lamarea.com

miércoles 21 noviembre 2018

Cultura

Saló: “Tenemos los trabajadores de la sanidad pública peor pagados de Europa”

Aleix Saló, autor de éxitos como Españistán y Simiocracia, desentraña las causas y las consecuencias de la crisis continental en su nuevo libro, ‘Europesadilla: Alguien se ha comido a la clase media’

05 abril 2013
18:18
Compartir
Saló: “Tenemos los trabajadores de la sanidad pública peor pagados de Europa”
Aleix Saló, autor del cómic 'Europesadilla: Alguien se ha comido a la clase media'.

BARCELONA// Un fantasma recorre Europa. Una pesadilla que amenaza con engullir a la clase media. El historietista Aleix Saló, autor de éxitos como Españistán y Simiocracia, desentraña las causas y las consecuencias de esa pesadilla en su nuevo libro, Europesadilla: Alguien se ha comido a la clase media, que ha visto la luz este mes de abril. Con su estilo característico, trata situaciones que rozan el esperpento con un toque de humor que las haga más llevaderas y ayude a comprender los avatares de la economía en este mundo globalizado.

Pero para retratar una Eurozona que no deja de recibir un golpe tras otro se remonta mucho tiempo atrás, con el objetivo de transmitir al lector de dónde viene la Europa actual, y si es verdad o no que existe una identidad común europea. “Es un poco bestia, porque de golpe empiezas el libro y te encuentras Stonehenge. Pero cuando intentas entender las diferencias norte-sur vas tirando hacia atrás, y más hacia atrás, y te das cuenta de que viene de muy lejos. Y ya puestos a entrar en la identidad europea, necesitaba comenzar desde el principio”, cuenta Saló.

Combinando viñetas, texto, e incluso gráficos, Saló analiza a los actores y las circunstancias de la actual crisis en el contexto europeo con voluntad didáctica y con un gran trabajo de documentación. “Quiero libros que se puedan disfrutar dentro de mucho tiempo, o que sean testigos de un momento. Entonces va bien retirarse del mundo y alejarse para verlo con perspectiva”, asegura. Y es que durante los meses en los que ha estado elaborando el libro se ha desconectado de la más estricta actualidad para conversar con varios de los protagonistas de la realidad europea, y captar sensaciones. Estuvo en la sede de la Unión Europea para entrevistarse con parlamentarios, políticos y funcionarios, o frente al Congreso de los Diputados durante la acción Rodea el Congreso. “Quería recibir imputs para hacerme una idea también del estado de ánimo”.

El libro analiza la economía, pero como mantiene su autor, no pretende servir de manual ni erigirse como trabajo académico. “Lo bueno de tratar el cómic es que puedo permitirme un punto de vista un poco más lúdico, como el que le explica la situación a un amigo. El interés en la economía ha ido creciendo, pero creo que empieza a haber una saturación. Hay tanto pesimismo, y los datos son cada vez más negros, que la gente necesita relatos un poco más amigables, que no quiere decir endulzados”.

Recorriendo las páginas nos encontramos con activistas antiglobalización de los años 90, peces gordos que se reparten el pastel y vampiros que viven de succionar recursos de los países en los que están instalados. Y entre los monstruos que pueblan la pesadilla, aparece la globalización. “Me sorprende que ahora nadie nombre la palabra, hace diez años estaba en boca de todos y parecía que era la culpable de todo. En realidad a lo que se está enfrenando ahora nuestro mercado económico es a unas reglas de juego totalmente nuevas marcadas por la globalización. Los trabajadores de aquí tienen que competir con un trabajador de China que prácticamente no tiene derechos ni Estado del Bienestar”, apunta Saló.

Pero si la globalización no empezó con la caída de Lehman Brothers, ¿por qué no había desatado sus terribles efectos sobre los países del llamado “primer mundo” hasta ahora? El autor lo atribuye a las “burbujas” que crearon un “mercado interno dopado”. “Aquí teníamos una burbuja financiera que nos hacía olvidar todo esto”, mantiene. Y cuando la burbuja estalla en España, deja al descubierto “una mayoría de empresas potentes que no son las más grandes porque son las mejores, sino que son las más grandes porque tienen un trato directo con el poder político. Si colocas a muchas de las empresas del IBEX 35 en otro país harían fallida en poco tiempo, porque no son competitivas. Deberían saber exportar pero no saben”.

Y cómo no, en todo relato de la crisis de la Eurozona debe aparecer Ángela Merkel. “Alemania es ahora sólida porque hace diez años ya tuvo muy claro que debía adaptarse a la globalización. Tanto sindicatos como empresas hicieron un trabajo muy bueno haciendo todos renuncias. El gran drama es que Merkel pretende germanizar el sur de Europa. Habrá quien dirá que es una buena intención, pero no puedes pretender que España, Italia y Grecia de golpe se conviertan en Alemania. Esto cuesta décadas”.

Para Saló, la gran traba para que países como España logren readaptarse a las nuevas condiciones son “las élites vampíricas”. “¡Se está recortando en Sanidad! Tenemos la plantilla de trabajadores de la sanidad pública peor pagados de Europa, y en cambio tenemos un montón de fundaciones y empresas públicas que no se sabe exactamente para qué sirven, que no se han tocado. ¿Por qué? Porque pedirle a un político que toque esta empresa es como decirle que despida a su mujer o a su cuñado”.

“Sólo un dato: resulta que España tenía en 2010 160.000 trabajadores públicos escogidos a dedo más que en 2007. Mi tesis, aunque no la puedo demostrar, es que cuando empezaron a fallar todos los negocios privadillos, digamos de contactos, las instituciones públicas comenzaron a funcionar como un bote salvavidas de estas redes familiares de los políticos. Y cuando ya no ha habido más tu tía porque no había dinero ¿quién ha pagado el pato? Los funcionarios”.

Las carencias de una UE en la que resulta difícil distinguir quién manda, cuyo mayor problema, según Saló, es la inactividad y la incapacidad de resolver los incendios con celeridad; y la pujanza de las economías asiáticas, que amenazan con invertir la balanza que en los últimos siglos tenía a occidente como peso principal, son objeto de análisis en un libro que deja una terrible pregunta en el aire: Si efectivamente alguien se ha comido a la clase media, ¿qué sucederá con nuestro Estado del Bienestar?

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Brais Benítez

Brais Benítez

6 comentarios

  1. Xabier
    Xabier 06/04/2013, 20:39

    #francesc Que IU es un partido qué ¿? por favor!! es uno más de todos los habituales. También era antiestablishment cuando gobernaba con el PSOE ¿? O te refieres a que debe dinero a hacienda y lo hace por ideología ¿? Si mal no recuerdo, Cayo Lara ya era alcalde en los 80. Más de lo mismo, animales políticos q no han “trabajado” en otra cosa.

    Responder a este comentario
    • Marcos
      Marcos 07/04/2013, 17:38

      Cayo Lara nació en el 52 y llegó a la alcaldía en el 87, si las matemáticas no me fallan salen unos 30 años “trabajando” en otra cosa.

      Responder a este comentario
  2. juli just
    juli just 06/04/2013, 16:47

    Sin haber leído el libro, y tan solo partiendo como resuen del mismo de la entrevista y del vídeo promocional, la tesis del autor, donde en realidad nos cinduce, es a la caracterización de España como “estado fallido” de una u otra manera. Sin llegar a los limites de “inexsistencia del estado” como tal (y por consiguiente, de sus funciones), es evidente que España no ha evolucionado históricamente desde una sociedad feudal donde toda actividad se realiza en beneficio de una “aristocracia” sin que el resto de la población tenga mas función ni derechos que la de posibilitar la reproducción del sistema; es evidente que España no ha realizado una revolucion burguesa ni democrática (menos aun, una revolución obrera). Así pues, mas que hablar de vampiros, por muy gráfico que sea, habría que hablar de mutación y adecuacion a los tiempos que corren de una aristrocacia que nunca ha perdido el poder y del fracaso de un pueblo a la hora de construir un estado mínimamente democrático capaz de compensar los excesos del, en nuestro caso, “capitalismo-feudal”

    Responder a este comentario
  3. Francesc
    Francesc 06/04/2013, 15:22

    Buen trabajo.
    Sin embargo, IU es un partido antiestablishment. Es la única alternativa actual al neoliberalismo.
    Este video no explica que son justamente la teoria economica liberal o neoliberal la que nos ha llebado hasta aquí. Tampoco dice que los países con más estado y redistributivos, como los nórdicos, son un ejemplo de democracia y justicia social.
    Es un análisis muy parcial, igualando a posturas que no son igualables.

    Responder a este comentario
  4. Psicoloco
    Psicoloco 05/04/2013, 19:51

    Es verdad que el clientelismo y el amiguismo son una lacra en nuestra sociedad, no de hoy sino desde hace tiempo. En este sentido recomiendo la lectura de “El laberinto español”, de Gerald Brennan, que hace una buena descripción de dichos pecados en la España del siglo XIX h el primer tercio del siglo XX.
    Sin embargo, según Transparency International, somos el 26º país ocn menos percepción de corrupción, en una lista de 161, según su último informe.
    ¡Qué curioso!

    Responder a este comentario
  5. Vagamundos
    Vagamundos 05/04/2013, 19:36

    Habría que ver a quién benefician este tipo de discursos, donde se cree que la causa de esta mal llamada “crisis” es la corrupción y el clientelismo. Los poderosos hacen lo que pueden y los débiles lo que deben, decía Tucídides.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM65 – Noviembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

“Próximo año en España”, desde Berlín

La asamblea de Izquierda Unida en Berlín organiza un tour para recordar a los brigadistas y exiliados de la guerra civil española.