lamarea.com

jueves 21 junio 2018

Opinión

Las cuentas suizas del rey y la “excusa Botín”

El gobierno debe aclarar si el rey ha cobrado comisiones por su supuesta labor de intermediario, comenta el autor.

31 marzo 2013
16:42
Compartir

El 20 de marzo el diputado de Izquierda Unida, Alberto Garzón, presentaba una batería de preguntas sobre los negocios de Juan Carlos de Borbón y Corinna zu Sayn-Wittgenstein. Entre ellas preguntaba “¿Tiene conocimiento el Gobierno sobre si el Rey D. Juan Carlos actúa como intermediario en operaciones comerciales en el extranjero que afectan a empresas españolas? Si es así, ¿recibe alguna remuneración por la intermediación? ”.

También preguntaba Garzón sobre la existencia de las cuentas en Suiza sobre las que había informado la revista Interviú: según tal información la famosa amante del rey habría abierto en Suiza dos cuentas bancarias en las que ingresar las comisiones obtenidas por su intermediación pero no las habría abierto a su nombre sino con una identidad falsa que le habrían proporcionado los servicios de inteligencia españoles, el CNI. Nadie sabe quién estaría autorizado a ingresar dinero o sacarlo de tales cuentas. Por supuesto, nadie sabía si éstas serían las únicas cuentas que el círculo íntimo de Juan Carlos de Borbón tuviera alejadas del fisco español.

Hace años se solía hablar de los mentideros de la villa para explicar aquellas cosas que sabía mucha gente en Madrid pero que, por lo que fuera, nadie había publicado. Los mentideros de la villa tienen más de patio de vecindad que de conocimiento contrastado pero lo cierto es que durante años fueron los únicos que informaron de la fogosa vida extramatrimonial del jefe del Estado o de que la razón por la que Iñaki Urdangarín y Cristina de Borbón se habían ido a Washington era que la corrupción de sus negocios había alcanzado un nivel de escándalo imposible de tapar sin alejarlos unos cuantos miles de kilómetros.

Por supuesto también ha habido decenas de rumores falsos, que nunca se han confirmado o que resultan sencillamente increíbles. Durante las últimas semanas circula el rumor insistente de que el diario El Mundo tendría en su posesión la lista Falciani en la que aparecen 3.000 cuentas de españoles en Suiza, más de 650 con sus titulares identificados. Según tal rumor, El Mundo no estaría publicando la lista porque la gravedad de su contenido (por la importancia de algunas de las personas que aparecen en esa lista de evasores) exigiría un nivel de contrastación que aún no habrían logrado. Sin embargo, El Mundo sí se habría lanzado a la piscina al informar de las cuentas suizas de los Pujol en plena campaña electoral catalana y parece evidente que la piscina tenía agua. Todo esto, ya digo, son rumores insistentes y aparentemente bien informados, pero rumores.

Lo que no es un rumor sino un hecho es que de la lista Falciani sólo sabemos a ciencia cierta el nombre de una familia: la de Emilio Botín. Cuando les pillaron (no porque España investigara, pese a tener a Falciani detenido en la cárcel de Valdemoro, sino porque la justicia francesa informó a las autoridades españolas) regularizaron voluntariamente el dinero evadido y se acabó la causa penal abierta. Y se refugiaron en una excusa: el padre de Botín salió de España huyendo en la guerra civil con ese pastizal, lo metió en cuentas suizas y a los Botín se les pasó repatriarlo. Cosas que pasan.

Llama la atención la secuencia de los hechos: Izquierda Unida pregunta si el rey ha participado en chanchullos económicos que han terminado con ingresos en cuentas suizas, El Mundo publica la existencia de cuentas en Suiza a nombre del rey pero que serían relativamente disculpables (en una corte que ha disculpado todo tipo de desmanes a la familia real) y permitirían agarrarse a exactamente la misma excusa que Botín: que quien evadió el dinero fue el ancestro (triste pero oportunamente difunto), que además lo hizo por motivos perfectamente comprensibles (huir del terror rojo) y que el error de los vivos habría sido simplemente por inercia, por no cerrar esas cuentas y repatriar el dinero. Algo que, según El Mundo, el rey no habría hecho por prudencia, por mantener intacta la memoria de su padre (ya se sabe lo sacrificado que ha sido siempre Juan Carlos en atención a su padre) y ni siquiera por decisión propia: “Los albaceas recomendaron a los herederos no repatriar el dinero acumulado en el extranjero por cuestión de imagen (como si en los años 90 hubiera habido algún medio capaz de denunciar la existencia de tales cuentas y asumiendo que esa cuestión de imagen valía más que un mínimo patriotismo fiscal).

El Mundo publica hoy, 20º aniversario de la muerte de Juan de Borbón, que el evasor fue el padre del rey. Y coincide en los kioskos con la portada de ABC dedicada a toda plana a homenajear a su don Juan, “el hombre que renunció a todo [salvo alguna cosa] por España” en tan redondo aniversario: algo que no sorprendería a nadie si no fuera porque ni en el 10º aniversario, ni en el 5º aniversario ni incluso en el primer aniversario de la muerte de Juan de Borbón el diario monárquico dedicara ni un centímetro de su portada a recordarlo. Casi se diría que la portada de ABC de hoy fuera una respuesta a El Mundo, para lo que sería imprescindible que alguien de El Mundo hubiera avisado de lo que iban a publicar hoy a Zarzuela y desde ésta se pidiera a ABC un panegírico por aquello de la “cuestión de imagen”. Esto último no es un rumor sino una deducción, aunque bien podría ser que todo fuera una sorprendente casualidad.

En todo caso la información de El Mundo no puede blanquear las preguntas originales. Que el rey llevara 20 años evadiendo del fisco varios millones de euros sería gravísimo. Que su padre hubiera acumulado esa fortuna desmiente el relato fantasioso de sus padecimientos económicos (y políticos). Sólo eso deslegitimaría a Juan Carlos para seguir en la jefatura del Estado. Ya en enero El Mundo soltó un bombazo informativo en portada que pronto entendimos como un mero intento de amortiguar los daños que pronto vendrían con la información más completa: que Luis Bárcenas había repartido sobres entre dirigentes del PP venidos de donaciones de constructores. La noticia era escandalosa pero se enfocaba de tal forma que permitía al PP salvar los muebles dada la magnitud del escándalo real.

Algo así parece la noticia de hoy de El Mundo, un escándalo que sería insoportable si no fuera porque escondiera uno mucho mayor aún.

Toca al gobierno responder las preguntas registradas por Alberto Garzón: ¿Se ha dedicado el monarca a cobrar comisiones en tanto que intermediario comercial? ¿Dónde habría ingresado el dinero en tal caso?¿Y Corinna? ¿En función de qué habría tenido residencia pública e identidad falsa? ¿Qué hay de esas cuentas en Suiza? ¿Cuánto dinero mantiene la familia real y su entorno íntimo evadido del fisco español? ¿Quiénes son esos españoles que tanto tendrían que alegrarse, por ejemplo, de que empresas españolas construyan un AVE en el desierto saudí?

 

El autor de este artículo forma parte del Consejo Político Federal de Izquierda Unida

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Hugo Martínez Abarca

Hugo Martínez Abarca

Blog de política del diputado autonómico de Convocatoria por Madrid (Podemos) en la Asamblea. Hugo es licenciado en Derecho y Economía, y en Ciencias Políticas.

14 comentarios

  1. Arroyo Claro
    Arroyo Claro 07/07/2013, 16:41

    Para empezar las monarquías son propias de la Edad Media.
    Siempre me han desconcertado al respecto los “cultos” Paises Nórdicos. Diría que a medida que la crisis mundial se agudice van a pasar a mejor vida sus monarquías. Y es que monarquía y evolución son dos conceptos antagónicos. Ya sería hora.
    La monarquía española, además, es una representación de la picaresca, de la falta de honestidad, del caciquismo de buena parte de este país.
    Respecto al 23-F, entonces y posteriormente se dijo que el monarca estaba detrás y que cuando la operación tomó mal cariz, disimuló.
    Veo que ahora parte de la derecha empieza a ser “partidaria” de la
    República y ésto me tiene un poco preocupada pués ¿en que República estarán pensando?

    Responder a este comentario
  2. asi son
    asi son 03/04/2013, 09:51

    “Hubo una reacción o inacción cobarde por parte de toda la ciudadanía. En casa a escuchar la radio y gran manifestación a toro pasado…”

    Hombre pareces imbécil. ¿Tu que estabas pidiendo “armas para el pueblo” a la puerta de tu ayuntamiento como hicieron miles de militantes obreros el 18 de Julio de 1936?. La versión hijoputesca de “Pueblo acojonao” que das sobre el 23 F, es la de los putos fascistas, la de los que querían que triunfara el golpe porque tenían las armas a su favor, es decir la de los militantes de Falange, Fuerza Nueva, AP, parte del PSOE cómplice con el golpe de Armada (reunión de Múgica meses antes en el pirineo), y resto de tripas agradecidas. !Como no estar acojonados después de 40 años de cárcel para todo el que asomara la cabeza, 200.000 presos políticos, un millón de muertos en tres años, y miles de desaparecidos aún hoy sin encontrar ni identificar!!!

    Si había uno pocos que no renunciaron a combatir el régimen franquista y a su heredero con la misma violencia que el régimen les imponía, pero todos sabemos su nombre, aunque si lo pronuncias te acusen de “apología de no se qué”.

    ¿A saber lo que hiciste tu aquella noche? Yo se de muchos que ya preparaban sabotajes al sistema mucho antes del 23F.

    Responder a este comentario
  3. Verbarte
    Verbarte 02/04/2013, 23:44

    La banca y la monarquía se escudan en la ley del silencio para cometer ilegalidades de forma impune. http://wp.me/p2v1L3-hs

    Responder a este comentario
  4. AMADEUS
    AMADEUS 02/04/2013, 10:48

    Hola Alpha. No sé si eres muy joven pero “presión popular”, lo que se dice presión popular… ¿En el 23F? Nada de nada. Hubo una reacción o inacción cobarde por parte de toda la ciudadanía. En casa a escuchar la radio y gran manifestación a toro pasado…

    Los únicos que se movieron fueron algunos locos que se presentaron en casas-cuartel de la Guardia Civil a prestar sus servicios a España con sus escopetas de caza. La otra parte en la conejera. Y sí, tuvieron suerte y salió el conejo de la chistera de RTVE y colorín colarado ese cuento se acabó…

    El 23F creo que fue un farol, una llamada a consultas donde unos tontos manipulados dieron la cara y les hicieron el juego a los que iban a sacar partido del cuartelazo (a buen entendedor…). Y les salió muy bien. Vaya rédito.

    Responder a este comentario
  5. marita
    marita 01/04/2013, 22:36

    por què tenemos que mantener semejante monarquía, si nadie les ha votado
    dònde está la españoleidad de toda esta gente que evade capitales
    dónde está la igualdad ante la justicia, si los más ricos pueden robarnos impunemente

    Responder a este comentario
  6. Angélica
    Angélica 01/04/2013, 03:00

    ¿No os parece extraño que salgán las cuentas del Rey y que hoy por hoy no tengamos los nombres de la gente que se acogió a la Amnistía Fiscal? Y si yo pensase que si no tengo esa información la fuente de dicha informacíón es la Derecha que sin embargo no quiere quedar implicada en el delito físcal porque si fuese la izquierda la que tuvo acceso a la información ya nos habrian dado toda la información con pelos y señales….. Y si fuese más allá y me preguntase ¿por qué la Derecha tendría interés en derrocar a la Corona? Y si entonces, me acordase el asunto del golpe del Estado del 23-F y supusiese que una vez derrocada la Corona y quedarnos sin Jefe de las Fuerzas Armadas si algo como eso volviese a ocurrir nadie podría controlarlo……

    Responder a este comentario
    • Alpha
      Alpha 01/04/2013, 10:27

      No deja de hacerme gracia que pongan al rey como el salvador de la patria frente a los sublevados del 23F. Si miramos un momento la cronología de los hechos veremos que el rey sale muy tarde, cuando el golpe ya claramente ha fracasado debido a la presión popular e internacional. Curiosamente los responsables del golpe son los militares monárquicos, entre ellos el propio secretario del rey, el general Armada, quien años después ha identificado como jefe del golpe al rey.
      Salud y república

      Responder a este comentario
  7. Jesus
    Jesus 31/03/2013, 21:53

    Pues si la tiene el mundo sacaran solo lo que les interese, ¿se la han pasado solo ha ellos? o se la ha dado el gobierno como pago de favor? deberían hacerse con ella otros medios y publicarla que se sepa quienes son,

    Responder a este comentario
  8. Antonio
    Antonio 31/03/2013, 18:37

    Nos están poniendo a prueba, tensan y tensan, pero esto lo aguantamos y más, nada pasa, nada se rompe, nada estalla, todo continúa Mañana saldrá el sol y nos meteremos en nuestra escudriñada vida, buscando donde robar y cómo alcanzar el ser más fanfarrón que el de al lado.

    Responder a este comentario
  9. Entretierras
    Entretierras 31/03/2013, 18:03

    La corrupción cambia de protagonistas pero no de escenario, de fondo siempre está Suiza … http://entretierras.net/2012/11/06/la-hipocresia-suiza/

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM61 – Junio 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

La incertidumbre en Italia solo acaba de empezar

"Los votantes del Movimiento provenientes de la izquierda ni se movilizan ni parece que vayan a penalizar un entendimiento con la extrema derecha. Unas nuevas elecciones solo servirían para tener que volver a la mesa de negociación con un Salvini muy reforzado".

Los socios/as escriben

Del “No Callarem”, el nuevo gobierno y otros demonios

"Si miramos los índices de desigualdad, pobreza, precariedad y acumulación de riqueza, la situación para la mayoría de la gente es peor y la precariedad laboral está más en auge que nunca".

La Supremacía: quien no triunfa es porque no se esfuerza (4)

"Entretanto, ¿qué es de la que fue la patria de muchos de nosotros, el Gran Chile? Como todas las ecodictaduras, sigue siendo una tierra de cartillas de racionamiento para la leche y los huevos", escribe Álex Gaita en la cuarta entrega de su serie de ficción.