lamarea.com

Lunes 24 Julio 2017

Sociedad

Cinco euros por cada crucifijo retirado del espacio público

AVALL ha puesto en marcha esta campaña para incentivar al cumplimiento de la aconfesionalidad del estado dictada por la constitución

01 Julio 2014
14:29
Compartir
Cinco euros por cada crucifijo retirado del espacio público
La ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, jura su cargo. CASA REAL
Artículo 16
1. Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley.
2. Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias.
3. Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.
 

En este artículo de la Constitución Española se basa la campaña que la Asociación Valenciana de Ateos y Librepensadores (AVALL) lanzó el 29 de junio. “Descuelga un crucifijo por los Servicios Públicos” ofrece 5 euros por cada símbolo religioso que se retire de una institución pública o centro subvencionado por alguna administración del País Valenciano. Así, pretenden incentivar el cumplimiento de la aconfesionalidad del estado que dicta la carta magna, según adelantó el diario Levante-EMV.

AVALL dispone de un total de 2.500 euros con los que podrían retirar hasta 500 crucifijos, a partir de un remanente fruto de las cuotas anuales de sus socios. “Queremos combatir la confusión del espacio público con el privado. Cada uno puede poner en su casa un altar si quiere, pero no con dinero público ni en espacios públicos”, ha explicado Antonio Pérez Solis, presidente de la asociación.

Las instituciones públicas que deseen retirar sus crucifijos deberán ponerse en contacto con AVALL y estos entregarán la cantidad de 5 euros a cambio de cada símbolo. Los crucifijos entregados deben haber estado expuestos en el espacio público con anterioridad y no deben ser sustituidos después de la entrega. Antonio Pérez Solis recalca que “los crucifijos se recogerán de la forma mas respetuosa y se almacenarán con las debidas precauciones para ser entregados al obispado o a las entidades religiosas que quieran recogerlos. Queremos que los crucifijos vuelvan al sitio de donde nunca debieron salir”.

La campaña estará en marcha durante todo 2014 o hasta que se consigan retirar los 500 crucifijos que permite el presupuesto dedicado. El presidente de la asociación ha recordado que “los símbolos religiosos no tienen ninguna función en el desempeño de las labores de las instituciones públicas” y que cualquier campaña que luche por la continuidad de los símbolos en estos centros “está incitando a la desobediencia de la constitución”

 

faldoncino

Alejandra González

Alejandra González

LM51 – Julio/Agosto 2017

Última hora

Los socios/as escriben

La errática política migratoria italiana

"Las ventas de armamento de Italia aumentan a un ritmo vertiginoso, lo que alimenta las guerras olvidadas que llenan las pateras".

Tus artículos

Alsasua: resucitar a ETA a toda costa

"Con ese caldo de cultivo no es extraño que organismos judiciales aporten su grano de arena en esa cerrazón por resucitar a ETA", escribe Gonzalo del Campo.