lamarea.com

miércoles 18 julio 2018

Internacional

EEUU, Rusia y China bloquean el Tratado sobre el Comercio de Armas

Las negociaciones en la sede de Naciones Unidas para firmar un pacto histórico terminaron sin acuerdo el pasado viernes por la noche, después de un mes de diálogos entre los 193 países.

28 julio 2012
13:49
Compartir

NUEVA YORK // Las negociaciones en Naciones Unidas para firmar un histórico Tratado sobre el Comercio de Armas terminaron sin acuerdo el pasado viernes por la noche, después de un mes de negociaciones, en la sede que tiene la organización en Nueva York. El bloqueo de grandes potencias como Estados Unidos, Rusia o China impidió que los 193 países participantes en la conferencia consensuasen un marco legal que ponga fronteras al comercio de armamento, un requisito fundamental para su promulgación.

Estados Unidos solicitó “más tiempo” para tomar una decisión, con el objetivo de retrasar la posible firma del acuerdo hasta después de las elecciones nacionales, en otoño, según fuentes diplomáticas. Aunque el respaldo de Washington para tratar de lograr un acuerdo fue fundamental, en el último momento exigió aplazar su decisión a una próxima cita, para poder examinar en profundidad el texto. Rusia reprochó que el borrador no cumplía con “los altos estándares deseados” y preparará una propuesta alternativa.

El diplomático argentino Roberto García Moritán, que presidió el comité negociador del tratado, explicó que el alto consenso alcanzado entre la mayoría de países chocó con los intereses de un puñado de gobiernos. Siria, Corea del Norte, Irán, Egipto y Argelia son quienes, en las últimas citas diplomáticas, pusieron más impedimentos a cualquier regulación en la compraventa de armamento.

Entre las potencias con peso, India trató de incluir una cláusula para que los Estados pudiesen “eludir la aplicación del tratado calificando las transferencias de armas como operaciones realizadas en el marco de acuerdos de cooperación de defensa”, denunció Amnistía Internacional.

Por su parte, China insistió en que el tratado se aplicase sólo al comercio internacional de armas convencionales, y no necesariamente a todas las transferencias internacionales, incluidos los regalos y la ayuda.

 

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

admin_lamarea

admin_lamarea

4 comentarios

  1. Julián
    Julián 28/07/2012, 14:48

    El comercio de armas es un negocio tan lucrativo como inmoral que reporta un pastón a estos tres países -y a otros más, claro-. Cómo no se van a oponer a todo lo que les recorte los beneficios…

    Responder a este comentario
  2. Oscar
    Oscar 28/07/2012, 14:23

    “Yami leía el periódico de la mañana y pensó: no van a atreverse, no lo harán.
    Al rato vio desde la ventana como la luz cegadora se retorcía en el cielo”
    Yami = Oscuridad, tinieblas, penumbra

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

LM62 – Julio/Agosto 2018

Cómprala 4 €

Última hora

Tus artículos

El circo de la miseria

Jon Baldwin reflexiona sobre los medios de comunicación de masas en el caso de los seiscientos inmigrantes que llegaron a bordo del Aquarius: "estos seiscientos son los primeros seiscientos, que yo recuerde, convertidos en atracción de circo, en carnaza mediática".

Los socios/as escriben

A quienes están por venir: ¡salud y revolución! (y 7)

En la séptima y última entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Información y Logística del colectivo Shevek de preparación para el Servicio Exterior.

Ya tenemos anarquismo, ¿cómo repartimos los cuidados? (6)

En la sexta y penúltima entrega de su serie de ficción, Álex Gaita nos trae unos extractos del Cuaderno de Convivencia de la biblioteca y centro social Emma Goldman, en Nuevo Tecpatán.