lamarea.com

domingo 15 julio 2018

Una iniciativa comprueba el acceso limitado a las cuentas municipales

La transparencia de algunos municipios es limitada. Los presupuestos se pueden consultar durante un tiempo acotado y en unas condiciones que dificultan su examen. Enric Pons lo ha comprobado en Sant Joan Despí.

19 enero 2013
17:35
Compartir
Una iniciativa comprueba el acceso limitado a las cuentas municipales

BARCELONA// ¿Puede un ciudadano acceder a la información sobre las cuentas de su ayuntamiento? La respuesta es sí, pero en ocasiones durante un tiempo limitado y en condiciones que dificultan realizar un análisis exhaustivo de las cuentas. Enric Pons decidió comprobarlo por si mismo y hace dos semanas se dirigió al ayuntamiento de Sant Joan Despí (Barcelona) para consultar la información económica del consistorio.

La ley establece que una vez aprobados los presupuestos, estos deben ponerse a disposición del público durante 15 días hábiles, durante los cuales se pueden presentar las alegaciones oportunas. Transcurrido este tiempo, en algunos municipios la información pública queda reducida a un documento poco concreto en el que se exponen los balances del consistorio. Este es el caso que nos ocupa.

En el Ayuntamiento, los empleados municipales ponen a disposición de Pons el expediente de más de cien páginas con los presupuestos de la población, que han sido aprobados hace menos de 15 días. Allí puede consultarlos de pie en un estrecho mostrador. Solo hay una copia, por lo que se hace muy complicado que dos personas puedan consultarlo al mismo tiempo. La información tampoco está disponible en formato digital, lo que facilitaría la distribución a los ciudadanos que lo solicitasen.

En conversación con el interventor del ayuntamiento, Pons le pide si puede hacer fotocopias del expediente. “La información pública no supone el derecho a obtener una fotocopia. El derecho es genérico, pero es una petición que debéis motivar. El derecho de consulta no tiene límite pero el derecho a fotocopia si”, le responde el interventor, Francesc Roldán. “Es que ahora me quería poner a estudiarlo, pero somos dos y ya nos estamos molestando”, responde Pons.

El interventor le pregunta si viene de parte de algún partido político e incluso le sugiere que si tuviese una motivación académica el acceso sería más sencillo. “No, vengo como ciudadano”, aclara Pons. Finalmente, Roldán lo emplaza a presentar una instancia por escrito especificando los documentos de los que desea una copia.

Así que se pone en contacto con un abogado, que se ofrece a redactar la instancia. Una semana después, Pons vuelve con la instancia redactada para registrarla en el ayuntamiento. En ella solicita una copia de los documentos incluidos en el expediente, como la memoria de la alcaldía, las bases de ejecución, el estado de ingresos y gastos, inversiones y hasta el estado de la deuda municipal. “Una fotocopia de todo el expediente no creo que pueda hacerse…”, le espeta una de las empleadas tras el mostrador. Le asegura que el interventor no está allí ese día.

Pons se dirige al registro, donde le sellan la instancia. Desde entonces está a la espera de una respuesta.  “No hacen ningún tipo de publicidad, se limitan a cumplir el mínimo legal”, se lamenta. “Hace un tiempo pedimos los presupuestos y nos enviaron a la sindicatura de cuentas, que solo tiene un resumen de una página con el presupuesto, estado de tesorería y balances”. La única publicidad que informa a la ciudadanía de su derecho a consultar los presupuestos es una escueta publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Barcelona (BOP).

Enric Pons forma parte de la Plataforma de Auditoria Ciudadana de la Deuda. Aclara que esta acción “no responde a un interés personal, sino que se trata de ejercer un derecho ciudadano, que está por encima de cualquier ideología”. La Plataforma ha organizado una mesa informativa en la que se insta a los ciudadanos a presentar sus propias instancias, con el objetivo de compartir y hacer público la respuesta obtenida de la Administración. De esta manera pretenden incidir en las posibilidades de la ciudadanía de conocer y auditar las deudas de sus municipios y avanzar en la transparencia de la información.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Brais Benítez

Brais Benítez

5 comentarios

  1. 4lex
    4lex 19/01/2013, 19:13

    Lo bueno es saber que esto no son utopías. Es posible, y no hace falta irse a Porto Alegre, es posible en España:
    http://www.ayuntamientojun.org/pleno2/orden.html

    Responder a este comentario
  2. jubilado
    jubilado 19/01/2013, 18:51

    Buena iniciativa de la Plataforma de Auditoria Ciudadana de la Deuda.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

El circo de la miseria

Jon Baldwin reflexiona sobre los medios de comunicación de masas en el caso de los seiscientos inmigrantes que llegaron a bordo del Aquarius: "estos seiscientos son los primeros seiscientos, que yo recuerde, convertidos en atracción de circo, en carnaza mediática".

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.