lamarea.com

domingo 18 febrero 2018

Economía

Cándido Méndez: "Van a convertir el cobro del paro en una carrera de obstáculos"

El secretario general de UGT afirma que, a diferencia de lo que está haciendo el gobierno de Rajoy, Merkel no acosa a los sindicatos en Alemania

28 junio 2012
01:50
Compartir
Cándido Méndez: "Van a convertir el cobro del paro en una carrera de obstáculos"

MADRID // Europa aprieta. Mamá Unión dice que de esta se sale vendiendo barato, barato y con esa cantinela de la productividad ha dado orden a los Gobiernos de que estrujen los salarios, empezando por los mínimos, los desliguen del coste de la vida, abaraten el despido, bajen la negociación sindical a nivel de cada empresa, retrocedan en el tiempo. Cándido Méndez considera que esos cambios se exigen al sur de Europa. Que los gobiernos alemanes o suecos no se atreverían a hacer los mismo con sus ciudadanos. El secretario general de UGT recibe a MásPúblico horas antes de que Alemania y Grecia se enfrenten en la Eurocopa, un partido que ganará Alemania por cuatro goles a dos.

¿Qué es lo más grave que se ha perdido ya en derechos?
Vamos en un camino de perdición no solo en el sentido de pérdida de derechos sociales y laborales sino de los fundamentos de la convivencia democrática. Más allá de la posición ideológica, se debería reconocer que las causas del ascenso de la extrema derecha tienen que ver con políticas suicidas para la democracia.

¿Hay una guerra general a la negociación colectiva?
En los países del sur de Europa, sí. Lo que se ha hecho aquí no se le ocurre hacerlo en Alemania a la señora (Angela) Merkel ni a un Gobierno sueco, aunque sea de derechas. Se está utilizando la crisis para hacer un ajuste de cuentas. Se ha planteado una estrategia de devaluación salarial para compensar la ausencia de devaluación monetaria, pero al señor (Mariano) Rajoy no le han dicho que atropelle la negociación colectiva como ha hecho con la reforma laboral.

Esa reforma ha disparado los expedientes de regulación de empleo (ERE), se están sustituyendo plantillas por otras mucho más baratas a velocidad de vértigo. ¿Hacia adónde vamos a este ritmo?
A final de año tendremos seis millones de parados en una situación muy grave. Hay 1,7 millones de hogares que no tienen ya ningún ingreso y hay más de 700.000 trabajadores que llevan tres años en paro. Reforma laboral es lo mismo que paro. Es uno de los elementos que se ha diseñado a conciencia en esta crisis. Se está produciendo una depreciación brutal de los salarios y una recuperación de los excedentes empresariales que debería llevar a compromisos mayores de mantenimiento de empleo.

¿Se atreverán a tocar las prestaciones por desempleo?
Yo creo que hay una serie de exigencias que este Gobier- no pondrá en marcha, aunque por ahora diga que no: las pen- siones, la rebaja de sueldo de los empleados públicos, la su- bida del IVA y sí, también la prestación por desempleo. Lo que nos tememos es que, sin modificar los criterios, se esta- blezca una especie de persecu- ción de manera que el cobro de la prestación se convierta en una carrera de obstáculos, por la vía de sanciones, etc. El otro elemento que a mí me preocu- pa es el de las pensiones, que se acelere la transición a los 67 años. En España, firmamos los 67 manteniendo los 65 y eso no tiene parangón. Ahora se valorará ese acuerdo.

¿Qué parte del paro es responsabilidad de los sindicatos por la firma de ERE de empresas que han aprovechado la crisis para reestructurar sus plantillas?
Los sindicatos tienen que estar a veces en una estrategia de minoración de daños.

Sí pero, aunque en el ámbito de la empresa un acuerdo como el de Telefónica sea bueno para 6.500 trabajadores, que se acogen a una prejubilación en buenas condiciones, a nivel país, no. Aún no se ha diseñado la fórmula para que empresas en beneficio paguen el desempleo de los afectados por el ERE.
Aquí hay mucha hipocresía. Lo que tienen que hacer es cambiar la legislación, que dice que se puede hacer un expediente no solo por razones eco- nómicas sino técnicas u organizativas. Cuando el trabajador entra en ese expediente, cobra la prestación que le corresponde porque cotizó. La gran pregunta es: ¿Qué se ha hecho contra la crisis? Y las organizaciones sindicales sí hemos hecho. En septiembre de 2009, firmamos un acuerdo de congelación salarial para preservar el empleo. En 2010, firmamos contención y evolución positiva en 2012, cuando pensábamos que se saldría de la crisis. Nos equivocamos y por eso hicimos un acuerdo de contención salarial el 25 de enero, revisando lo firmado. Pero el Gobierno ha tirado a la cuneta el acuerdo con la reforma laboral. Tememos que pretenda tirar también el de pensiones.

¿La huelga general sigue funcionando o hay que pasar a otros mecanismos?
Las huelgas generales en España, que son un derecho constitucional, son una historia de éxito en el corto y medio plazo. Ha habido huelgas que han producido avances y huelgas que han contrarrestado retrocesos. Ahora estamos en una época de evitar retrocesos pero, cuando un Gobierno ignora la negociación, se pueden ensayar otros mecanismos. Los estamos estudiando. En la huelga general todo es sacrificio. El trabajador se arriesga a que lo despidan y pierde parte de la remuneración. Hay algunos dirigentes políticos de izquierdas que quieren hacer un referéndum ligado al rescate. Nosotros creemos que hay que hacerlo respecto a las medidas que no estaban en el programa del Partido Popular, el que votaron los ciudadanos.

¿Qué plazos manejan?
Los iremos desvelando.

¿Hay temas sobre la mesa del diálogo, algún calendario?
La negociación brilla por su ausencia y la información, muchas veces, llega a posteriori.

¿Qué responsabilidad tienen quienes se sentaban en representación de UGT en los consejos de las cajas?
Me parece bien que se abra una comisión de investigación pe- ro el consejo toma decisiones sobre determinados elementos: informes de los auditores, el supervisor, los directivos, que cobran por ello. Los consejeros cobran dietas. Los gran- des problemas de las finanzas no los ha provocado un sindicalista. Ese soniquete busca quitar de en medio a los representantes de los ciudadanos.

¿Cómo ve el carbón?
Se lleva diciendo que no hay solución con el carbón desde hace 30 años. El Gobierno cometerá un error monstruoso si cree que ya se desgastarán. Los mineros y las cuencas están muy mentalizados, porque el recorte se ha hecho con saña e incumpliendo un acuerdo.

¿Cuánto cobra un secretario general de UGT?
2.500 euros netos al mes.

¿Sabes que 'La Marea' rechaza la publicidad sexista y la del Ibex35?

Un medio debe ser tan libre como coherente.

Protege nuestra independencia.

SuscríbeteHaz una donación

Etiquetas

Valora:

(Ninguna valoración todavía)
Cargando…

Artículos relacionados

 
Ana Tudela Flores

Ana Tudela Flores

2 comentarios

  1. Abella
    Abella 11/07/2012, 20:21

    great website. have bookmarked. thanks.http://www.ojogosdomario.com

    Responder a este comentario
  2. Parleño
    Parleño 28/06/2012, 11:38

    A la pregunta: “¿Qué es lo más grave que se ha perdido ya en derechos?”, este incorrupto cargo sindical, está pensando en que ya no son imprescindibles para mangonear con ere y las indemnizaciones de los puestos de trabajo. Del trabajador se acuerda cuando le empiezan a tirar huevos el día del trabajador.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

LM57 – Febrero 2018

Última hora

Tus artículos

Reflexiones tras los Goya de un actor (aún) “desconocido”

"Con un consentimiento explícito y un entendimiento y afecto previos trabajados entre profesionales con madurez suficiente, se puede llegar a la creación artística desde muchos lugares", escribe Aser García Rada.

Los socios/as escriben

“La desigualdad es más profunda que el tema salarial si la llevamos a la desigualdad de género y la de clase”

La escritora y directora Irene Hernanz reconoce también su admiración por el bilingüismo en Cataluña.

Año nuevo… Seguimos como siempre

"¿Vamos a seguir un año más diciendo prácticamente lo mismo, repitiendo el discurso que está llevando a un progresivo declive del impulso transformador de la sociedad?".