lamarea.com

Miércoles 28 Junio 2017

Sociedad

Sólo el 2% del presupuesto de Cáritas de 2013 procedió de la Conferencia Episcopal

Cáritas presenta su memoria anual de 2013 en la que la asignación presupuestaria de la Conferencia Episcopal dentro del total disminuye respecto al pasado año.

29 Septiembre 2014
13:28
Compartir
Sólo el 2% del presupuesto de Cáritas de 2013 procedió de la Conferencia Episcopal
El obispo Antonio-Ángel Algora bendice una sede de Cáritas en 2012.

MADRID // Cáritas ha presentado su memoria anual correspondiente al año 2013 en la que se reconoce un gasto de 291 millones de euros para atención a los más desfavorecidos. La Conferencia Episcopal aporta, como cada año, un montante de 6 millones de euros. Esta cantidad es igual a la del año anterior, en la que el gasto de Cáritas fue de 276 millones de euros, por lo que la aportación de la cúpula de la Iglesia sobre el montante total del gasto de Cáritas se ha visto reducida.
Captura de pantalla 2014-09-29 a la(s) 12.53.30

En 2012 el 70% del presupuesto vino a cargo de donaciones privadas y el 30% a fondos públicos. El año pasado, la aportación de fondos públicos del total del presupuesto se quedó en un 25% y las aportaciones privadas fueron del 75%. Según la memoria: “En el año 2013 se ha realizado un especial esfuerzo por incrementar la financiación aportada por la UE con objeto de compensar las disminuciones experimentadas en las financiaciones locales y autonómicas”.

Captura de pantalla 2014-09-29 a la(s) 12.53.21

La disminución de las ayudas públicas y el nulo incremento de la asignación de la Conferencia Episcopal fue ampliamente compensado por las aportaciones privadas, que permitieron a la ONG atender en 2013 a 2.513.563 personas, un aumento de 608.826 respecto al año anterior. El número de voluntarios asciende a 78.217, 22.000 más que en 2007, dato que contrasta con la contratación de trabajadores remuneradores que en el año 2007 eran 4.481 y en el año 2013 ha descendido hasta los 4.171.

Captura de pantalla 2014-09-29 a la(s) 12.51.20

bannernewsletter

Antonio Maestre

Antonio Maestre

Periodista y Documentalista. Aspirante a imitador de Günter Wallraff.

  • Hombre es que la iglesia tiene cosas más importantes en las que invertir: manifestaciones contra el aborto o el matrimonio homosexual por ejemplo. http://diario-de-un-ateo.blogspot.com/2014/06/las-verdaderas-prioridades-economicas.html

  • AMADEUS

    Si ese 2% que da la Iglesia lo prorrateamos, sería más sangrante todavía la aportación real, ya que deberíamos descontarle lo que el Estado asigna a la Iglesia, el porcentaje del IVA que ésta no paga, y el de los ingresos por la venta de entradas a patrimonio como la Mezquita de Córdoba que se adjudica como propios y no declara, el tanto por ciento de los ingresos por los que no tributa, como la venta de rosquillas y otros productos en vonventos, por ejemplo, ya que los declaran como limosnas… O sea, que el dinerito que va a Cáritas, si no lo pagamos directamente los pecheros, lo hacemos a través de los fondos que dejamos de obtener en nuestra hacienda por los privilegios que la casta del 78 y sus herederos les concede a la secta.

    • También tienen acciones en fábricas de armamento, en petroleras, constructoras, grandes bancos, ect.
      Son los mejores propagadores del ateismo estos obispos porque la gente se cansa de ser bendecida con la misma mano con la que se limpian el culo.
      La realidad es que la caridad que concede su dios a los creyentes la pagamos todos de nuestros bolsillos mientras ellos se cepillan a nuestros niños.

  • ArroyoClaro

    Sin embargo la iglesia utiliza a Cáritas para lavarse la imagen y para taparnos la boca a quienes protestamos por los más de diez mil millones de euros anuales que este país de pardillos le regalamos cada año.

Última hora

LM50 – Junio 2017

Los socios/as escriben

Mi historia de…

Marcelino García, socio usuario de MásPúblico, editora de 'La Marea', explica su historia de amor con el medio de comunicación del que es propietario y también con el cooperativismo.

Tus artículos

Todavía dura el silencio del dolor

"A mí me gustaría saber cuántas de esas personas que desfilarán por el orgullo han sacado los colores en sus puestos de trabajo a quienes suelen usar expresiones homófobas o reírse de nosotros", escribe Sonia Gatius