lamarea.com

sábado 23 junio 2018

Internacional

La crisis amenaza con romper el gobierno de Portugal

El ministro de Exteriores y líder del socio menor de la coalición de centroderecha, Paulo Portas, dimite porque no está de acuerdo con la continuidad de la política de austeridad.

02 julio 2013
20:10
Compartir

Portugal podría ser el siguiente país en crisis donde las políticas de austeridad conducen a una ruptura del Gobierno. El Ejecutivo de centro-derecha del primer ministro Pedro Passos Coelho está al borde de la quiebra tras la dimisión de sus dos principales ministros.

El lunes, el ministro de Finanzas Vitor Gaspar, el arquitecto de los recortes y subidas de impuestos dictadas por la Troika, renunció a su cargo, cansado de la división interna en el gabinete, los recientes varapalos del Constitucional a sus presupuestos y la falta de apoyo social para su política económica.

Esta tarde, el titular de Exteriores Paulo Portas, líder del CDS, el socio menor en el Gobierno de coalición, también tiró la toalla. Portas, un antiguo periodista y hábil dirigente populista, admitió sin tapujos que las diferencias con Passos Coelho sobre el sustituto de Gaspar al frente del crucial ministerio habían provocado su renuncia. El primer ministro había impuesto a su candidata, la hasta ahora secretaria de Estado de Hacienda, Maria Luis Albuquerque, contra la voluntad de su socio, lo cual ha sido interpretado como una apuesta por la continuidad de la política de austeridad de Gaspar.

“En consecuencia, y teniendo en cuenta la importancia decisiva del ministerio de Finanzas, continuar en el Gobierno sería un acto de simulación. No es políticamente sostenible ni personalmente exigible”, declaró Portas en un comunicado que se publicó poco después de que Albuquerque tomara posesión de su cargo.

Passos Coelho declaró esta tarde que no piensa dimitir ni acepta la renuncia de Portas. En una intervención televisada el jefe de Gobierno expresó su sorpresa por la dimisión del titular de Exteriores y subrayó que hará “absolutamente todo lo posible” para garantizar la estabilidad política en Portugal.

En Portugal ha aumentado sensiblemente la resistencia contra los recortes, que, lejos de sacar el país de la crisis, han disparado el paro y empobrecido grandes capas de la sociedad. También Portas se había sumado últimamente a las críticas del cumplimiento estricto de las condiciones del rescate por 78.000 millones, y en por lo menos una ocasión ya había amagado con romper la coalición.

Queda por ver, si el CDS abandona el PDS de Passos Coelho, lo cual llevaría inevitablemente a elecciones anticipadas, algo que los socialistas ya demandaron desde hace meses.

El primer ministro no tiene mayoría en el Parlamento de Lisboa y los socialistas llevan meses pidiendo elecciones anticipadas después de romper un pacto de Estado con Passos Coelho, a través del cual apoyaban los recortes.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Thilo Schäfer

Thilo Schäfer

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.