lamarea.com

martes 19 junio 2018

Opinión

El día en que Zapatero debió dimitir y dar una lección de democracia

El 12 de mayo de 2010, el presidente pegó un volantazo a su política ante las presiones de la UE, Alemania y EEUU.

12 mayo 2013
17:16
Compartir

MARCO SCHWARTZ // En un día como hoy, hace tres años, el entonces presidente José Luis Rodríguez Zapatero anunció en el Congreso de los Diputados un plan de recortes que la prensa calificó como el mayor tijeretazo social de la democracia (y que, visto en perspectiva, era tímido en relación con los hachazos que vendrían con el Gobierno del PP). Tres días antes, Zapatero había sido llamado a capítulo por la UE y la canciller Merkel. Cada vez son más los simpatizantes socialistas que opinan que lo que debió hacer el presidente aquel 12 de mayo de 2010 fue dimitir y convocar elecciones, ya fuera para marcharse sin adoptar unas medidas que chocaban con su programa o, si estaba convencido de la utilidad o inevitabilidad de las mismas, para pedir un nuevo voto de confianza de los electores después de explicarles con claridad qué se disponía a hacer en el nuevo mandato. Pero Zapatero no solo no dimitió, sino que a partir de aquel momento inició una espiral de actuaciones que enconaron de manera creciente el ánimo de los simpatizantes del PSOE y provocaron la hecatombe electoral del 20 de noviembre de 2011.

En un primer momento, el presidente exhibió una mezcla de gravedad y turbación al anunciar los ajustes. Dos meses más tarde, cualquier atisbo de vacilación había desaparecido. Zapatero se mostraba convencido de sus decisiones y se presentaba como un mártir incomprendido por los suyos pero dispuesto a sacrificarse por España. “Voy a seguir ese camino, cueste lo que cueste y me cueste lo que me cueste”, proclamó en el Debate sobre el estado de la nación de julio de 2010. Siguieron en el tiempo fotografías que lo mostraban complacido tras recibir las felicitaciones de Merkel y el FMI o rodeado en la Moncloa de los más grandes empresarios del país, que no cesaban de pedir más recortes, reformas y bajadas salariales.

La indignación fue en constante aumento. El 29 de septiembre de 2010 se produjo una huelga general y el 15 de mayo de 2011 surgió como una tromba el Movimiento 15-M,  un fenómeno contestatario novedoso que exigía una “democracia real”. Una semana después, las elecciones autonómicas del 22 de mayo supusieron una severa derrota del PSOE, que era sólo un abrebocas de la próxima debacle en las generales. Pero Zapatero estaba desatado con sus reformas, convencido de que se estaba sacrificando por el bien de los españoles y ajeno a la contestación desde sus propias filas, sobre todo de los barones que habían sido arrollados en las elecciones autonómicas.

El 26 de agosto de 2011 se produjo un acontecimiento que, para muchos simpatizantes socialistas, constituye uno de las mayores vergüenzas en la historia reciente del partido: Zapatero, previo acuerdo con Rajoy, presentó un proyecto de ley para modificar la Constitución e introducir la obligación de la estabilidad presupuestaria como mandato constitucional. El artículo 135 de la Carta Magna fue reformado con los votos de PSOE y PP de modo que no solo consagra el equilibrio presupuestario, sino que otorga “prioridad absoluta” al pago de la deuda a los acreedores por encima de cualquier otra consideración. No hubo un referédum posterior para que los ciudadanos se pronunciaran.

El 20 de noviembre de 2011 se produjo la anunciada catástrofe electoral. Pero, poco antes de marcharse, con su Gobierno en funciones, Zapatero tomó el 25 de noviembre una decisión que para muchos ciudadanos quedará como símbolo de la sumisión del poder político al financiero: indultó al consejero delegado del Banco Santander, Alfredo Sáenz, condenado por el Tribunal Supremo, y añadió en el indulto una disposición que eliminaba los antecedentes penales del banquero de modo que pudiera seguir ejerciendo su cargo. Más tarde, en febrero de 2013, el tribunal anuló esa coletilla en una sentencia en que criticaba con dureza al ya expresidente del Gobierno. El indulto se produjo en un momento de máxima indignación popular contra los banqueros, a los que se veía como los principales causantes de la crisis.

Todo esto ocurrió después de aquel tempestuoso 12 de mayo de 2010 en que Zapatero pegó un volantazo a su política ante las presiones de la UE, Alemania y EEUU. Por supuesto que su mandato, que se prolongó más de siete años, tiene muchos otros aspectos que habría que poner en la balanza para hacer la valoración gobal de su legado. Con respecto a las opiniones de que Zapatero debió dimitir y convocar elecciones antes de acometer las reformas neoliberales, él podrá alegar -y lo ha hecho- que la situación era tan apremiante que no permitía dilaciones. Pero son muchos los ciudadanos que rechazan ese argumento y consideran que el presidente perdió una oportunidad de oro para dar una lección de democracia. Además, los acontecimientos han demostrado que todas esas políticas iniciadas por Zapatero, y continuadas con más entusiasmo por Rajoy, tienen sumida a España en el abismo.

¿Tan difícil es dimitir?

[Artículo publicado en El mono político]

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

El Mono Político

El Mono Político

8 comentarios

  1. Vicente Per
    Vicente Per 20/05/2013, 21:52

    Parece que todos se olvidan del bueno de Felipe Gonzalez. El de Otan, de entrada no. El que nos dejó sin siderurgia, minería, ganaderia, vendió nuestra agricultura. Renunció a sus origenes convirtiendo al PSOE a un seudo-socialismo de salón. Todo para que ahora la Merkel diga que hemos despilfarrado lo que Europa nos ¿dió?.
    Y ahora encima ha estado constantemente aconsejando a Zapatero que debía seguir al pie de la letra los requerimientos de la Merkel, eso sí, entre habano y montecristo. ¿Que hizo favor de los trabajadores de a pie?

    Responder a este comentario
  2. gopala
    gopala 19/05/2013, 14:10

    A mi me hubiese sorprendido que alguien que se hizo con el poder con un golpe de estado hubiese dado una leccion de democracia. zETAparo hizo lo que se esperaba que hiciese, seguir emprobreciendo a los ciuadanos , a los obreros en particular y al pais entero como tal. Eso si, a él con todo lo que nos ha robado y la pension que le ha quedado cercana a los 100.000 euros + corruptelas y prevendas varias le ha ido muy bien. Ahora debe estar riendose de todos los Españoles, y particularmente de sus votantes y de las mas de 200 victimas y sus familias de aquel golpe de estado con el que llego al poder.

    Responder a este comentario
    • Vicente Per
      Vicente Per 21/05/2013, 09:21

      ¿Golpe de estado? Ay, jaja, que risa. ¿A perder unas elecciones decis golpe de estado? ¡Ahora con Rajoy es distinto! Se pesentó a unas elecciones contando toda la verdad, y ahora gobierna aplicando todos los puntos de su programa electoral. ¡Asi da gusto!

      Responder a este comentario
  3. Carmen
    Carmen 17/05/2013, 14:02

    Sí, ese día debió dar una lección de democracia.
    Tambien el día que tomó el mando en la primer legislatura tenía que haber dicho que la economía del ladrillo (el boom de la construcción) no era un buen camino, que era pan para hoy y hambre para mañana, que convenía buscar otros caminos, posiblemente más austeros pero que condujeran a mejor puerto; pero si lo hubiera dicho creo que la mayoría de los españoles se le hubiera echado a la yugular. Parece ser que hay que experimentar las cosas para
    entenderlas y por otro lado creo que a la mayoría de la gente el sistema capitalista/consumista le engancha y le “vá” más que los principios de solidaridad y de justicia universal.
    Y es que el sistema capitalista que se ha hecho el amo del mundo tiene los mejores educadores en los medios de comunicación, que salvo excepciones, todos están a sus órdenes.
    Creo que a medida que la sociedad cambie de valores algunos partidos desaparecerán.

    Responder a este comentario
  4. Flanagan
    Flanagan 13/05/2013, 11:46

    Parcialmente de acuerdo pero no comparemos a Zapatero con el idiota del plasma, que además es un malvado sin conciencia humana.
    Zapatero comenzó su legislatura sin mayoría absoluta enfrentándose valientemente a EEUU cuando retiró las tropas de Irak y a continuación comenzó a legislar dentro de lo que le fue posible para restituir a los españoles las dignidades de sus derechos.
    Sus leyes se recordarán como beneficiosas pero no olvidemos los impedimentos de una legislatura sin mayoría absoluta y con un partido fascista pleno de bandidos enfrente.
    Por otra parte, el medio en el que Zapatero se desenvolvía y no lo podía hacer de otra forma, era la cultura del capitalismo, en la que hasta los eurocomunistas mas exigentes habrían fracasado.
    ¿Se entendería un comunismo democrático medieval integrado por aristócratas, curas, ejército y Pueblo?
    Pués a grandes rasgos eso es lo que ocurre cuando un gobierno de izquierdas trata de gobernar un país saturado de esas lacras medievales.
    En 2010 fue cuando se dio cuenta de que la herencia burbuja de Aznar le iba a estallar en las manos y creyó de buena fe que debia intentar solucionarlo. Pero no pudo en el tiempo y fue cuando adelantó las elecciones para salir del atolladero en el que el Pepé embarcó a España desde 1996 y cuyo resultado es precisamente la *herencia recibida* que nos legó Aznar hasta hoy mismo.

    Responder a este comentario
  5. Antonovas
    Antonovas 13/05/2013, 10:53

    En realidad su deriva de converso empezó cuando se convirtió al Sebastianismo (bajar impuestos es de izquierdas) adoptó a este economista neoliberal como su Guru de cabecera, intentó ponerlo de Alcalde de Madrid, y demás delirios…. ZP y ese tipo empezaron a hacer de las suyas cuando formaron un gobierno absolutamente absurdo rodeados de gente incompetente, desconocedora absoluta de sus Departamentos (la de Agricultura no había visto una patata en su vida) … la luz roja se encendió cuando suprimió el Impuesto sobre el Patrimonio… yo ese día me di de baja del PSOE…. otros aguantaron más … fue inútil la nomenclatura no puede moverse, está cristalizada en sus mamandurrias… Adios PSOE, hola SYRIZA.

    Responder a este comentario
    • Javier
      Javier 22/05/2013, 17:40

      Desconocía que SYRIZA se presentaba en las elecciones españolas, pero me das una alegría, ya era hora de que tuviéramos un partido de izquierdas en condiciones (no como esa bazofia de IU).

      Saludos.

      Responder a este comentario
  6. Psicoloco
    Psicoloco 12/05/2013, 21:55

    Gracias por explicar tan claramente lo que tanta gente, también no votantes de PSOE, pensamos.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.