Los recortes aceleran la ‘fuga de cerebros’

Españoles brillantes que no tienen sitio en su país triunfan en proyectos científicos en el exterior

Bajo las órdenes de Shoukhrat Mitalipov se encuentra un equipo formado por varios investigadores. Sus apellidos, Tachibana, Sparman, Sugawara… y entre ellos uno reconocible: Martí-Gutiérrez. Todos forman el equipo de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregón que ha conseguido clonar células madre de embriones humanos.

Estas investigaciones abren el camino a muchas aplicaciones terapéuticas. Por ejemplo, estas células madres podrían seleccionarse para que un paciente recibiese un autotrasplante que, al tener el mismo material genético, podría realizarse sin riesgo de rechazo. Y en este descubrimiento ha participado una española: Nuria Martí-Gutiérrez.

Esta bióloga llegó a Estados Unidos tras ser despedida en el ERE (Expediente de Regulación de Empleo) que sufrió el Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia (CIPF). Este centro público despidió hace un año y medio a 114 trabajadores. Los recortes también significaron el cierre de 14 líneas de investigación.

Una de las afectadas fue Martí-Gutiérrez, licenciada en Biología por la Universitat de València en 2003 y que llegó al campo de la investigación de la mano del profesor Stojkovic en el mismo CIPF. En febrero de 2012, tras su despido, llegó a Oregón para incorporarse como investigadora asociada y ahora su nombre aparecerá ligado a uno de los grandes descubrimientos científicos de los últimos años.

Ya en diciembre de 2012 un equipo de esta misma universidad estadounidense, con la participación de dos científicos españoles, ya consiguió reemplazar el ADN mitocondrial defectuoso por otro sano en un óvulo humano, lo que podría ayudar a evitar la aparición de enfermedades genéticas de herencia materna.

Un físico en la élite sin beca

La salida al extranjero es visto cada vez más como una opción para los científicos españoles. Aún se está a la espera de conocer las condiciones de la convocatoria para este año del Plan Nacional de Proyectos de Investigación, aunque ya el año pasado se redujo su presupuesto un 20 por ciento. Las becas de investigación son cada vez menos y los contratos a jóvenes investigadores están parados.

Bien lo sabe Diego Martínez, un investigador gallego considerado por la Sociedad Europea de Física como el mejor joven en su campo por su participación en el experimento LHCb del Gran Colisionador de Hadrones (LHC). Martínez quería volver a España pero el Gobierno le ha negado una beca Ramón y Cajal para regresar a España.

Comentarios

3 respuestas a “Los recortes aceleran la ‘fuga de cerebros’”

  1. Mucho más importante que invertir en diseño de vacunas, tratamientos médicos o antibióticos de nueva generación lo verdaderamente productivo es gastar el cada vez más escaso dinero de nuestros impuestos en enseñar a la infancia que todas las enfermedades se curan rezando a un barbado extraterrestre o a cualquiera de los miles de beatos y santos de la imaginería cristiana. ¿Para qué invertir en desarrollo tecnológico cuando sabemos fehacientemente que la virgen del Rocío es la que verdaderamente genera los puestos de trabajo?. ¿Para qué intentar comprender los procesos biológicos o químicos si podemos estudiar la Sábana Santa o la vida de Jesucristo? ¿Para qué estudiar el cambio climático o diseñar sistemas de riego inteligentes si con sacar al santo en rogativa solucionamos el problema de la sequía? http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2013/05/para-que-invertir-en-investigacion-si.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner