lamarea.com

Jueves 27 Julio 2017

Política

CiU, PSC, Ciutadans y PP frenan la bajada de sueldos que proponía Colau

Los concejales de Barcelona En Comú y CUP-Capgirem cobrarán menos en aplicación de sus códigos éticos.
La propuesta pretendía aplicar una rebaja salarial de entre un 15% y un 27%

14 Julio 2015
13:54
Compartir
CiU, PSC, Ciutadans y PP frenan la bajada de sueldos que proponía Colau
Pleno municipal este martes en Barcelona. AY. BARCELONA

BARCELONA // La propuesta presentada por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Barcelona para reducir los sueldos que perciben los cargos electos del Consistorio ha topado con el rechazo de casi toda la oposición. La enmienda aprobada con los votos de CiU, PSC, Ciutadans y PP ha supuesto que finalmente los salarios queden congelados en su cuantía actual. El grupo municipal de ERC se ha abstenido y Barcelona En Comú y CUP-Capgirem han votado en contra.

La propuesta de Ada Colau contemplaba una bajada de las retribuciones de un 15% a los presidentes de los consejos de distrito y de las comisiones, un 20% a los concejales de gobierno, un 24% a los tenientes de alcalde, y un 27% a la alcaldesa, que hubiera pasado de cobrar 109.000 euros anuales a 80.115. Tras el rechazo de la oposición, el único salario que bajará será el de Colau, en aplicación de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de las Administraciones Locales: de 109.000 pasará a 100.000 euros.

En aplicación de sus respectivos códigos éticos, los concejales de Barcelona En Comú no cobrarán más de 2.200 euros netos por 14 pagas, y destinarán el resto a fines sociales que aún no han detallado; mientras que los de la CUP-Capgirem fijarán su salario en 1.600 euros al mes.

“Nos parece una falta de respeto al conjunto de las personas que viven y trabajan en Barcelona que estemos hablando de sueldos de 100.000, 98.000, 75.000 euros, o de 1.500 euros por asistencia a un pleno que es una reunión al mes, cuando la mayoría social de Barcelona no llega a los 1.000 euros mensuales”, ha manifestado en el primer pleno de la legislatura la concejal de la CUP Maria Rovira, que ha calificado de “escándalo” el “espectáculo que se ha dado en la junta de portavoces durante todo el proceso para no renunciar a privilegios”.

El primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello, ha subrayado que una retribución “razonable” del ejercicio de la función pública “ha sido una conquista histórica de los movimientos democráticos”, pues “de otra manera sólo las personas con patrimonio se podrían dedicar a hacer política”, pero ha sostenido que los salarios actuales son “desproporcionados”.

Desde ERC, que han rechazado la enmienda presentada por cuatro partidos de la oposición, se han mostrado a favor de ajustar los sueldos de los cargos electos, pero se han abstenido en la votación final al considerar que la rebaja salarial debería incluir también a los comisionados y otros cargos de libre designación.

PP, PSC, CiU y Ciutadans han defendido que las rebajas en las retribuciones aplicadas en los años anteriores ya son suficientes. Los salarios se congelaron en 2008, en 2010 bajaron un 15%, otro 7% en 2012 y se han mantenido sin variaciones desde entonces. “Creemos que lo cargos directivos deben estar bien pagados si queremos ser competitivos en el mercado y traer a la mejor gente al Ayuntamiento”, ha señalado el concejal de CiU Joaquim Forn. Desde las filas del PSC, Carmen Andrés ha enfatizado que “la mejor política no es la peor pagada sino la que cumple mejor con su función de dar respuesta a los retos y problemas de la ciudadanía cada día”, mientras que para Ciutadans las rebajas de salarios propuestas por Colau son “demagógicas y medidas tomadas de cara a la galería”.

faldon_noticias

Brais Benítez

Brais Benítez

LM51 – Julio/Agosto 2017

Última hora

Los socios/as escriben

La errática política migratoria italiana

"Las ventas de armamento de Italia aumentan a un ritmo vertiginoso, lo que alimenta las guerras olvidadas que llenan las pateras".

Tus artículos

Alsasua: resucitar a ETA a toda costa

"Con ese caldo de cultivo no es extraño que organismos judiciales aporten su grano de arena en esa cerrazón por resucitar a ETA", escribe Gonzalo del Campo.