EEUU ayudó a Irak en sus ataques con armas químicas contra Irán

Los mandos militares y la inteligencia estadounidense tenían conocimiento del uso de gas nervioso, con una potencia mucho mayor de la que se ha visto esta semana en Siria

EEUU conocía el uso de armas químicas por parte del ejército de Irak durante la guerra contra Irán (1988) y, lejos de denunciarlo, ayudó a las fuerzas de Saddam Hussein facilitando material de inteligencia. Esto es lo que se desprende de varios de los últimos cables desclasificados de la CIA, según ha publicado en exclusiva la revista Foreign Policy.

Los mandos militares y la inteligencia estadounidense tenían conocimiento del uso de gas nervioso, con una potencia mucho mayor de la que se ha visto esta semana en Siria. En 1988, el ejército iraní había encontrado un agujero en las defensas de Hussein, y estaba a punto de decantar la guerra a su favor.

Sin embargo, EEUU avisó a los iraquíes e incluso les fue informando de los movimientos de tropa iraníes, aunque sabían que Hussein atacaría con gas sarin, un agente nervioso letal. También aportaron mapas con la localización de infraestructuras logísticas y detalles sobre las defensas antiaéreas iraníes.

A pesar de la continua negación de los ataques químicos por parte de los oficiales de EEUU, los papeles de la CIA y testimonios recogidos por Foreign Policy confirman que la administración de Reagan tenía toda la información al respecto.

“Los iraquíes nunca nos dijeron que pretendían usar gas nervioso. Ya lo sabíamos”, aseguró Rick Francona, coronel retirado de la Fuerza Aérea, a Foreign Policy.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner