lamarea.com

Domingo 23 Julio 2017

Internacional

Un año de cárcel para una activista marroquí agredida tras una protesta

Esta activa y conocida militante del norte de Marruecos ha sido acusada de denuncia falsa, pese a que presentó el informe médico correspondiente

12 Agosto 2014
16:47
Compartir
Un año de cárcel para una activista marroquí agredida tras una protesta
Wafa Charaf, en primer plano, durante una protesta.

La joven activista marroquí Wafa Charaf, después de un juicio de más de 17 horas, ha sido condenada este martes a un año de cárcel y a pagar una multa de 50.000 dirhams (unos 5.000 euros). Charaf presentó una denuncia tras recibir una brutal paliza de manos de unos desconocidos al término de una manifestación en Tánger, el pasado abril, donde, como en otras ocasiones, tuvo un papel destacado.

Sin embargo, el calvario comenzó cuando se acercó a comisaría. Esta activa y conocida militante del norte de Marruecos ha sido acusada de denuncia falsa, pese a que presentó el informe médico correspondiente. Charaf comenzó la batalla judicial apoyada por la Asociación Marroquí de Derechos Humanos y Vía Democrática, organizaciones en las que milita, así como por el movimiento 20 de febrero (análogo al 15-M español).

Tras presentar la denuncia, la Policía sometió a la activista y a su familia a duros interrogatorios, durante los cuales, debido a su estado de salud, en ocasiones no lograba hacer frente a la presión y tenía que ser trasladada al hospital. Sus compañeros denuncian que Charaf ha recibido malos tratos, pasó días sin comer durante su detención y sin recibir medicación. El juicio, que ha tenido lugar en el tribunal de primera instancia en Tánger, comenzó el lunes a las cuatro de la tarde y finalizó este martes a las ocho de la mañana.

Las juventudes de Vía Democrática, partido de izquierdas en el que Charaf milita, han asegurado que la activista, al conocerse el veredicto, denunció ser víctima de un juicio político, y manifestó que continuará “luchando junto a sus compañeros hasta lograr libertad, dignidad, igualdad y justicia social” en su país.

Charaf está recibiendo apoyos desde dentro y fuera de Marruecos, como por parte de la eurodiputada Teresa Rodríguez (Podemos), quien ha mostrado su interés por el caso. También de Michele Decaster, secretaria general de la Asociación Francesa de Amistad y Solidaridad con los Pueblos de África, quien trató de presenciar el juicio como observadora internacional. La policía se lo impidió y la detuvo en una concentración de apoyo.

Persecución a activistas

El pasado junio, Amnistía Internacional (AI), tras obtener nuevos indicios, volvió a exigir a Marruecos poner fin a la tortura. La organización de derechos humanos ha recibido denuncias de casos en los que se usan descargas eléctricas en los testículos de los detenidos y golpes en diferentes partes del cuerpo con los ojos vendados y las manos atadas. AI ha denunciado también en varias ocasiones la impunidad de los torturadores.

Wafa Charaf no es, ni mucho menos, la primera activista secuestrada y agredida por un grupo de individuos desconocidos. Por ejemplo, durante las elecciones de 2011, Sara Soujar, miembro activo del movimiento 20-F, sufrió una agresión cuando repartía folletos que invitaban al boicot del proceso electoral. Este movimiento ciudadano critica que las elecciones en Marruecos forman parte de una transición inexistente y sirven como lavado de cara para el régimen. Un año más tarde, Soujar volvió a ser agredida mientras le espetaban: “¿No vas a meterte en tus asuntos?”.

Charaf está recibiendo múltiples apoyos. Se han sucedido concentraciones y comunicados. “Porque eligió unirse a las luchas de las masas en general, y a la de los trabajadores en particular. Ya que ha delatado la falsedad del discurso oficial del régimen y sus manifestaciones sobre la ausencia de tortura en Marruecos. Wafa paga hoy por su lealtad y defensa de las preocupaciones de los trabajadores. Resiste y aférrate a la telaraña, compañera, hasta que los cobardes cierren sus ojos”, escribía una amiga esta mañana en las redes sociales.

Omnia Nur

Omnia Nur

  • María

    Contigo Wafa Charaf y con todas las personas despiertas que luchais por un Marruecos más justo.
    Si tú la estiras por ahí y yo la estiro por aquí y aquel la estira por allá seguro que los tumbamos, como canta Lluís Llach en “L’estaca”, magnífica canción de lucha y resistencia contra la dictadura franquista.
    Fortaleza. Muchas personas estamos contigo, con vosotr@s. No os abandonamos.
    Un fuerte abrazo con todo lo mejor de mí misma.

  • remigio III

    Esa es la batalla del Pueblo. De cualquier Pueblo en cualquier parte del mundo. El dictador alauita puesto en trono por el derramamiento de sangre de su Pueblo (igual que el franquismo) crea una guerra de ocupación de la República Árabe Saharaui para justificar la represión de su Pueblo (igual que
    el franquismo) con la creación del odio a los catalanes, comunistas contra todo el que no baje la cabeza a sus atrocidades. Esa MUJER es nuestra heroica .

LM51 – Julio/Agosto 2017

Última hora

Los socios/as escriben

La errática política migratoria italiana

"Las ventas de armamento de Italia aumentan a un ritmo vertiginoso, lo que alimenta las guerras olvidadas que llenan las pateras".

Tus artículos

Alsasua: resucitar a ETA a toda costa

"Con ese caldo de cultivo no es extraño que organismos judiciales aporten su grano de arena en esa cerrazón por resucitar a ETA", escribe Gonzalo del Campo.