Economía

El gasto en Defensa se desvió 2.300 millones y fue 400 millones superior al de 2014

El crédito final fue de 8.102 millones, frente a los 7.697 de 2014 y los 7.867 de 2013.
El ministerio de Defensa amplió créditos por valor de 2.334 millones de euros.
De ellos, 856 se aprobaron vía Real Decreto Ley, pero el Gobierno no explica de forma pública por qué se añadieron los otros 1.478.

07 abril 2016
14:05
Compartir
El gasto en Defensa se desvió 2.300 millones y fue 400 millones superior al de 2014
Desfile aéreo en Madrid. MINISTERIO DE DEFENSA

Civio// El BOE recoge hoy la ejecución presupuestaria a 31 de diciembre de 2015. Gracias a este documento podemos saber cómo se desviaron los distintos departamentos del presupuesto original aprobado en el Congreso. Como es tradicional, el engorde de las previsiones en el Ministerio de Defensa supera los miles de millones de euros. En concreto, en 2015 los créditos asignados se ampliaron 2.334 millones, por lo que el presupuesto pasó de los 5.768 millones asignados a 8.102.

Eso significa que, aunque los presupuestos aprobados para Defensa que coparon titulares fueron muy similares en 2015 (5.768) que 2014 (5.746 millones); y menores que en 2013 (5.937 millones), en realidad el coste total del ministerio en 2015 fue superior al de los dos años anteriores. Así que, pese a las previsiones iniciales y a las notas anunciando el recorte desde 2013, el crédito final de 2015 supera el de los años anteriores.

Algo similar ocurrió en 2012, un año en el que las notas y los titulares anunciaron recortes en el
presupuesto de Defensa con respecto a 2011 de casi 800 millones pero en el que, al final, acabó aumentando el gasto (de 8.300 millones en 2011 a 9.066 en 2012). Aun hoy, al hacer balance de los últimos años, se asegura que en 2012 hubo recortes.

En todo caso, el desvío de miles de millones del presupuesto de este departamento no es nuevo. Ocurre, al menos, desde 2011 -entonces con gobierno socialista.

856 millones vía Real Decreto Ley y 1.478 sin control

Del desvío de 2015, 856 millones corresponden al crédito extraordinario aprobado en mayo vía Real Decreto Ley, otra práctica habitual que se repite en cada ejercicio y destinado al pago de Programas Especiales de Armamento (PEA’s). Como explica el propio Ministerio de Defensa en la respuesta a una solicitud de información realizada a través de Tu Derecho a Saber, estos programas, destinados a la modernización del Ejército, se financian con cargo al presupuesto de I+D del Ministerio de Industria, Energía y Turismo. Una vez la maquinaria y las armas están listas para su uso, el Ministerio de Defensa las paga y los proveedores devuelven los anticipos a Industria.

Pese a que se trata de un gasto predecible (aunque la cifra final no se ajuste al 100%), puesto que ya se ha valorado y financiado antes por otro ministerio, el pago de los PEA’s no está incluido en los presupuestos iniciales y, año tras año, se aprueban créditos extraordinarios millonarios para asumirlo. “La insuficiente dotación presupuestaria obliga a proporcionar financiación adicional para cubrir los compromisos financieros que se derivan de los compromisos contractuales ajustados”, argumentan desde Defensa.

Eso sí, esos créditos se hacen públicos y al final deben pasar por la reválida del Congreso. Pero, ¿qué pasa con los otros 1.478 millones extra del año pasado? Como cada año, ni se anuncian ni se justifican de forma pública.

El BOE también recoge hoy la ejecución presupuestaria de enero y febrero de 2016. Por el momento, el presupuesto de Defensa ha crecido en unos 10 millones de euros.

[Artíclo publicado orginalmente en El BOE nuestro de cada día]

Eva Belmonte

Eva Belmonte

Última hora

Opinión

Despenalizar ciertas conductas en el ámbito de los delitos de expresión

"La prohibición de la expresión de opiniones, aun cuando sean execrables, paradójicamente nos acerca un poco más a los regímenes en donde se defendieron", sostiene la Asociación Libre de Abogados (ALA).

Betsy DeVos: agenda, métodos y trayectoria de la élite conservadora

"Los DeVos no solo han conseguido extender sus ideas, sino demostrar un exitoso modelo de influencia en la administración pública mediante la perversión de los cauces participativos como herramienta de puesta en marcha de su agenda".

Colabora con La Marea

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

‘Por qué recuperar la ilusión’

Violeta Martín, socia de La Marea, explica sus razones para apoyar la candidatura Recuperar la Ilusión en la próxima asamblea ciudadana de Podemos

¿Hasta cuándo estos muros?

"Leo por Twitter historias de gente que se queda tirada al otro lado de una frontera, sus vidas rasgadas por una raya imaginaria y una violencia muy real", denuncia el autor.

TUS ARTÍCULOS

Carta de despedida de UGT: una sindicalista sin sindicato

"La brecha que se ha ido creando entre lo que las ejecutivas dicen a lo que las ejecutivas hacen, hace ya tiempo que ha instaurado una disfunción demasiado grande como para poder seguir haciendo mi trabajo teniendo mis principios intactos", escribe Sonia Gatius.

Podemos y el tercer mandato que Iglesias prefirió silenciar

"Si quiere 'parecerse a la gente' tendrá que exponer a su organización a las lógicas propias de un tejido social diverso, multiforme y acentrado. Un lenguaje reñido con la vocación centralista y 'representativa' de los partidos y de las instituciones", escribe Alberto Azcárate.

Enseñanza: maquillaje o pacto imposible

"El tan manido 'Pacto por la Educación', en todo caso y si se da, va a consistir en un simple maquillaje de la actual LOE-LOMCE", reflexiona Francisco Delgado, presidente de Europa Laica.