lamarea.com

sábado 17 noviembre 2018

Sociedad

El modelo Alzira facturó a la Generalitat Valenciana 279 millones por atender a pacientes de otros centros

Los datos corresponden a la facturación entre los años 2000 y 2010 y la mayor parte corresponden al hospital La Ribera y el de Torrevieja

06 mayo 2013
13:04
Compartir
El modelo Alzira facturó a la Generalitat Valenciana 279 millones por atender a pacientes de otros centros
Imagen del Hospital de La Ribera en Alzira.

VALENCIA// Desde el año 2000 hasta el año 2010 el hospital de Alzira facturó casi 214 millones de euros por atender a pacientes que no dependían de su área. A ese dinero hay que sumarle los 60 millones que también facturó en cinco años el hospital de Torrevieja por el mismo concepto y los cinco millones de Vinalopó y La Marina en los años 2010 y 2009 respectivamente.

Estas facturas suman cerca de 280 millones. Ese es el dinero que la Conselleria de Sanitat ha tenido que pagar a la empresa privada Ribera Salud por atender a pacientes que eran derivados del servicio público.

El conseller de sanidad valenciano, Manuel Llombart, ha hecho públicas estas cifras en una respuesta a una batería de preguntas de la diputada autonómica de Esquerra Unida, Marina Albiol.

A las cifras ofrecidas por el conseller hay que sumar los 639 euros que recibe el hospital de Alzira por habitante y año, lo que hace una cifra superior a 150 millones de euros anuales en concepto de canon.

Marina Albiol calificó estas cifras de “escandalosas” y aseguró que son la prueba de “una gestión que está llenando las arcas de las empresas privadas, las cuales están haciendo negocio a costa de la atención sanitaria pública de los valencianos”. Asimismo criticó este modelo que “convierte al paciente en cliente”.

Desvío de pacientes

Las cifras de atención a pacientes de fuera del ámbito de actuación de los hospitales de concesión administrativa, aumentan las sospechas de que se durante años se derivaban enfermos de la sanidad pública a la de gestión privada.

Desde Esquerra Unida apuntan a la propia Conselleria de Sanidad al impedir que en los hospitales públicos “se hagan determinadas pruebas diagnósticas, tratamientos u operaciones, y por lo tanto los pacientes son derivados en los hospitales de gestión privada más próximos que sí disponen de estos servicios. Es un sistema muy calculado por el Consell y destinado al beneficio empresas privadas”.

Estos ingresos atípicos, a una media de casi 20 millones de euros anuales, que consigue la concesión se logran al recibir pacientes de áreas colindantes. Por ejemplo en el caso de Alzira, hubo un aumento del número de partos a principios de la década pasada. Los nacimientos aumentaron en ese hospital un 37 por ciento, la causa el desvió de mujeres que reclamaban anestesia epidural, cuando La Ribera era el único que la garantiza en la red pública.

Una cesárea con complicaciones, según las tarifas que manejaba entonces la Conselleria se facturaba a unos 2.500 euros y un parto sencillo a 1.200 euros, unas cantidades que el hospital facturaba aparte a la administración.

Igual que con los partos ha venido sucediendo con algunas pruebas diagnósticas, tratamientos de oncología o cirugía cardiaca que, pese a poder ser atendidos en hospitales públicos, se derivaban a estos hosp9itales con cargo a la factura sanitaria global.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

2 comentarios

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

“Próximo año en España”, desde Berlín

La asamblea de Izquierda Unida en Berlín organiza un tour para recordar a los brigadistas y exiliados de la guerra civil española.