Economía

Fondos de capital riesgo detrás del recuento de votos en las europeas

Scytl, que nació como un proyecto modesto gestado en 2001 en la UAB, cobró entidad de empresa a base de financiación de grandes fondos de inversión y gestionará el recuento de los votos

15 mayo 2014
09:36
Compartir
Fondos de capital riesgo detrás del recuento de votos en las europeas

La empresa de tecnología Scytl, radicada en Barcelona, será la encargada de controlar los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo que se celebrarán a finales de este mes. Tras la adjudicación del contrato de 2’49 millones de euros, la entidad gestionará el recuento de votos en los 28 estados miembros de la UE.

Scytl, que nació como un proyecto modesto gestado en 2001 en la Universidad Autónoma de Barcelona, cobró entidad de empresa a base de financiación de grandes fondos de inversión. A día de hoy, es la mayor corporación del mundo dedicada al voto por Internet y alcanzó uno de sus hitos cuando contó los votos en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2012.

El último en unirse al accionariado de Scytl ha sido Paul Allen, confundador de Microsoft, que inyectó 30 millones de euros en la empresa el pasado abril. Lo ha hecho a través de su fondo de capital riesgo, Vulcan Capital, que centra su actividad en el sector energético (petróleo, carbón, plantas de energía en Irak tras la invasión estadounidense, etc.) y en el agua.

Además de Vulcan Capital, en el accionariado de la empresa que controlará el recuento de los votos de los europeos se encuentran Nauta Capital, Balderton Capital –uno de sus inversores es Tim Bunting, ex presidente de Goldman Sachs– y Spinnaker SCR. Además, el presidente de la empresa, Pere Vallès, viene también del mundo de las inversiones. Trabajó para el grupo de fusiones y adquisiciones KPMG en Los Angeles y Miami asesorando a grupos de capital privado.

La empresa catalana capta cada vez más el interés de los fondos de inversión. Entre las razones, que facturó en 2013 más de 40 millones de euros y el objetivo es doblar la cifra a corto plazo, asumible en un mercado en alza como es el voto por Internet.

Scytl ha gestionado cerca de 100.000 citas electorales en más de 20 países. Incluso la Generalitat cuenta con la empresa para encargarse de la consulta soberanista. La tecnología de Scytl permite publicar, actualizar y consolidar en tiempo real los resultados en la noche electoral y proyectar la distribución de escaños.

 

La Marea está editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

Eduardo Muriel

Eduardo Muriel

  • kelete

    Ya solo falta que nos permitan tener acceso a la democracia….
    Pero si la empresa esta está tan capitalizada e influenciada, queda claro que no será de su interés.
    Voto Real Ya! (Voto a las leyes, no solo a los representantes)

Última hora

Opinión

Despenalizar ciertas conductas en el ámbito de los delitos de expresión

"La prohibición de la expresión de opiniones, aun cuando sean execrables, paradójicamente nos acerca un poco más a los regímenes en donde se defendieron", sostiene la Asociación Libre de Abogados (ALA).

Betsy DeVos: agenda, métodos y trayectoria de la élite conservadora

"Los DeVos no solo han conseguido extender sus ideas, sino demostrar un exitoso modelo de influencia en la administración pública mediante la perversión de los cauces participativos como herramienta de puesta en marcha de su agenda".

Colabora con La Marea

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

‘Por qué recuperar la ilusión’

Violeta Martín, socia de La Marea, explica sus razones para apoyar la candidatura Recuperar la Ilusión en la próxima asamblea ciudadana de Podemos

¿Hasta cuándo estos muros?

"Leo por Twitter historias de gente que se queda tirada al otro lado de una frontera, sus vidas rasgadas por una raya imaginaria y una violencia muy real", denuncia el autor.

TUS ARTÍCULOS

Carta de despedida de UGT: una sindicalista sin sindicato

"La brecha que se ha ido creando entre lo que las ejecutivas dicen a lo que las ejecutivas hacen, hace ya tiempo que ha instaurado una disfunción demasiado grande como para poder seguir haciendo mi trabajo teniendo mis principios intactos", escribe Sonia Gatius.

Podemos y el tercer mandato que Iglesias prefirió silenciar

"Si quiere 'parecerse a la gente' tendrá que exponer a su organización a las lógicas propias de un tejido social diverso, multiforme y acentrado. Un lenguaje reñido con la vocación centralista y 'representativa' de los partidos y de las instituciones", escribe Alberto Azcárate.

Enseñanza: maquillaje o pacto imposible

"El tan manido 'Pacto por la Educación', en todo caso y si se da, va a consistir en un simple maquillaje de la actual LOE-LOMCE", reflexiona Francisco Delgado, presidente de Europa Laica.