lamarea.com

lunes 24 septiembre 2018

Sociedad

300 personas marchan en Barcelona contra un acto de la ultraderecha en la Librería Europa

Un grupo antifascista marcha tras la pancarta ‘En nuestras calles ni fascismo, ni racismo, ni españolismo’, como repulsa contra una charla de Democracia Nacional

22 julio 2013
20:33
Compartir

BERTRAN CAZORLA // El lema: En nuestras calles ni fascismo, ni racismo, ni españolismo. Detrás de esta pancarta marcharon unas 300 personas el sábado por la tarde por las calles de Gràcia (Barcelona) para protestar contra una charla de la ultraderechista Democracia Nacional (DN) en la Librería Europa, regentada por el neonazi convicto Pedro Varela. La marcha quedó paralizada por los Mossos d’Esquadra en la calle Sèneca, donde está este establecimiento: la policía bloqueó las entradas con cuatro unidades antidisturbios. Custodiaba así la cuarentena de ultraderechistas que asistieron a la conferencia. Muchos de ellos eran jóvenes con las cabezas rapadas, y al menos uno ha estado relacionado con una agresión racista, la que sufrió un adolescente hindú el pasado enero en el Raval. A pesar de esto, los ultras pudieron irse sin ser identificados, mientras que cinco antifascistas lo fueron al acabar la marcha. Aquella misma tarde, la policía también destinó dos unidades antidisturbios más a custodiar un acto de Anglada en un polígono industrial desierto, que no estuvo acompañado por ningún tipo de movilización.

La manifestación gracienca llegó a la calle Sèneca después de arrancar de la plaza del Diamant, recorrer diversas de las plazas de Gràcia, entre ellas la de la Vila. En los tramos más concurridos, participaron 300 personas. Además de los cánticos antifascistas habituales y de los que recordaban a Guillem Agulló o Carlos Palomino, “víctimas de asesinato de odio”, los manifestantes corearon también proclamas como “Barrio de Gràcia, barrio antifascistas” o “Librería Europa, fuera del barrio”. Y, en la fachada de la sede del distrito, uno de ellos opinó en una pintada: “Ayuntamiento cómplice”, haciendo referencia a las dos décadas durante las cuales la Librería Europa lleva funcionando como uno de los centros de difusión de ideas negacionistas y neonazis de Europa.

Estas proclamas evidenciaban el carácter especialmente combativo de una marcha convocada por Gràcia Antifeixista, una plataforma creada ad hoc para reponder a la charla organizada por la Librería Europa por la rama juvenil de DN y que reunió a colectivos de la izquierda independentista y libertarios que en los últimos meses están estrechando su colaboración en Gràcia. También hace unos meses que Unitat Contra el Feixisme i el Racisme ha constituido un núcleo en el barrio. Aunque esta entidad está articulando la campaña Cerramos la Librería Europa, no participó en la convocatoria, que sí que difundió, por motivos de tiempo.

La noche anterior a la charla ultra aparecieron dos cruces célticas y el acrónimo DNJ en la tiendas de merchandising independentista Mai Morirem, según denunciaron sus dependientes. Este fue el incidente más grave de toda la jornada, a pesar de que los Mossos acabaron interceptando a los manifestantes cuando ya se iban, bloqueando la calle Gran de Gràcia en pleno sábado por la tarde con cinco furgonetas de la Brigada Móvil, e identificaron a cinco personas.

Por el contrario, la cuarentena de ultras que asistieron al acto de DN pudo irse de la calle Sèneca, cruzando las líneas policiales, sin ser identificados. A pesar de que algunos de ellos llevaban camisetas que hacían apología del franquismo, como uno que llevaba en la espalda un gran escudo franquista. Otros eran jóvenes integrantes de los jovencísimos grupos de skins ultras que últimamente se han dejado ver en Barcelona. Uno de los asistentes, por ejemplo, aparece en la fotografía que se hizo un grupo de cabezas rapadas en enero en la plaza de Castilla del Raval, después de agredir a un adolescente de origen hindú, y ha acudido, siempre con la estética cabeza-rapada, a concentraciones españolistas como la del pasado 6-D en la plaza Sant Jaume. A pesar de todo, el líder de DNJ y organizador del acto en la Librería Europa, Pedro Chaparro, que es el mismo que hizo de portavoz en el concierto neonazi celebrado el 12 de octubre de 2011 en Poblenou, aseguró a La Directa que nadie que no fuese de la organización había grabado el acto y que los asistentes no habían sido identificados.

Dos unidades antidisturbios más para proteger a Anglada en un polígono industrial desierto

Poco más tarde, en un polígono industrial a caballo entre Sant Boi de Llobregat y Viladecans, dos unidades de ARRO custodiaron el restaurante que alojó una cena de la agrupación local de Plataforma por Catalunya (PxC), en la cual participó el líder del partido, Josep Anglada. El establecimiento, la Cantina de Caorell, no hizo caso de las peticiones que hicieron activistas antifascistas por teléfono y correo para que no permitiera que PxC montara un acto político ultra a sus instalaciones. Finalmente, la cena tuvo lugar sin ningún tipo de movilización en la calle, una vía de un polígono industrial que un sábado por la tarde estaba completamente desierta. A pesar de eso, los Mossos desplegaron las dos unidades mencionadas y registraron exhaustivamente a cualquier persona o vehículo que se acercase al lugar.

En el acto, Anglada acogió a un puñado de exmilitantes y excandidatos de Ciutadans (C’s) en Viladecans, según la formación. De hecho, tanto esta población como la vecina Sant Boi de Llobregat son dos de los municipios donde PxC sustituyó a C’s en las últimas eleciones locales: en 2011 la formación ultraderechista de Anglada obtuvo exactamente el mismo número de concejales que había obtenido la formación españolista de Albert Rivera en 2007 (uno en Viladecans y tres en Sant Boi de Llobregat).

[Artículo publicado en La Directa]

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Directa

La Directa

1 comentario

  1. Pilar
    Pilar 23/07/2013, 13:33

    Estic amb vusaltres: ni fascismo, ni racismo, ni la España cainita y troglodita, hoy en su apogeo, aquella que “hiela el corazón” a la poca España sensible que queda. ¡Cuanta sabiduría tenía aquel honesto Antonio Machado!.
    Yo, nacida y residente en Aragón, tampoco me identifico para nada con esta España. Yo tampoco me siento española.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".