lamarea.com

martes 19 junio 2018

Política

La Monarquía suspende de nuevo en la encuesta de confianza del CIS

La Corona sigue sin llegar al aprobado y además pierde más de un punto con respecto al último barómetro del CIS

03 mayo 2013
14:52
Compartir
La Monarquía suspende de nuevo en la encuesta de confianza del CIS
Los reyes y los príncipes juntos durante un acto con las Fuerzas Armadas. CASA REAL.

MADRID // La Monarquía española está en su momento más bajo de aceptación ciudadana desde su restauración de la mano de la dictadura franquista. Según los datos del último barómetro de confianza ciudadana en las instituciones elaborado por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), los encuestados (2.842 personas) suspenden a la Corona con una nota de 3,68 sobre 10. Más de un punto menos que en el anterior suspenso de esta institución en octubre de 2011.

Las personas encuestadas confían hoy menos en la Monarquía que en el Ejército, la Guardia Civil y la Policía Nacional, las tres únicas instituciones que aprueban en el barómetro. También los medios de comunicación obtienen un grado de aprobación mayor que la Corona, aunque no llegan tampoco al aprobado (4,79%).

Si el descrédito de la Monarquía va en aumento, el de otras instituciones es aún peor. El Gobierno sólo merece una calificación de 2,42, los sindicatos 2,45 y los partidos políticos un 1,83. Pese a todo, la Corona es la institución que más confianza ciudadana ha perdido desde octubre de 2011, cuando obtuvo su primer suspenso con sólo un 4,89 de aceptación popular. Desde entonces, el CIS no había vuelto a preguntar por la Monarquía.

La Corona no sólo ha vuelto a suspender. También es percibida por primera vez como “un problema” por parte de la ciudadanía, aunque bastante por detrás del paro, la corrupción, los políticos y la situación económica, los asuntos que más inquietud suscitan entre los encuestados.

Como respuesta a la creciente repulsa ciudadana, la Casa del Rey ha anunciado la inclusión limitada de sus presupuestos en la ley de Transparencia, una medida que no afectará al patrimonio personal del monarca y su familia, cuyo alcance y origen se desconoce.

Escándalos como el de la implicación de Iñaki Urdangarin en el caso Nóos, la imputación de la infanta Cristina en este caso de corrupción, así como otros que afectan a la propia persona del monarca -la cacería de elefantes en Botsuana en 2012 o la posibilidad de que personas de su entorno, como Corinna Sayn-Wittgenstein se hayan lucrado con fondos públicos gracias a sus contactos con Juan Carlos I-han precipitado el desplome de la imagen del rey y de la institución que encarna.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

La Marea

La Marea

1 comentario

  1. Antonio
    Antonio 03/05/2013, 17:40

    Juan Carlos es el jefe de las fuerzas armadas, es decir, del ejército, resulta poco coherente que esta institución presidida por el rey sea a la vez la mejor cualificada, a la vez miedo da que un cuerpo destinado al orden constitucional vigente tenga buena valoración.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.