lamarea.com

domingo 15 julio 2018

Internacional

Wall Street apuesta por Mitt Romney

Goldman Sachs, JP Morgan Chase, Morgan Stanley, Bank of America y Credit Suisse lideran las donaciones al partido republicano. El poder de los grupos de apoyo político, oficialmente independientes, podría inclinar la balanza en contra del actual inquilino de la Casa Blanca.

04 septiembre 2012
09:49
Compartir
Wall Street apuesta por Mitt Romney
Barack Obama en una imagen de archivo. FOTO: PETE SOUZA

MADRID // El espectáculo continúa. Después de la convención del partido republicano la semana pasada en Tampa (Florida), hoy arranca oficialmente el conclave de los demócratas en Charlotte (Carolina del Norte), en el que se consagra al presidente Barack Obama como rival de Mitt Romney en las elecciones del 6 de noviembre en EEUU. Según todas las encuestas, Obama mantiene una ligera ventaja sobre el aspirante republicano, pero la carrera está todavía muy abierta. Todo se decidirá en un puñado de los llamados “swing states”, estados cuyos votantes aún no se han decantado claramente por uno u otro candidato, según los sondeos.

Los estrategas de ambas campañas se centran desde hace semanas en estos sitios clave, como Virginia, Ohio, Wisconsin y la siempre muy disputada Florida. En esta pugna por el voto indeciso importa, y mucho, el dinero. Los demócratas temen que Romney les superará finalmente en capacidad de fuego financiero porque el ex gestor de Bain Capital, un fondo de capital riesgo, atrae a más donantes entre las grandes fortunas. En esta ocasión, Wall Street apuesta por el republicano. En las elecciones de 2008, en cambio, los banqueros donaron casi dos veces más a la campaña de Obama que a la de John McCain.

Hasta finales de este agosto, Obama había recaudado 348 millones dólares frente a los 193 millones de Romney, calcula el Centre for Responsive Politics a base de la información de los equipos de campaña. El ranking de los cinco principales donantes es muy revelador en cuanto a la preferencia de los financieros:

Obama:
1. University of California (491.868 dólares)
2. Microsoft (443.748)
3. Google (357.382)
4. DLA Piper (331.715)
5. Harvard University (317.516)

Romney:
1. Goldman Sachs (676.080)
2. JPMorgan Chase (520.299)
3. Morgan Stanley (513.647)
4. Bank of America (510.728)
5. Credit Suisse (427.560)

Las donaciones no las hacen las empresas e instituciones como organizaciones, sino que provienen de sus empleados, dueños y los familiares de estos. Las aportaciones del sector financiero a la campaña de Romney superan el doble de las que dona al candidato demócrata.

Hace cuatro años, Obama consiguió ilusionar a amplias partes de la sociedad estadounidense y montó una red de apoyo a través de internet que sirvió también para recaudar fondos a través de decenas de miles de pequeñas aportaciones. Este modelo parece funcionar también en la campaña actual. El 53% de las donaciones a la campaña del presidente son aportaciones de menos de 200 dólares y solo el 15% son mayores de 2.500 dólares. En el caso de Romney es casi al revés: el 22% son aportaciones pequeñas y el 46% de más de 2.500, según datos de The New York Times.

La recaudación directa de los candidatos, sin embargo, palidece al lado del poder económico de los grupos de apoyo, los llamados Political Action Comittees (PAC). Estas organizaciones oficialmente no tienen ningún vínculo con los candidatos y sus equipos, y solo pretenden expresar sus opiniones políticas. En la práctica los PAC, se dedican a gastarse millones en anuncios televisivos que desacreditan al rival en tonos a menudo muy agresivos. Mientras existen muchas restricciones para la financiación de candidatos y los partidos, los PAC pueden gastar prácticamente sin límite. Así lo decidió el Tribunal Supremo de EEUU en 2010 al considerar que cada ciudadano es libre de expresar sus opiniones políticas en público.

Hollywood con Obama

Los empresarios y multimillonarios, como el magnate de Casinos Sheldon Adelson, promotor del llamado Eurovegas en España,  se han rasgado el bolsillo en beneficio de PAC como Restore our Future or American Crossroads, dirigidos por Karl Rove, el cerebro gris del expresidente George W. Bush, que cuenta con unos 300 millones de dólares para gastar en apoyo de Romney y otros candidatos republicanos al Senado y la Casa de Representantes.

Las organizaciones en apoyo a Obama, sobre todo Priorities USA Action, se nutren de sindicatos, empresas tecnológicas y Hollywood. Jeffrey Katzenberg, el consejero delegado de la productora Dreamworks, el director Steven Spielberg y el actor Morgan Freeman figuran entre los principales donantes de este PAC.

Además de enfrentarse a la preferencia del gran capital por el partido republicano y a su promesa de bajar los impuestos a los que más ganan, los estrategas del campo demócrata también han tenido que lidiar con la aversión manifiesta de Obama a participar en eventos para captar fondos de sus simpatizantes más acaudalados. A diferencia de su campechano antecesor Bill Clinton, a Obama le cuesta entretener a los donantes multimillonarios en cenas y banquetes, según cuenta Jane Mayer en un extenso artículo en la revista The New Yorker del 27 de agosto. “[Obama] es una persona muy privada, emocional e intelectualmente honesta. Le cuesta dar palmaditas a la gente”, explica Arnold Hiatt, fundador del fabricante de zapatos Stride Ride Shoes y desde hace tiempo uno de los empresarios más activos en la defensa de la causa demócrata.

Cuando el Tribunal Supremo falló a favor de las PAC en 2010, el presidente inicialmente estaba en contra de aprovecharse de estas organizaciones de apoyo ya que, en su opinión y la de muchos activistas, distorsionan la carrera electoral. Pero sus asesores consiguieron que finalmente aceptara el apoyo de los PAC ante la potente maquinaria financiera del partido republicano. “Es muy triste”, reconoce Hiatt a The New Yorker, “por mil millones de dólares se podrían comprar estas elecciones”.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…
Thilo Schäfer

Thilo Schäfer

2 comentarios

  1. gatopeich
    gatopeich 17/09/2012, 11:22

    Mira lo que hace Obama y pregúntate: Es diferente de Bush? Es mejor o peor?

    PP, PSOE, la misma mierda, y en EEUU la misma también.

    Responder a este comentario
  2. Doclusifer
    Doclusifer 04/09/2012, 14:06

    No creo , las encuetas dan lejos a jankee racista y tarado

    http://www.zasbaidefeis.com/?p=69947

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

El circo de la miseria

Jon Baldwin reflexiona sobre los medios de comunicación de masas en el caso de los seiscientos inmigrantes que llegaron a bordo del Aquarius: "estos seiscientos son los primeros seiscientos, que yo recuerde, convertidos en atracción de circo, en carnaza mediática".

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.