El ministro del Interior prefiere el Vaticano al Senado

Tampoco estará en Estrasburgo mientras el Alto Tribunal debate sobre la Doctrina Parot

MADRID // Los Príncipes de Asturias; el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo, y el responsable de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. Esta es la nutrida delegación española que asiste estos días a los actos de entronización del papa Francisco. Además, junto a ellos acude el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz.

Destaca esta última presencia precisamente un día como el de hoy, cuando la agenda del ministro estaba especialmente repleta de actividades. La visita al Vaticano dejará al Senado sin las explicaciones del responsable de Interior por sus declaraciones sobre el matrimonio homosexual y la supervivencia de la especie, así como por la identificación por parte de la Guardia Civil de unos trabajadores de Palencia que se trasladaban a Madrid para participar en una manifestación.

La oposición ya ha tildado su ausencia en la Cámara Baja de “injustificada” y que únicamente se sustenta por motivos personales “y de conciencia”. Fernández Díaz, católico y próximo al Opus Dei, ya visitó el Vaticano el octubre pasado para pedirle al entonces Papa, Benedicto XVI que “rece por España en las circunstancias actuales”.

Doctrina Parot

Pero además, hoy es el día en el que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos reexamina la sentencia condenatoria contra España por aplicar la doctrina Parot a la miembro de ETA Inés del Río Prada. Si el Tribunal se ratificase, la sentencia supondría la puesta en libertad de 54 etarras, siete miembros de los GRAPO y 14 presos más.

La llamada doctrina Parot establece que los beneficios penitenciarios se apliquen individualmente sobre cada una de las condenas y no sobre el máximo de tiempo que se puede estar en prisión, 30 años de cárcel. Esta situación alarga la estancia en la cárcel. Para el Tribunal de Estrasburgo vaciaba de contenido las reducciones de pena por trabajos a las personas condenadas bajo el antiguo código penal de 1973 por lo que reclamó su no aplicación a España.

Esto fue en julio y ahora, la Gran Sala europea, puede ratificar su sentencia tras la apelación española o cambiar su sentido. El Tribunal, tras la vista de hoy, iniciará sus deliberaciones que pueden alargarse varios meses. La representación española, en este caso, estará encabezada por los presidentes de tres asociaciones de víctimas de terrorismo y una directora general. El ministro seguirá con su visita al Vaticano.

PUBLICIDAD
Banner
Comentarios

2 respuestas a “El ministro del Interior prefiere el Vaticano al Senado”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PUBLICIDAD
Banner