lamarea.com

Lunes 22 Mayo 2017

Internacional

Los derechos humanos en los países que visitó el rey Juan Carlos

Juicios sin garantías legales para los procesados, condenas a muerte, y cárcel para mujeres víctimas de violación, travestidos y homosexuales son habituales en países como Emiratos Árabes Unidos

17 Abril 2014
12:25
Compartir
Los derechos humanos en los países que visitó el rey Juan Carlos
El Rey Juan Carlos saluda a Sabah Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah, Emir de Kuwait. CASA REAL

La visita del rey a Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Kuwait vuelve a poner de manifiesto la connivencia de España y su jefe de Estado con los países del golfo, que no se caracterizan por el respeto a los derechos humanos y la existencia de unos valores democráticos mínimamente aceptables. La ficha de los Emiratos Árabes Unidos en el Ministerio de Asuntos Exteriores tan sólo dedica un pequeño párrafo a la situación democrática del emirato.

“En cuanto a los derechos sociales y las libertades públicas, el índice de libertad económica que elabora The Wall Street Journal y la Heritage Foundation califica al país como “moderadamente libre” (2011). Los partidos políticos no están permitidos y tampoco las organizaciones de carácter sindical, aunque sí se permiten las asociaciones de asistencia o de interés cultural, así como de “hombres de negocios””

La escasa información sobre derechos humanos y el respeto a los valores democráticos que proporciona el Ministerio de Asuntos Exteriores se reduce a informar sobre la libertad económica, ya que alude al índice de la Heritage Foundation que se dedica a este propósito. La información facilitada por el ministerio contrasta con la realidad que vive el país que el rey ha visitado por segunda vez, tras la visita del monarca español en 2008.

El 19 de marzo de 2014, Amnistía Internacional realizaba una denuncia por la violación de los derechos humanos en Emiratos Árabes Unidos. Un jóven activista fue detenido por criticar en las redes sociales el trato que el régimen del emirato daba a su padre, preso político, y a otros presos en su condición. No ha pasado ni un mes de esa denuncia y el rey ha visitado el país árabe acompañado de miembros del Gobierno y multitud de empresarios.

Osama Al Najjar es un joven de 25 años que se licenció en Arquitectura en Australia. El 17 de marzo varios agentes del servicio de seguridad fueron a su casa y se lo llevaron detenido junto a todo el material informático del que disponía. El delito fue la publicación de varios mensajes en Twitter denunciando la situación de su padre, preso político en la cárcel de Al Razeen. Amnistía Internacional denuncia el riesgo de torturas que corre Osama Al Najjar. El padre de Osama es Hussain Ali Alnajjar, de profesión Físico, que fue condenado a 10 años de cárcel en el proceso que fue llamado de los 94 emiratíes. Según Amnistía Internacional, “se negó a los acusados el acceso a abogados durante su detención en régimen de incomunicación en espera de juicio; se recluyó a todos en secreto, en algunos casos por periodos de hasta un año, y muchos dijeron al juez que habían sido sometidos a tortura; se admitieron como prueba de su culpabilidad “confesiones” obtenidas presuntamente durante su reclusión en secreto, y se negó a todos el derecho a interponer un recurso contra la sentencia, lo que vulnera las normas internacionales de derechos humanos”.

Este caso no es excepcional. Según el informe anual de Amnistía Internacional del año 2013, otras 6 personas fueron condenadas por publicar contenidos en las redes sociales, se condenó a muerte a 21 personas y la discriminación contra las mujeres y los migrantes es uno de los grandes problemas del emirato de Shaij Jalifa bin Zayed al Nahyan.

Los derechos de la mujer en Emiratos Árabes Unidos

El pasado mes de julio, Marte Deborah Dalelv, una jóven noruega de 24 años, fue condenada en Dubai a un año y medio de prisión por mantener relaciones fuera del matrimonio y por consumir alcohol tras ser violada. La reacción internacional en general, y del Gobierno noruego en particular, consiguió que la sentencia finalmente fuera revocada. Pero las mujeres del emirato no tienen el apoyo de gobiernos extranjeros, lógicamente tampoco del español, como la visita del rey a EUA demuestra.

La nula información que el Ministerio de Asuntos Exteriores proporciona en la ficha de la oficina diplomática con respecto a la situación de la mujer en Emiratos Arabes Unidos se contradice con las recomendaciones de viaje que la embajada española en el país del golfo proporciona a las mujeres que quieran viajar allí.

“Las relaciones sexuales fuera del matrimonio son ilegales, independientemente del tipo de relación que tenga con su pareja en España (por ejemplo, si son pareja de hecho, figura jurídica no reconocida en los EAU). La cohabitación, incluso en hoteles internacionales, también es ilegal. Si queda embarazada fuera del matrimonio, tanto usted como su pareja se enfrentan a la posibilidad de penas de cárcel”.

Una de las recomendaciones de la embajada de Emiratos Arabes Unidos trata sobre el modo de comportarse de manera correcta en el emirato para evitar acoso y problemas legales.

“Hay constancia de que se han producido incidentes de acoso por parte de taxistas y, en más de una ocasión, ataques a mujeres extranjeras que caminaban solas por los pasos subterráneos en la Corniche de Abu Dhabi. Las ciudadanas extranjeras deben tener siempre presentes las diferencias culturales y entender que algunas actitudes (involuntarias o no) pueden ser malinterpretadas. Por ello, debe evitarse sentarse en el asiento delantero de un taxi y debe comprenderse que, en ocasiones, las conversaciones, el exceso de amabilidad o las simpatías hacia un conductor pueden ser interpretadas por parte de algunos taxistas como una proposición”.

Los casos de violaciones de los derechos humanos en el emirato son continuos. En el año 2005, una mujer fue condenada a recibir 150 latigazos por adulterio. En el año 2010, dos años después de la primera visita del rey Juan Carlos a EAU, una mujer australiana de 27 años fue condenada a un año de cárcel tras ser violada salvajemente por tres hombres en un hotel en Fujairah. La tolerancia del emirato con las violaciones y la criminalización de las mujeres que lo sufren es una seña de identidad del país del Golfo Pérsico.

Los derechos de los homosexuales y los transexuales son los propios de un régimen que se rige con una ley islamista y reaccionaria. Las relaciones entre personas del mismo sexo conllevan penas de entre 1 y 5 años de cárcel. El travestismo es ilegal y también conlleva penas de cárcel.

 

La Marea está editada por una cooperativa de periodistas y lectores
Suscríbete aquí para ayudarnos a hacer sostenible este proyecto

Antonio Maestre

Antonio Maestre

Periodista y Documentalista. Aspirante a imitador de Günter Wallraff.

  • MARIA LA ACHICHARRA

    es tan fuerte el coraje que siento al leer este articulo,que prefiero NOT COMMENT por el respeto a mis hijos marido y familia,por que cualquier dia me meten en prision,LA LENGUA ME ARDEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEEE

    • Miguel

      Nos arde a muchos querida María.

      Ejemplo de lo que entiende este cazador de elefantes por derechos humanos:
      -2 de noviembre de 1975, el entonces príncipe de España y heredero de Franco visita El Aaiún, capital de la entonces provincia española del Sahara. En su discurso proclama:”España no dará un paso atrás, cumplirá todos sus compromisos, respetará el derecho de los saharauis a ser libres…”.
      -4 de noviembre, se inicia la “marcha verde”. España se retira del territorio, dejando a miles de saharauis a merced del ejercito marroquí, muchos huyen a Tinduf(Argelia) donde aún permanecen.
      -14 de noviembre, con Franco entubado de arriba a abajo, Juan Carlos firma como jefe de Estado la vergonzosa cesión del Sahara al reino de Marruecos, traicionando vilmente a sus habitantes.

      ¿qué se puede esperar de un tipo así?

LM49 – Mayo 2017

Última hora

Los socios/as escriben

La batalla de Svalbard

El cambio climático está conquistando ya la Fortaleza de Svalbard, nuestra Bóveda Global de Semillas, diseñada para ser inexpugnable, recuerda el autor.

Tus artículos

El World Press Photo y la lucha de clases

El World Press Photo no incluye ninguna representación de los beneficiados de las crisis, la miseria y la guerra, argumenta Carlos Hernández Calvo. Sólo muestra las consecuencias sin enseñar a los culpables.