lamarea.com

sábado 23 junio 2018

Economía

Falciani denuncia falta de ayudas para luchar contra la corrupción

El extrabajador del HSBC concede una entrevista a eldiario.es en la que apela a atacar al origen del sistema.

13 junio 2013
13:00
Compartir
Falciani denuncia falta de ayudas para luchar contra la corrupción
Hervé Falciani en la Audiencia Nacional.

Hervé Falciani, el ingeniero informático que sustrajo información sobre cuentas bancarias en Suiza mientras era empleado del banco HSBC, ha asegurado que tras su “experiencia trabajando con la justicia”, su primera conclusión es que “no tienen suficientes ayudas ni dinero para luchar contra esto”.

En unas declaraciones a Belén Carreño, periodista de eldiario.es, recuerda que “todo el dinero que se invierta en luchar contra la corrupción es un paso para un mundo mejor para todos”. Asimismo, se muestra “abierto a trabajar con otras personas para luchar contra la corrupción”. Esta es la primera vez que habla ante una cámara tras la entrevista que concedió a El País el pasado mes de abril.

Falciani, que fue detenido en España el pasado 1 de julio, está en libertad tras rechazar la Audiencia Nacional una petición de extradición por parte del Gobierno suizo. El delito: revelación de datos fiscales. Y es que el ingeniero maneja una lista de, al menos, 3.000 contribuyentes españoles con cuentas sospechosas de evasión fiscal en bancos suizos.

La Fiscalía Anticorrupción y la Agencia Tributaria están trabajando junto a Falciani en la lista, de la que no quiere facilitar nombres ya que a su juicio la investigación debe ser global y centrarse en cómo funciona el sistema. La información está encriptada y son las mismas fiscalías las que deben extraer por sí mismas la información y recomponer un puzzle de pruebas.

Cartas desde la cárcel

El mismo Falciani hace unos meses ya envió desde la cárcel dos cartas, escritas por él mismo en español, a la presidenta de su grupo de apoyo, Gloria de Haro. La revista asturiana Atlántica XXII tuvo acceso a ellas y permitió a La Marea reproducir extractos literales de ellas.

En las cartas aseguraba que “las grandes instituciones financieras son muy peligrosas y tenemos que encontrar la forma para hacer que las personas se pregunten a sí mismas si desean confiar en una banca liderada por mentirosos, falsificadores y corruptos”.

“Debemos juntar nuestras fuerzas y prepararlas. Todo se basa en reunir información e inteligencia, escuchar a las personas que están sufriendo abusos por este sistema actual y hacerlas partícipes a nuestro lado, ayudándolas a conocer que no están solas y darles las herramientas y los medios para que sus historias personales sean oídas (sic) y útiles para el resto”, concluía en una de sus misivas.

Este fin de semana, La Marea publicará en la web su dossier sobre evasión fiscal, tema principal de la revista del pasado marzo.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.