Inmigrantes en época de crisis: mujer, con mayor preparación y de mediana edad

Según el Anuario de la Inmigración, el perfil de trabajador inmigrante es el de una mujer de entre 35 y 65 años y vinculada al sector terciario

La crisis económica ha hecho que cambiase el perfil del trabajador inmigrante que ahora es mayoritariamente mujer, con un mayor nivel de estudios y perteneciente al colectivo de 35 a 64 años. Hace cinco años lo dominaban los jóvenes de 16 a 34 años.

La inmigración ha perdido en torno a 900.000 empleos desde el inicio de la crisis (2008), pero “la situación ha empeorado en los dos últimos años en los que se perdieron más de la mitad de esos empleos. Ha sido un choque muy severo para este colectivo”, tal y como explica el catedrático de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, Josep Oliver.

Estos son los datos principales del Anuario de la Inmigración que se presentó ayer en la Fundación Ortega-Marañón y que demuestra que los españoles, cada vez más se muestren “menos preocupados por la situación de los inmigrantes en nuestro país y más por los que emigran”, como explican los responsables del estudio.

El estudio destaca que desde el comienzo de la crisis en 2008 y hasta 2011 se han registrado en España más de 1,3 millones de bajas residenciales, pero apunta que el 91 por ciento de éstas provienen de la inmigración reciente, ya que “continúa el retorno y la reemigración de inmigrantes”.

El perfil de los emigrantes españoles, resalta el estudio, son jóvenes entre 25 y 35 años, con nivel educativo medio-alto. Añade que los diez países que más atraen a la emigración española entre 2008 y 2011 representan el 61% del total de emigraciones y, entre ellos, sobresalen el Reino Unido (14.926), Francia (11.851), Estados Unidos de América (11.394), Alemania (8.641) y Suiza (5.227).

Por otro lado, en el año 2012 las remesas han caído a valores semejantes a 2006, con un valor total de alrededor de 6.800 millones de euros, un 20% menos que su máximo en 2008. Colombia, Ecuador y Bolivia son los principales destinos de las remesas de inmigrantes enviadas desde España.

Otros dos puntos que destaca el informe es la paz social “pese a la profunda recesión y el elevadísimo desempleo” y que, a nivel nacional, la población inmigrante “es beneficiaria tan sólo del 5,2% del gasto público sanitario efectuado en España”.

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner