lamarea.com

domingo 16 diciembre 2018

Sociedad

“Los temas taurinos los decide un lobby que está por encima de los políticos”

Carlos Rodríguez, veterinario animalista desde hace más de 25 años, dirige el programa radiofónico ‘Como el perro y el agua’, en Onda Cero.

12 febrero 2013
07:08
Compartir
“Los temas taurinos los decide un lobby que está por encima de los políticos”
Carlos Rodriguez, veterinario y fundador de mascoteros solidarios.

MADRID// No sabe cuántas veces ha entrado en un quirófano para intervenir a un animal en sus 25 años como veterinario, pero las cuenta por “miles y miles”. Carlos Rodríguez es un profesional al que defender a ultranza los derechos de los animales en más de una ocasión le ha costado un disgusto. El último tuvo lugar el pasado septiembre, cuando, desde el programa radiofónico que dirige en Onda Cero –Como el Perro y el Gato-, mantuvo un agrio enfrentamiento con el alcalde de Tordesillas. En 2010 impulsó Mascoteros Solidarios, una asociación sin ánimo de lucro que ha creado una red de clínicas para dar asistencia urgente gratuita a aquellos animales de protectoras cuyos gastos de intervención éstas no pueden asumir.

Tradición y derecho animal sigue siendo un binomio en conflicto cuyas partes están cada vez más distanciadas. De hecho, esta tarde el plenario del Congreso de los Diputados inclinará la balanza hacia uno de los dos lados. Presumiblemente ganará la tauromaquia en la votación de la tramitación de la Iniciativa Legislativa Popular que plantea que las corridas de toros sean consideradas Bien de Interés Cultural. Para ello, el Partido Popular, que siempre se ha mostrado en sintonia con esta propuesta, deberá votar a favor en bloque.

¿Qué tiene de real la fiesta nacional?

Es teatro. Puro divertimento. Los toreros, grandes héroes nacionales, lidian con animales que huyen del conflicto. Los rumiantes no son agresivos, no están preparados ni para la defensa ni el ataque. Desde pequeños los educan en la violencia y acaban repitiendo esas actitudes. En esencia, las corridas son un espectáculo para legitimar la muerte de un animal por placer.

Pero hay veterinarios que garantizan que el toro no sufre, tanto en las plazas, como en los correbous

Hay cosas que no se entienden. En el rodaje de la película Blancanieves mataron a 9 toros y la defensa de la productora fue que estaba supervisado por unos veterinarios. ¿Cómo puede ser que un profesional se preste a eso? Lo que es indigno, y debería estar prohibido, castigado y perseguido por el Consejo General de Veterinarios de España, es que alguien que ha estudiado por la salud y el bienestar de los animales participe de ciertas cosas. No puedo entender que haya veterinarios de plazas de toros dando el visto bueno a la muerte de animales.

El defensor de la tauromaquia te dirá que el animal ha nacido para eso…

Efectivamente. Ese es el principal problema, que ese argumento procede del concepto que se tenía en la antigüedad del uso de los animales. Se utilizaban para comer, para cazar o para hacer compañía, pero no eran seres con derechos propios. Esa idea se mantiene. El amante de los toros dirá que nacen, se les cuida y mueren dignamente y no razonará más allá, no porque sea tonto, sino porque cree en el uso del animal para un fin, y lo comparte.

¿Es cierto que a los toros de plaza se les “prepara” antes de salir?

Totalmente. Ya no es que se les drogue, es que además ahora geneticamente se les hace que sean más cortos de las patas de adelante que las de detrás para que sea más fácil entrar a matar. Se ha hecho toda la parafernalia para que matar sea fácil.

Aun así el torero pone en riesgo su vida…

Cuando un torero se arrima a un toro, que es el acto de mayor valentía, y le toca un cuerno, es el momento de máxima seguridad, porque el toro a corta distancia no ve, por su ángulo visual. El acto de máxima valentía de nuestra fiesta nacional es el acto de máxima cobardía. Quien lo piense se dará cuenta de que es absurdo que para ir en coche tengas que llevas cinturón por seguridad y el Gobierno deje salir a unos señores con unas manoletinas y un gorrito de tela a enfrentarse a una bestia. Si el animal es tan bravo como lo pintan, debería salir con un casco integral, una armadura, unas botas altas, algún tipo de coquilla para los genitales.

¿Mostrarse en contra de los toros es sinónimo de ser antiespañol?

Ahora mismo sí. Tenemos un problema gravísimo que es que en este país se sigue llamando fiesta nacional a matar toros, lo que impide que se evolucione en el concepto animalista. Y es que los temas taurinos los decide un lobby de poder que está por encima de los políticos. Son grandes fortunas y personas muy influyentes que advierten al político: ‘A mí los toros no me los toques’. Tengo la sensación de que hay más gente en contra de la tauromaquia que a favor, pero aunque seamos más, no tenemos el poder. Meterte con los toros en este momento es ser antipatriota, ir en contra de tu país porque las corridas las han vendido como un valor propio de ser español.

¿Se refiere a lobbys cuyos miembros cazan en sus dehesas privadas animales prohibidos?

Sí. Se hacen auténticas burradas. No te imaginas la cantidad de dinero que se gasta trayendo a España animales de África, como tigres o leones, para ponerlos en un coto y cazarlos. Ellos son los dueños en este momento. Por ejemplo, Cristina Narbona pasó de chillar en las manifestaciones animalistas a Ministra de Medio Ambiente. Y no pudo hacer nada. Es muy difícil frenar a esa élite. Pero creo que es cuestión de tiempo que la situación cambie, aunque los animalistas no estamos haciendo las cosas bien. Si hubiese unión sería una presión suficiente para que el lobby se mordiese la lengua. Nos estamos equivocando de enfoque porque los esfuerzos que se hacen son microesfuerzos de microgrupos que no llevan a nada.

¿Qué se debería hacer?

Unirse. Dejar de lado las diferentes banderas animalistas. No hay una conciencia grupal. El día que todos los grupos nos sentemos en una misma mesa y redactemos un documento dirigido al Gobierno diciendo que o aprueba una Ley Animal en condiciones o soltamos todos los animales que voluntariamente dependen de asociaciones privadas (casi medio millón de perros y gatos)… ese día cambiará todo.

¿Por qué no tiene España una buena legislación animal?

Hacer una ley es que alguien quiera y que se haga. No interesa. Realmente creo que no se ha legislado bien todo esto porque el Ministerio de Hacienda no se ha dado cuenta del dinero en negro que mueve el mundo del animal.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Berta del Río

Berta del Río

3 comentarios

  1. María
    María 06/06/2013, 17:43

    Es una de las mejores entrevistas que he leído nunca. Gracias por publicarla.

    Responder a este comentario
  2. Julián
    Julián 12/02/2013, 22:14

    Muy bien dicho. A los “taurinos” se les desmonta fácilmente con argumentos y razones, y tienen que echar mano de la épica, la mala poesía, el patriotismo y la seudociencia.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM66 – Diciembre 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

Quorum Global o cómo construir en común

"Las recetas aplicadas hasta ahora no han conseguido el giro de timón que necesitamos. Debemos aprender a escucharnos y a detectar temas, valores y actitudes colectivos", asegura el autor

Los socios/as escriben

¿Es tan sorprendente?

Reflexión tras las elecciones andaluzas: "Lo peor es que la izquierda no se plantea en profundidad los motivos de ese resurgir de la extrema derecha".