lamarea.com

lunes 23 octubre 2017

Sociedad

“Quieren volver a la escuela del franquismo”

José Luis Pazos, representante de CEAPA en Madrid, la principal organización de apoyo a la educación pública, califica en la entrevista los recortes como un “ataque sin precedentes” a los alumnos. CEAPA se ha sumado a la semana de lucha organizada por el Sindicato de Estudiantes.

18 octubre 2012
06:01
Compartir

MADRID // El “ataque sin precedentes contra los derechos del alumno y la educación pública” es lo que ha hecho estallar a los padres y madres, explica José Luis Pazos. Es el portavoz de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA), entidad convocante de la huelga de hoy que, además, se ha sumado a la semana de lucha organizada por el Sindicato de Estudiantes.

Quieren dejar vacías las aulas, ¿por qué?

Porque esas aulas son las que no se respetan. El Gobierno y algunas comunidades autónomas no están respetando nuestra educación pública. Estamos en un escenario gravísimo en el que nunca pensamos que nos situaríamos.

¿Cuál ha sido la gota que ha colmado el vaso?

Este inicio de curso, el Gobierno no ha tenido ningún disimulo en atacar de forma directa a la escuela pública. Han subido al máximo las cuotas de infantil y de los universitarios, se han creado nuevas tasas que no existían -como, por ejemplo, en la Formación Profesional de Grado Superior-, se han eliminado las ayudas de comedor y libros de texto… Es que no se puede seguir así. Los padres y madres hemos llegado a nuestro límite, estamos asfixiados.

¿Cuál es la relación con el ministro de Educación, José Ignacio Wert?

No se le puede permitir a este señor que siga creyendo que está en posesión absoluta de la verdad. Muestra un desprecio absoluto hacia nosotros y pretende censurar la opinión de todos los agentes que intervienen en el proceso educativo que no sean él mismo. De hecho, el 9 de octubre presentamos un documento al ministerio y a la secretaría de Educación con 40 propuestas concretas como alternativa al anteproyecto de Ley Orgánica de Mejora de la Calidad de la Educación (Lomce). La responsable de la secretaría, Montserrat Gomendio, nos ha contestado esta semana que lo que tenemos que hacer es “hacer los deberes” y presentar “propuestas concretas”. No se ha leído lo que tiene encima de la mesa. A esos niveles de ninguneo nos enfrentamos.

¿Cuáles son las consecuencias de la reforma de la Ley?

Durante años y años, los españoles nos hemos quejado de los constantes cambios en la ley de Educación. Cada vez que el Gobierno cambiaba de color, lo siguiente que cambiaba era la legislación educativa, y generalmente a peor. Pero el cambio de la llamada Lomce no es como los demás. Quieren volver a la escuela del franquismo, sectaria y segregacionista. Son palabras mayores.

¿Cuál ha sido la actitud de la Confederación Católica de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA) respeto a la huelga?

No se ha querido sumar a la convocatoria por no considerarla oportuna. Nosotros lo respetamos, pero nos llama la atención que no les parezca oportuno hacer un día de huelga cuando hace dos años invitaron a sus alumnos a la insumisión y a los padres a sacar de las aulas a sus hijos en las horas de Educación para la Ciudadanía durante todo el curso.

¿Por qué no se han sumado los docentes a la huelga?

Les hemos pedido expresamente que no convocasen huelga esta semana. No queremos que el Ministerio de Educación utilice al argumento de “una huelga más” para deslegitimar el movimiento. Esta no es una acción corporativista, es el reflejo del hartazgo de las familias. No queríamos que se atacase la jornada de huelga con el argumento de que es una queja de los profesores apoyada por los padres. Sí, los apoyamos, pero, además, vamos mucho más allá.

¿Espera que hoy sea un día histórico?

Estoy seguro. Es la primera vez que se hace una convocatoria general a nivel estatal desde Ceapa, apoyada por diferentes grupos como la llamada Marea Verde, muchos movimientos sociales, personal docente, administrativo, universitarios, alumnos de secundaria y población en general. Todos nos juntaremos en las calles para explicarle al ministro que no vamos a permitir que desprestigie la educación pública y la desmantele para traspasar los alumnos a la escuela privada y hacer un negocio redondo.

¿Qué se puede hacer si no eres ni familiar ni estudiante?

Esto es una cuestión de todos. Puede que no seas madre ahora, pero lo serás y tendrás los mismos problemas educativos o peores que tenemos ahora. Los padres y madres deben no llevar a sus hijos a clase, los alumnos deben no asistir y el resto de población nos vemos a las 18:30h en Neptuno en la manifestación en defensa de una educación pública para todos.

¿Y qué podemos hacer con los niños?

Entre todos se está encontrando una solución. Hay empresas que permiten llevar a los niños hoy a los puestos de trabajo, aunque esa no sea la mejor opción. Pero, además, profesores y padres se han organizado y han creado iniciativas para hacer talleres y actividades durante la mañana. En cada barrio hay diferentes acciones.

Berta del Río

Berta del Río

0 comentarios

No hay comentarios

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Escribir un comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Última hora

LM53 – Octubre 2017

Tus artículos

Damos asco. Carta a nuestros hijos e hijas

"Me da mucho miedo lo que veo, pero me invade la esperanza cuando te veo. Sé que en ese cuerpo diminuto caben cosas como el respeto y la dignidad", escribe Noelia Ordieres.

Diálogo

"Mañana, o pasado, cuando nos despertemos, tendremos que volver a convivir entre nosotros. ¿Seréis capaces de miraros a la cara después de generar tanto odio?", se pregunta el autor