lamarea.com

Domingo 30 Abril 2017

Anunciantes
cabecera hazte fuerte

En La Marea apoyamos la publicidad. La publicidad de entidades (empresas, cooperativas, ONGs, partidos políticos…) que cumplan con nuestro código ético y los principios editoriales acordados en asamblea.

Nuestro objetivo es que tu entidad se haga fuerte con nosotros. Remamos en la misma dirección para que tú ganes clientes con tus inserciones publicitarias y el proyecto de La Marea gane estabilidad.

Por este motivo, te ayudamos a diseñar las mejores campañas posibles y establecer la estrategia publicitaria que mejor se adecue a tus intereses.

Anunciarse en La Marea supone un sello de calidad. No se anuncia quien quiere, sino quien puede. No aceptamos anuncios de bancos que ejecutan desahucios, realizan especulación financiera o invierten en armamento. Tampoco aquellos que son sexistas o racistas, o menoscaban la dignidad humana.

Publicitarse en la revista mensual en papel La Marea o en la web www.lamarea.com es sencillo y puede hacerse desde 50 euros.

Contacto:

publicidad@lamarea.com
91 531 36 06

Algunas empresas que confían en La Marea

Recomendamos que otras iniciativas como la nuestra se anuncien en La Marea porque es necesario empoderar a nuestros medios de comunicación. Los alumnos que nos interesan son personas con conciencia crítica. Los resultados de nuestra campaña en La Marea han sido buenos y la atención recibida también.

Aitor, Escuela de Comunicación Libre DateCuenta.

Y también…

LM49 – Mayo 2017

Última hora

Los socios/as escriben

‘La mano invisible’: una película invisible que debemos ver

¿Pensamos cuando trabajamos? ¿Estamos en una sociedad tan democrática y alardeamos de la libertad pero no la tenemos para mejorar nuestras condiciones de trabajo? Estas son algunas preguntas que se hace nuestro socio después de ver la película dirigida por David Macián.

Tus artículos

Sonríe, imbécil

"Creo que hay un cierto pensamiento dominante que parece exigir a los trabajadores que no solo deben trabajar en condiciones de precariedad sino que además deben hacerlo con buena cara", escribe David Herreros.