lamarea.com

miércoles 20 junio 2018

Sociedad

Miles de valencianos piden justicia por el accidente de metro del año 2006

La aparición en el programa Salvados reabre el interés social por el caso y su investigación siete años después

03 mayo 2013
21:39
Compartir
Miles de valencianos piden justicia por el accidente de metro del año 2006
La plaza de la Virgen repleta de valencianos apoyando a las víctimas del metro.

VALENCIA// Beatriz Garrote toma la palabra, se le quiebra la voz, pero finalmente acierta a expresar su agradecemiento a los miles de personas “por cómo está la plaza”.

Beatriz es la presidenta de la Asociación de Víctimas 3-J, y 79 concentraciones, 82 meses y seis horas después del accidente, no podía imaginar que ésta fuese a ser  la reunión más multitudinaria.

Mientras Beatriz habla, miles de valencianos abarrotan la plaza. La mayoría de ellos están avergonzados, sienten que han abandonado a los familiares de las víctimas en sus reivindicaciones por una investigación justa y completa del accidente de metro, que tuvo lugar en 2006.

Cada día 3, se acercan a la plaza, pero este día, este mes, es distinto. El programa que el pasado domingo dedicó “Salvados” al mayor accidente de metro acontecido en España ha tenido su efecto. Es la recompensa a tantos años de lucha de los familiares de las víctimas.

El acto empieza con algunos minutos de retraso, aún hay gente intentando acceder a la plaza, las calles aledañas están repletas. Tras los cinco minutos de silencio en recuerdo a los fallecidos, un miembro de la asociación toma la palabra: “parece que por fin dejamos de ser olvidados”. “Estamos aquí para seguir exigiendo una investigación del accidente sin vetos, para seguir exigiendo unas responsabilidades políticas”, afirma.

En este sentido, las víctimas piden al presidente valenciano, Alberto Fabra, que le pida al entonces consejero de Agricultura, Juan Cotino, responsabilidades “por intentar comprar a familiares de víctimas del accidente” y que se “comprometa en la búsqueda de la verdad”.

Al acabar el acto toma la palabra de nuevo Beatriz Garrote: “Os vamos a seguir necesitando en el futuro, si hemos llegado hasta aquí, imaginaros lo que podemos conseguir con vuestro apoyo”.

Enseguida su voz, que suena más a petición que a reproche, se quiebra y es interrumpida por los gritos de la gente. “Justicia, justicia”, “no estáis solos, estamos con vosotros” o “queremos responsables”.

La concentración termina y Beatriz recibe el apoyo y el abrazo de mucha gente. Hoy sí están los políticos. Hoy se siente más acompañada que nunca, igual que otros familiares. Mientras un grito resuena en toda la plaza, una sola voz pidiendo “dimisión, dimisión”. Hoy, Valencia sí estuvo a la altura.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Toni Martínez

Toni Martínez

1 comentario

  1. Verbarte
    Verbarte 04/05/2013, 21:51

    En este país, cada vez que se producen muertes políticas, sus responsables actúan irresponsablemente. http://wp.me/p2v1L3-iJ

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.