lamarea.com

miércoles 15 agosto 2018

Sociedad

Trabajadores de Telefónica retoman la huelga de hambre durante el congreso de móviles

La reunión que varios diputados mantuvieron la semana pasada con los directivos de la multinacional no ha desbloqueado la situación. Aseguran que la compañía reconoció “motivos discrecionales” para el despido de Marcos Armenteros tras bajas médicas justificadas

18 febrero 2013
14:55
Compartir
Trabajadores de Telefónica retoman la huelga de hambre durante el congreso de móviles
Flashmob de los trabajadores de Telefónica el pasado viernes en Barcelona por la inauguración del Mobile World Center. NIKLAS ALMESJÖ

BARCELONA// Quince trabajadores de Telefónica y de varias de las empresas subcontratadas por la multinacional retomarán este sábado la huelga de hambre que protagonizaron hace unos meses cinco empleados de la compañía. Exigen la readmisión de Marcos Armenteros, despedido tras encadenar varias bajas médicas justificadas; que se acaben los despidos por motivos de salud, y que en caso de despido improcedente sea el trabajador, y no la empresa, el que tenga la potestad de decidir si continua en trabajando o se acoge a la indemnización. A estas demandas, las mismas que durante la pasada huelga de hambre, se suma una más: que termine la represión sindical con las subcontratas.

Los huelguistas aprovecharán la celebración en Barcelona del Mobile World Congress 2013 (el congreso mundial de telefonía móvil) para hacer oír su protesta. Argumentan que es “del todo inhumano que las empresas de telefonía móvil celebren este magno evento sin escatimar lujo alguno mientras someten a sus plantillas a despidos por baja médica”. El caso de Marcos Armenteros, sostienen, es representativo de una problemática mucho mayor. “Ha habido un retroceso total de los derechos laborales. Se ha dado el poder a quien más poder tiene. Nuestro caso es un claro abuso por parte de la empresa”, ha defendido esta mañana Armenteros.

Los cinco empleados de Telefónica que protagonizaron una huelga de hambre durante 23 días, decidieron el pasado 27 de noviembre abandonar el ayuno después que entidades y partidos políticos se comprometieran a recoger el testigo y mediar con la compañía. Fruto de ese compromiso, diputados de ICV-EUiA, CUP, ERC y el PSC se reunieron el pasado miércoles con el director de Telefónica en Cataluña, Kim Faura, sin que la empresa diera ningún paso para desbloquear la situación.

“Reconocieron que el despido fue profundamente atípico y anómalo, y que además de las bajas médicas tenían otros motivos discrecionales que no nos explicaron”, ha relatado el diputado de la CUP David Fernández. “Es un fraude de ley, están cometiendo una injusticia, pero se cerraron en banda”, ha añadido. El diputado de ICV-EUiA David Companyon ha asegurado que la empresa “continuamente iba deslizando que hubieron otros motivos para el despido de Marcos, lo cual es muy grave porque lo sitúa en una posición de indefensión.”

Precisamente, los huelguistas han mantenido desde el primer momento que el despido Armenteros fue utilizado por la compañía para “generar miedo” entre los trabajadores en vistas a la negociación del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectaba a 6.500 empleados. “Telefónica actúa de manera discrecional, fuera de la ley. Habría que preguntarle a los directivos si han cobrado por reducir la tasa de absentismo del 4% al 2% con estos despidos”, ha manifestado Josep Bel, uno de los huelguistas.

Precariedad en las subcontratas

Organizados bajo la Plataforma Sí Soy Rentable y Marcos Readmisión, los huelguistas han seguido protagonizando acciones de protesta estos meses en Barcelona. Ante la sede de Telefónica o más recientemente durante la inauguración del Mobile World Center. La nueva huelga de hambre que emprenderán el sábado, y que se mantendrá como mínimo hasta que finalice el congreso, contará con la participación de trabajadores de las empresas subcontratadas por la multinacional, que cada vez son más respecto a la plantilla de Telefónica y cuyas condiciones laborales son muy precarias.

Durante la rueda de prensa se han expuestos casos dramáticos como el de los empleados que han sido despedidos tras negarse a bajar a las cámaras subterráneas donde se encuentra el cableado sin un aparato de detección de gases. Es extremadamente peligroso trabajar en las cámaras sin esa medida de seguridad, ya que un escape de gas podría incluso provocar la muerte. Como en el caso de Marcos Armenteros, el despido fue declarado nulo en un primer momento y después se calificó como improcedente por el juez, lo que con la actual normativa abre la puerta a la empresa a prescindir del trabajador.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Brais Benítez

Brais Benítez

1 comentario

  1. Tinejo
    Tinejo 18/02/2013, 19:19

    Una empresa que era de todos, regalada al mejor postor y cueva de ladrones y pillos con sueldos astronómicos mientras dan un servicio terrible al usuario para alegría de accionistas. Es una cuestión ética abandonar el servicio de esta perversión de empresa.

    http://casaquerida.com/2013/02/17/choque-de-trenes/

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

“La violencia es más fuerte que durante el conflicto: ahora cualquiera puede matarnos”

Entrevista con Dora Muñoz, indígena del pueblo Nasa colombiano, defensora de derechos humanos y comunicadora

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.