lamarea.com

lunes 24 septiembre 2018

Sociedad

La secretaria de la CGT Barcelona encarcelada el año pasado recupera el derecho a manifestarse

Laura Gómez quedó en libertad el 17 de mayo del año pasado, después de pagar una fianza de 6.000 euros

03 junio 2013
18:20
Compartir
La secretaria de la CGT Barcelona encarcelada el año pasado recupera el derecho a manifestarse
Laura Gómez, con pañuelo rojo y negro, en una manifestación con sus compañeros de sindicato.

Laura Gómez, secretaria de organización de la CGT de Barcelona, ya puede volver a participar en manifestaciones. Así lo ha decidido la sección décima de la Audiencia de Barcelona que a estimado el recurso presentado por el sindicato CGT contra la sentencia que hace más de un año le impuso a Gómez el juzgado de instrucción número 28 de Barcelona y que, entre otras cosas, le prohibía participar en manifestaciones.

La sindicalista fue detenida el 24 de abril de 2012 y pasí 23 días en prisión preventiva después de participar durante la hguelga general del 29 de marzo en una performance de la organización libertaria delante de la Bolsa de Barcelona, que consistió en la quema controla da de una caja de cartón con unos cuantos papeles, que simbolizaban billetes, sin que se registrara ningún incidente. Gómez quedó en libertad el 17 de mayo del año pasado, después de pagar una fianza de 6.000 euros.

La Audiencia considera el juzgado no justifica suficientemente la medida cautelar de limitar el derecho de reunión y manifestación, ya que no concreta las denuncias anteriores por conductas agresivas de Gómez y que fundamentarían el riesgo de reincidencia delictiva en que se basa la restricción.

Por la simple participación en la citada acción, a Gómez le imputaron los delitos de desórdenes públicos, incendio, coacciones y delito relativo al ejercicio de los derechos fundamentales y las libertades públicas, acusaciones que llevaron a la Fiscalía a perdir hasta 36 años de prisión si se estimara la condena máxima para cada uno de los presuntos delitos.

En un comunicado, la CGT ha recordado que siempre han defendido que con esta medida cautelar “se estaba vulnerando un derecho fundamental, como es el de manifestación”. Para el sindicato, “la detención y encarcelamiento de Laura fueron una aberración desproporcionada enmarcados en la campaña represiva que inició el anterior consejero de Interior Felipe Puig y el director general de los Mossos, Manel Prat”.

[Artículo publicado orginalmente en El Triangle]

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
El Triangle

El Triangle

2 comentarios

  1. Patogeno
    Patogeno 04/06/2013, 22:12

    A seguir luchando compañera.

    Que la condenasen por incendio cuando el que nos quemo el bosque el año pasado en Valderrobres no pisase ni la comisaría es de esas cosas que consiguen que no crea en el estado.

    Responder a este comentario
  2. Krapocho
    Krapocho 03/06/2013, 18:34

    Menosmal que aún quedan algunos sindicatos de los cuales no hay que avergonzarse, pues siguen siendo combativos y por ello reciben la represión del estado. Ahí están la CGT y el SAT, entre otros.

    Espero que en el futuro aumente el apoyo de los sindicatos ahora minoritarios, porque parece difícil que los mayoritarios recuperen su combatividad.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM63 – Septiembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

10 años después de la crisis financiera: nuestros ‘dirigentes’ nos han fallado, el futuro depende de nosotros 

"El 15 de septiembre se cumplirán 10 años desde que la quiebra de Lehman Brothers abrió una caja de Pandora", afirman.

Los socios/as escriben

Nicaragua: La corrupción de lo mejor

"Durante estos años en España se hablaba muy poco de Nicaragua. Sólo llegaban el color de las banderas rojinegras y el discurso revolucionario de Ortega".