Falangistas sabotean un acto de la Diada en Madrid y agreden a asistentes [vídeo]

Una veintena de miembros de extrema derecha irrumpe en la celebración de la sede cultural de la Generalitat de Cataluña en Madrid y lanza gas lacrimógeno

Un grupo de militantes de extrema derecha ha irrumpido en la sede cultural de la delegación de la Generalitat de Cataluña en Madrid, el Centro Cultural Blanquerna, donde se celebraba un acto con motivo de la Diada, ocasionando desperfectos en el mobiliario y lanzando gas pimienta. Cinco personas han requerido atención médica.

Desde la cuenta del partido de extrema derecha La Falange, se han publicado muestras de solidaridad y apoyo con los agresores.

Los ultras, que portaban banderas españolas con el águila de San Juan, de Falange y de Alianza Nacional han lanzado gases lacrimógenos al interior de la sede de la Generalitat mientras lanzaban gritos de «Viva España» y «No nos engañan. Cataluña es España».

Entre los asistentes, estaban el senador del PNV Iñaki Anasagasti y el diputado de UDC en el Congreso Josep Sánchez Llibre, que se ha encarado a uno de los extremistas y ha sido zarandeado. Otros diputados como Teresa Cunillera (PSC) resultaron afectados por los gases.

aportacion la marea

Comentarios

6 respuestas a “Falangistas sabotean un acto de la Diada en Madrid y agreden a asistentes [vídeo]”

  1. Lo que debes esperar de las instituciones de ahora mismo es que si protestas contra las injusticias te detengan a tí.

  2. Este tipo de actitudes vandálicas cuando están tan politizadas suelen ir con dinero por detrás (pasaba en algunos portales del País Vasco en otros tiempos). Muy importante debe ser el pagador de estos talentos musicales para que se sientan tan impunes para hacer estas cosas a cara descubierta.

  3. Esto recuerda mucho a otra época en la que un grupo de personas pretendían (y lograron) imponer su ideología a la fuerza. Son violentos, están rabiosos, porque saben que son 4 gatos…no debemos permitir este tipo de cosas, es fascismo puro y duro, hay que ser más valiente y plantarle cara a esta gentuza. Y desde luego, desde las instituciones, prohibir partidos cómo Falange que ni son democráticos ni pretenden serlo y perseguir este tipo de conductas de una manera ejemplar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.