lamarea.com

jueves 23 noviembre 2017

Opinión

La reverencia de la Fiscalía Anticorrupción

La autora analiza las sombras del recurso del fiscal contra la imputación de la infanta Cristina

04 abril 2013
23:58
Compartir
La reverencia de la Fiscalía Anticorrupción
La Familia Real, en una imagen de archivo. CASA REAL

Al hilo de los últimos acontecimientos judiciales vividos en España, el ciudadano no puede dejar de preguntarse por la utilidad y los fines de la Fiscalía.

Hemos asistido a un hecho histórico sin precedentes, consistente en que el juez José Castro ha imputado a la infanta Cristina y la ha citado a declarar con asistencia letrada, por entender que pudiera ser cómplice, cooperadora necesaria o partícipe a título lucrativo en la creación, actividad y desarrollo del Instituto Nóos y de la Sociedad Aizoon SL, que dirigía su marido, Iñaki Urdangarín.

Ante el dictado de un auto de imputación contra la hija mediana del Rey, que incluye hasta 14 indicios delictivos, la Fiscalía Anticorrupción ha anunciado su intención de recurrirlo, por entender que no existen suficientes elementos indiciarios contra ella.

En los próximos días veremos en qué consiste esta pirueta reverencial del defensor de la legalidad contra la certera decisión del juez Castro.

Nada podría entenderse si olvidáramos que el fiscal desempeña su función constitucional bajo dependencia jerárquica, al dictado de las instrucciones del Fiscal General del Estado. A ello habrá que añadir que, a su vez, el Fiscal General del Estado es designado por el Gobierno.

Más si cabe y, aproximándonos un poco a la investigación sobre los negocios del yerno real, se ha sabido, además, que el ayuntamiento de Madrid figura como uno de los numerosos donantes de sus actividades que eran “sin ánimo de lucro”. Y, oh sorpresa, quien gobernaba esta corporación, cuando se desviaron fondos públicos a favor de Urdangarín, no era otro que el actual ministro de Justicia. ¿Me siguen?

La Fiscalía tiene encomendadas las funciones de la defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público; sin embargo, el ciudadano tiene la percepción de que la posición, sobre este concreto punto, del fiscal anticorrupción Pedro Horrach no tiene mucho que ver con la defensa del interés público, sobre todo si ese interés es partidista o, incluso, institucional, como ocurre en el presente caso.

Hasta ahora, el fiscal del caso, Horrach, había actuado coordinadamente con el juez Castro. Ahora, y por razones que sólo él podrá explicar, ha modificado su posición de forma incomprensible.

Si algo llama poderosamente la atención en el excelente y depurado auto judicial de imputación dictado por Castro, es el hecho de incluir el principio de igualdad, consagrado en el artículo 14 de nuestra Constitución, para fundamentar su decisión.

Todas, todas las personas relacionadas con el Instituto Nóos, esta fundación “sin ánimo de lucro”, fuesen empleados, directivos, fundadores o miembros de su directorio, han comparecido ante Castro, como testigos o como imputados, salvo la hija del Rey.

La mujer de Diego Torres, el socio de Iñaki Urdangarín, está imputada casi desde el inicio de la investigación, por el hecho de figurar también en este entramado. Ha explicado que ella es ajena a los negocios de su marido. No obstante, sigue encartada. En la misma situación podría encontrarse Cristina de Borbón. Sin embargo, llevamos un año y medio sin que se haya resuelto este agravio comparativo y todos sospechábamos que no había voluntad de incluirla plebeyamente en este procedimiento judicial.

Finalmente, ante la existencia de cualificadísimos indicios en contra de la infanta, los correos electrónicos que su propio marido le enviaba haciéndole partícipe de las decisiones de su “empresa sin ánimo de lucro”, el juez se ha visto compelido a imputarla, ofreciéndole la oportunidad de defenderse, a fin de “no cerrar la investigación en falso”.

Llegados a este punto, cabe preguntar cuál es la legalidad que defiende la Fiscalía Anticorrupción en este asunto: la incluida en la Constitución de 1978 (y su artículo 14) o la que últimamente se empeña el Fiscal General del Estado en crear ad hoc con el fin de obstaculizar la investigación ante casos de delincuencia económica organizada de gran relevancia social.

La respuesta dependerá de la justicia y esperemos que la misma se escriba con mayúsculas, legitimándose ante la ciudadanía en momentos en que el conjunto de las instituciones parece desmoronarse.

 

[La autora, Isabel Elbal, es abogada]

Isabel Elbal

Isabel Elbal

5 comentarios

  1. Antonio
    Antonio 05/04/2013, 17:47

    La Fiscalía tiene encomendadas las funciones de la defensa de la legalidad, de los derechos de los ciudadanos y del interés público;

    Me pregunto dónde está el fiscal general del estado en los casos de las preferentes, de despidos improcedentes, de desahucios, de atentados contra el medio natural, etc. etc .etc

    Responder a este comentario
  2. Flanagan
    Flanagan 05/04/2013, 15:30

    ¡La Infanta imputada!
    ¡Jo, que putada! Bueno, creo que no es lo mas grave y que en el fondo sirve a los designios de la banda pepera porque por su importancia, sobre todo aparatosa, cubre con un estúpido velo de once millones de votantes los robos gurtelo-barceneros perpetrados desde 1996 que los abogados que denunciaron a Garzón para que lo botaran dejaron aclarados en aquellas cintas que no se aceptaron como pruebas para meter a todo el peperío en la cárcel.
    A lo mejor al comprobar que no había sitio para tanto chorizo en las cárceles españolas aunque se utilizara también por deferencia de Obama la de Guantánamo, mejor no tirar demasido de la manta ya que el presupuesto no da para siete cárceles ciudad mas.
    De todas formas mi opinión es que esta señora ha sido víctima de unos cuantos sinvergüenzas todos votantes del Pepe empezando por su marido y eso lo que nos revela es que hay una cultura generalizada del saqueo, el robo y el soborno a la que se puede llamar cultura soterrada B, que si imparte desde que Fragastein fundó la banda en 13 rue de la Morgue.

    Responder a este comentario
  3. Verbarte
    Verbarte 05/04/2013, 11:55

    No cabe más chorizo en la olla donde se prepara el potaje borbónico en La Zarzuela. http://wp.me/p2v1L3-hw

    Responder a este comentario
  4. Flanagan
    Flanagan 04/04/2013, 18:34

    ¡Albricias, queridos correligionarios peperos!.- Dice el pasmao Rakhoy detrás de una pantalla de plasma.- Mientras la prensa afín a nuestros beneficiosos designios ondea el trapo sucio de la Monarquía; no se ocupa de nuestros ahorrillos en Suiza que tanto tiempo, trabajo y riesgo de ser descubiertos por Europa nos costó mangar a este Pueblo de idiotas.
    No olvideis celebrar unas novenas como agradecimiento a cualquiera de las virgenes, las de madera policromada digo jodidos, que os conozco y ya puestos, a ver si no os dejais en 13 rue de la Morgue los condones usados por cualquier parte cada vez que nos reunimos.
    Aquí se viene a maquinar la forma de hacer ¡QUE SE JODAN!
    Acabo de descubrir cómo emplear a los seis millones de vagos que están en el paro: Solo hay que contratarlos sin salario como ha hecho Cospedalita con los diputados manchegos y de ese modo tendremos gracias a nuestro gobierno pepero, por fin pleno empleo en España.
    ¿Que están diciendo por ahí de los perros de Aznar sin bozal y correteando libres por las playas de Marbella, eh? ¿Es que nadie se ha enterado todavía de que se trata de perros liberales, coño?

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM55 – Diciembre 2017

Tus artículos

Elecciones presidenciales en Chile: lo que está en juego

"En este momento ningún candidato puede sentirse realmente vencedor, por más que proclame lo contrario en su cierre de campaña". Manuel-Fabien Aliana analiza el panorama político de Chile a pocas horas de las elecciones presidenciales.

Los socios/as escriben

La gran guerra mundial

La guerra global de los ricos contra los pobres es silenciado y minimizada, sostiene el autor