lamarea.com

jueves 21 junio 2018

Política

Los empresarios reclaman a Patrimonio el yate Fortuna al que renunció el Rey

Se trata de un regalo al monarca en el año 2000 por empresarios mallorquines, entre ellos los máximos responsables de Sol Meliá, Barceló, Globalia, la Caixa o la Caja de Ahorros de Baleares “Sa Nostra”.

27 mayo 2013
18:01
Compartir
Los empresarios reclaman a Patrimonio el yate Fortuna al que renunció el Rey

Los empresarios que en el año 2000 donaron el yate ‘Fortuna’ al rey Juan Carlos han firmado una solicitud ante Patrimonio Nacional para pedir la devolución de la embarcación.

El motivo es que, a su juicio, esta donación fue “modal o finalista” y ahora, tras conocer que el Rey ha renunciado a su uso y disfrute tiene que volver a manos de la Fundación Turística y Culturas de las Islas Baleares, que agrupa a los mayores empresarios de la isla y que realizó el regalo.

La presidenta de esta entidad, Carmen Matutes, recuerda que la donación que efectuó la Fundación a favor del Patrimonio Nacional en fecha 19 de junio del año 2000 establecía, en el expositivo III, que la decisión de donar la embarcación era “para el uso y disfrute de Su Majestad el Rey y de los miembros de la Real Familia”.

La Fundación quiere ahora recuperar parte del dinero que costó el barco, unos 18 millones de euros, de los que el gobierno balear puso casi tres.

Tras la renuncia del monarca a seguir disfrutando del yate, ahora debe ser el Consejo de Ministros quien decida el futuro del yate. El gobierno podría decidir subastar el barco, que permanezca como bien del Estado o hacer caso a la Fundación y devolverlo a los empresarios que lo pagaron en su momento.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

3 comentarios

  1. Antonio
    Antonio 28/05/2013, 19:23

    Ahora que el viejo no puede, dice que lo devuelve

    Responder a este comentario
  2. Flanagan
    Flanagan 28/05/2013, 12:05

    Ahora comprendo por qué durante mi vida de 82 años, jamás he podido comprarme un barquito como ese.
    ¡Es porque nunca he sido rey, coño!

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.