuel Andrino Lobo, también es identificable entre los atacantes.

Otra enseña que se pudo ver es la de Alianza Nacional. Este es el partido por el que el asesino convicto de Guillem Agulló, Pedro Cuevas, se presentó a las elecciones municipales de Xiva (Valencia) en el 2007. El jefe de AN, Pedro Pablo Peña, también ha cumplido una pena de prisión por planear un atentado con explosivos contra presos de ETA.

Chaparro, por su parte, es una cara conocida de la ultraderecha barcelonesa. El 12 de octubre de 2011 ejerció de portavoz del concierto neonazi que su partido organizó en el barrio de Poblenou de Barcelona. Y hace tan sólo dos meses, el 20 de julio pasado, ofreció una charla ante una cuarentena de jóvenes, algunos de estética cabeza-rapada, en la librería Europa del neonazi convicto Pedro Varela, en el barrio de Gracia. En aquella ocasión, Chaparro se pudo ir cruzando las líneas de mozos antidisturbios que custodiaban el acto frente a las protestas de antifascistas sin tener que dar ninguna explicación. La noche antes habían aparecido pintadas de DNJ por el barrio, como también aparecieron en la noche previa a la Diada. Y como aparecen a menudo últimamente en Barcelona, por ejemplo en la sede del Punt/Avui en el barrio del Raval.

En las dos imágenes de la izquierda, Pedro Chaparro, dirigente de las juventudes de Democracia Nacional, durante el ataque. A la derecha, Chaparro hace unos meses.

El dirigente de Falange Española Manuel Andrino. En las dos fotos de la izquierda, durante el ataque. En la de la derecha, durante un acto falangista.

Las pintadas de DNJ abundan en Barcelona últimamente

Los jefes de los diversos grupúsculos que la conforman pusieron de largo la España en Marcha, de la que se desmarca el Movimiento Social Republicano -que no ve con buenos ojos la acción de esta Diada-, en un acto en un hotel de Madrid el pasado 3 de marzo al que asistieron un centenar de personas. Antes, la plataforma unitaria de la ultraderecha españolista ya había organizado acciones, como el homenaje a la División Azul en el cementerio de la Almudena de la capital española el 9 de febrero pasado. Ahora piensan seguir haciendo acciones: el 28 de este mes han programado una quema de banderas en Madrid. Y el 12 de octubre aseguran que pretenden acudir a Barcelona.

[Artículo publicado en La Directa]

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Directa

La Directa

9 comentarios

  1. NeoTom
    NeoTom 24/09/2013, 18:14

    Si tengo que elegir entre los ultras y la burguesía catalana de toda la vida, me quedo con los ultras

    Responder a este comentario
  2. Frayputérico
    Frayputérico 13/09/2013, 08:35

    Desde luego,
    hay que ser subnormal para hacer un discurso a favor de la independencia en madrid.
    Lo mismo hubiera pasado si se hace un discurso a favor de la hispanidad en Barcelona.

    Le pique, a quien le pique, me alegro que le den un toque de atención a este atajo de traidores, a ver si se dan cuenta que si siguen en esta línea, las consecuencias serán más graves.

    Responder a este comentario
  3. Mercedes
    Mercedes 12/09/2013, 20:25

    No estoy de acuerdo con estos actos vandálicos de la falange ni por supuesto con la quema de banderas ni de ninguna foto de nadie, porque no hay diálogo, son todos unos dictadores, los unos y los otros. Vaya pais!

    Responder a este comentario
  4. Carmen
    Carmen 12/09/2013, 16:47

    ¿Pero como esperáis que este gobierno les pare los piés si es el heredero ideológico de los criminales franquistas?
    O es que no veis que mientras son tolerantes con estos neofascistas o franquistas, a quienes salimos a manifestarnos por Educación, Sanidad, por las hipotecas o por cualquier otra injusticia nos vigilan y reprimen como si fuéramos delincuentes y buscan cualquier excusa, y si no se la inventan, para apalearnos, detenernos y adelantarse ellos a declarar que hemos sido nosotros los agresores.

    Responder a este comentario
  5. Verbarte
    Verbarte 12/09/2013, 16:07

    Este atentado es consecuencia de la cesárea mal practicada, la Transición, que llevó al parto de la democracia que se supone que tenemos en España. http://wp.me/p2v1L3-nM

    Responder a este comentario
  6. Psicoloco
    Psicoloco 12/09/2013, 14:46

    Pues sí, a ver hasta dónde estos pollos la montan y hasta dónde el estado les permite montarla.
    Espero que haya tolerancia cero por parte del estado, aunque si el independentismo catalán sigue con esta fuerza, no me sorprendería que haya cierta tolerancia para que estos hagan el trabajo sucio.

    Al mismo tiempo, en un país donde la exaltación de símbolos fascistas no es delito sería una novedad que el gobeirno español tuviera una política de tolerancia cero con la violencia fascista. Y esto difícilmente lo va hacer el actual gobierno.

    También por eso consideraría muy sensato por parte del movimiento independentista evitar provocaciones innecesarias (del tipo quemar banderas españolas, por mucha simpatía que me provoque un acto así). Creo que la inmensa legitimidad que tiene el independentismo no hace necesarios actos de este tipo.

    Responder a este comentario
  7. vicent76
    vicent76 12/09/2013, 12:27

    Bueno pues, ya esta la incubadora trabajando a buena temperatura y al grado de humedad optimo. Veremos que pollos salen de aqui.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.