lamarea.com

Lunes 29 Mayo 2017

Cultura

La comedia feminista como arma política

‘Un libro para ellas’ se mueve entre la evocación de vivencias personales y el panfleto irónico y lleno de tópicos para abundar y ridiculizar la diferencia entre hombres y mujeres.

15 Marzo 2017
11:40
Compartir
La comedia feminista como arma política
Portada de 'Un libro para ellas', de la humorista británica Bridget Christie.

Ya en la faja promocional, el editor nos informa claramente qué nos vamos a encontrar en el libro: “Una mirada provocadora y muy divertida sobre feminismo, machismo y las mujeres en el siglo XXI”. Con este arranque, lo confieso, no puedo por menos que acordarme de Caitlin Moran, una compatriota británica de Christie, que tiene a bien publicar Anagrama y con la que es imposible no reírse, mientras desde una postura feminista reflexiona sobre el machismo en que nos ha tocado vivir. Pero no, no es ella. Así que me pongo a descubrir a esta cómica que, insiste desde el principio, quiere hablarnos de feminismo con humor. 

El porqué de este libro nos lo aclara la misma Christie en la introducción. Una editora, tras conocer sus triunfos en el teatro, le pidió que escribiese sobre todo lo que parodia y condena en los escenarios hablando de feminismo —que es como se ha hecho famosa—, y aceptó el reto. El resultado es Un libro para ellas, un texto que se mueve entre la evocación de vivencias personales —cómo tratar de comprar un libro feminista en una librería sin lograrlo— y el panfleto irónico y lleno de tópicos —”las feministas no practican sexo jamás, y detestan que los hombres les abran las puertas, aunque sea a otras dimensiones”— para abundar y ridiculizar la diferencia entre hombres y mujeres que vivimos en Occidente.

Desde esa ironía, Christie habla de feminazis, de mutilación genital, de tocamientos no consentidos en los colegios, de campañas de lencería para mujeres “normales”, de brecha salarial, de la dictadura del físico… pero también de Virginia Woolf, de las hermanas Brontë, de Mary Wollstonecraft o de Malala, la niña víctima de los talibanes por querer estudiar que fue galardonada con el Nobel de la Paz hace dos años.

Al acabar de leer un libro de estas características, algo queda claro. Y así nos lo deja ver Bridget Christie. Hay temas muy importantes y delicados que pueden llegar a hacer tanto daño que, para acabar de asumirlos y tratar de modificarlos, solo podemos abordarlos desde el humor. Por eso, Un libro para ellas se convierte en una reivindicación de cómo la comedia, la que hace Christie sobre los escenarios, puede convertirse en un arma política para denunciar injusticias y —esperemos—, cambiar actitudes. Porque aún falta mucho por hacer en una sociedad en la que es más fácil conseguir firmas para cualquier petición, que para pedir que eliminen el IVA de los tampones.

Un libro para ellas
Bridget Christie (Traducción: Rita da Costa)
Anagrama, 2017

 

Carmen Domingo

Carmen Domingo

LM49 – Mayo 2017

Última hora

Los socios/as escriben

La batalla de Svalbard

El cambio climático está conquistando ya la Fortaleza de Svalbard, nuestra Bóveda Global de Semillas, diseñada para ser inexpugnable, recuerda el autor.

Tus artículos

Derechos humanos y empresas: los deberes pendientes del Gobierno español

En este artículo colectivo se analiza cómo las compañías generan empleo y mejores condiciones de vida para las poblaciones locales. Sin embargo, pocas veces se hace mención a cómo avanzan de la mano de violaciones de derechos humanos, expolio de recursos naturales, contaminación medioambiental e incluso trabajo forzado.