lamarea.com

martes 19 junio 2018

Sociedad

El exalcalde de Carboneras señala a la Junta de Andalucía como responsable del Algarrobico

El socialista Cristóbal Hernández asegura que no había ninguna sentencia “firme” que impidiese su construcción

13 agosto 2013
16:56
Compartir
El exalcalde de Carboneras señala a la Junta de Andalucía como responsable del Algarrobico
Vista del hotel ilegal del Algarrobico. PEDRO ARMESTRE

El hotel ilegal Azata del Sol, más conocido como El Algarrobico, se levantó en medio del Parque del Cabo de Gata-Níjar, a pie de playa, porque contaba con todos los informes favorables y no había ninguna resolución judicial “firme” que lo impidiese. Así lo ha argumentado el exalcalde socialista de Carboneras, Cristóbal Fernández, ante la jueza instructora en el Juzgado número 3 de Vera (Almería) esta mañana. Fernández, imputado junto a seis de sus concejales en aquel momento, ha declarado que la calificación del terreno como urbanizable se llevó a cabo porque contó con “todos los informes sectoriales en sentido favorable” y con la aprobación definitiva por parte de la Junta de Andalucía, según publica hoy Europa Press.

Juan Manuel Llerena, el abogado de cuatro de los seis concejales que acompañan a Fernández como acusados por un delito de prevaricación ha asegurado que sus representados se limitaron a votar a favor en un “pleno de confirmación”. El letrado ha destacado, en la misma línea que el exalcalde, que todos los informes técnicos y jurídicos eran “favorables al igual que los de la Junta de Andalucía”.

“Si hubiera sido alcalde en 2011, habría asumido todas las resoluciones de los tribunales con respecto al Algarrobico pero eso corresponde ahora al actual equipo de gobierno”, ha declarado el exalcade a la salida de su declaración. Según el equipo de gobierno al frente del ayuntamiento de Carboneras cuando se recalificaron los terrenos, este mastodonte hotelero, convertido en símbolo de la lucha ecologista contra los desmanes en el litoral, es una realidad porque nada lo impidió. Desde marzo de 2012 una sentencia firme del Tribunal Supremo dispuso que era ilegal obligando a la demolición del edificio y la restauración del espacio a su estado original.

La acusación la firma el fiscal de Medio Ambiente de Almería, José María López Cervilla. Fue en julio de 2012 cuando presentó una denuncia contra el actual alcalde de Carboneras por considerar que el regidor “hace caso omiso” de las muchas resoluciones judiciales irrevocables en torno a El Algarrobico. “El fiscal ha ido tirando del hilo y ha llegado hasta el anterior equipo de gobierno”, ha declarado el letrado de Ecologistas en Acción, José Ignacio Domínguez.

“Es el momento de encontrar los responsables de este atentado ecológico”, asegura el abogado. El representante de los ecologistas insiste en que la mole hotelera “es ilegal por partida doble: porque no respeta la zona de protección del nivel del mar y porque está ubicado en un Parque Natural”. “El alcalde declaró como urbanizables unos terrenos después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dictara un auto en el que se reflejaba la necesidad de devolver al Algarrobico a su protección anterior al 1994. Ahora van a rendir cuentas por una mala ‘interpretación’ del auto”, explica el letrado.

El apartado de la reformada Ley de Costas que dibuja las nuevas normas para calificar como urbanizables los terrenos marítimos que antes de 1988 tuviesen determinadas características (como poseer luz y agua), según Domínguez, “casi legalizó el Algarrobico: según el primer borrador de la ley era legal, pues había unas casitas anteriores a 88 con agua y luz en estos terrenos. Más tarde añadieron la cláusula que decía que debía estar por lo menos un tercio construido, y ahí fue cuando el hotel se quedó fuera”.

Ecologistas excluidos

Los ecologistas no han estado presentes en las declaraciones de los imputados y testigos, pues la imposición de una fianza de 3.000 euros para poder personarse ha excluido a Ecologistas en Acción de la causa judicial. Domínguez ha interpretado esta decisión como un intento de “impedir el ejercicio del derecho de acción popular”.

El letrado de los ecologistas asegura que el juicio no acabará hoy, pues faltan por declarar varios testigos. Cuando acaben las declaraciones, el fiscal decidirá qué hacer con el caso del Algarrobico: abrir un juicio oral o archivar el caso. “Es posible que se archive”, teme Domínguez, “a mí me mosquea que nos hayan pedido la fianza para apartarnos de algo que conocemos tan bien, así no podemos pedir pruebas ni informes”.

Jaime del Val, de la plataforma Salvemos Mojácar, albergaba esta mañana la esperanza de que “el alcalde sea condenado como responsable que es”. Además, considera que “la condena debería ir acompañada de la demolición definitiva del hotel” aunque reconoce que éste no es más que uno de “los muchos pleitos que tiene abiertos el Algarrobico”.

[¿Quieres saber más sobre la Ley de Costas? Descúbrelo]

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.