lamarea.com

miércoles 18 julio 2018

Política

“La policía vendió explosivos a ETA en la época de Aznar”

El secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José Manuel Sánchez Fornet, destapa en Twitter las supuestas prácticas de la lucha antiterrorista de anteriores gobiernos del PP

30 mayo 2013
11:42
Compartir
“La policía vendió explosivos a ETA en la época de Aznar”
Captura de pantalla de uno de los tuits escritos por José Manuel Sánchez Fornet

MADRID // José Manuel Sánchez Fornet, secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP), la central sindical mayoritaria del cuerpo, afirmó ayer en la red social Twitter que el gobierno de José María Aznar vendió armas a ETA en dos ocasiones.

“Quizás se pueda explicar por qué se vendieron explosivos a ETA en dos ocasiones desde la Policía con Gobiernos de Aznar. Y qué cargo político ocupaba Rajoy entonces. Y también quienes avisaron en marzo del pasado año a tres comandos de ETA en Francia para que escaparan del control”, sostuvo Sánchez Fornet.

Pero esta acusación no fue la única. El policía pintó en Twitter un panorama de prácticas que podrían ser delictivas en la lucha antiterrorista en el que salen mal parados los ejecutivos del PSOE, los del PP y también el jefe del Estado, Juan Carlos I.

La polémica se inició cuando una periodista le preguntó por el exsecretario de Estado de Seguridad socialista, Rafael Vera, al que Sánchez Fornet describió como “amigo de sus amigos y mortal para sus enemigos”.

Vera, según el policía, “apoyó la guerra sucia. Fue muy tolerante con la tortura. Se quedó con el dinero de fondos reservados, como tantos otros. De lo que yo sé, todo lo que ha dicho hasta ahora Vera es cierto.”

Por si no había quedado claro, Sánchez Fornet, remachó: “Que le pregunten si González y al si rey conocían la guerra sucia del GAL”.

Tras confirmar la versión que Vera lleva años sosteniendo, que apunta a que las instrucciones para crear los GAL vinieron de lo más alto de la cúpula del Estado, el secretario general del SUP, describió lo que definió como “cloacas del Estado”, unas cloacas sobre las que se plantea “escribir un libro”.

Para empezar, acusó a los gobiernos de José María Aznar de haber vendido armas a ETA “en dos ocasiones” para “rastrear los explosivos”. E incluso ofreció nombres, como el de “Federico Trillo. Han dado el nombre. El del Yak42. El que ha actuado ahora contra los imputados del Faisán. Conciencia manchada de sangre”.

El caso Faisán

Con estas declaraciones, que desde ayer son uno de los temas más comentados en Twitter, Sánchez Fornet reitera lo que ya afirmó en el programa de televisión El Intermedio, en el que criticó la decisión de acusar a los dos únicos procesados por el caso Faisán, el ex jefe superior de Policía del País Vasco Enrique Pamies y el ex inspector de la Brigada de Información de Álava José María Ballesteros, del delito de colaboración con banda armada.

La decisión de procesar a estos dos policías le pareció entonces al representante del SUP, “infame, una vergüenza, una decisión que sólo tiene explicación desde el punto de vista de obedecer instrucciones políticas”, Con esta decisión la moral de la Policía “queda por los suelos”, dijo.

Anteriormente, la sala de lo penal de la audiencia nacional había decidido por unanimidad que no había indicios suficientes para mantener el procesamiento de estos dos responsables policiales.

Con respecto al supuesto “chivatazo” policial a ETA que originó este caso, Sánchez Fornet explicó que “si hubo chivatazo fue para favorecer el seguir trabajado contra ETA y no para favorecer a los terroristas”.

En el programa de televisión, el secretario general del SUP, justificó el hecho de que las Fuerzas de Seguridad del Estado vendieran explosivos a la banda terrorista. El objetivo de esta acción era “intentar rastrear el almacén de los explosivos de ETA. Algo que, dijo, no transcendió “porque esas cosas no se suelen decir”.

Tras estas declaraciones y la polvareda que han suscitado en la red social, Sánchez Fornet se disculpó por no poder contestar a todos los mensajes que está recibiendo y prometió “seguir contando”, eso si no tiene “un accidente”.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

4 comentarios

  1. Alberto
    Alberto 03/07/2014, 01:23

    Dedicado a Esperanza

    Responder a este comentario
  2. Observer
    Observer 30/05/2013, 12:20

    Leñe, que pone que iban con baliza para deternerles, como en el caso Sokoa de González…hoy lo ha explicado.

    Responder a este comentario
  3. verdeynegro
    verdeynegro 30/05/2013, 12:16

    ¿y tener conocimiento de esos hechos y no ponerlos a disposición de los tribunales, o denunciarlo en comisaría ( que no le pillará lejos ) , no es un delito ? si yo afirmo que conozco planes del ALQUEDA para atentar o que se quienes les dan armas, y no lo denuncio creo que me llevan de no muy buenas maneras a la comisarías y a los tribunales

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

El circo de la miseria

Jon Baldwin reflexiona sobre los medios de comunicación de masas en el caso de los seiscientos inmigrantes que llegaron a bordo del Aquarius: "estos seiscientos son los primeros seiscientos, que yo recuerde, convertidos en atracción de circo, en carnaza mediática".

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.