La Marea

Sociedad

Interior admite que la Guardia Civil disparó hacia el agua en Ceuta

El ministro Jorge Fernández Díaz asegura en sede parlamentaria que la respuesta policial la causó la “actitud beligerante” de las personas que trataban de cruzar la frontera

13 d febrero d 2014
18:15
Compartir
Interior admite que la Guardia Civil disparó hacia el agua en Ceuta
El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. MONCLOA

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha reconocido este jueves en comisión parlamentaria que la Guardia Civil sí disparó balas de goma al mar en los incidentes que acabaron con la vida de al menos once personas que intentaban cruzar la frontera de Marruecos con España en Ceuta, el pasado 6 de febrero. “Para frenar su avance se lanzaron los medios para delimitar la traza fronteriza. Todos los lanzamientos se hicieron desde tierra siendo la distancia superior a los 25 metros”, ha afirmado.

Tras producirse los hechos, Interior informó en un primer momento que la Guardia Civil no había actuado en la zona. A medida que fueron apareciendo nuevas informaciones y testimonios de los afectados, la versión del ministerio fue cambiando. Interior acabó reconociendo que los agentes españoles sí que actuaron contra los subsaharianos, y posteriormente admitió el uso de material antidisturbios, si bien el delegado del Gobierno de Ceuta negó que se hubiera disparado hacia el agua.

Algunos testigos acusaron a la Guardia Civil de pinchar varias de las balsas, provocando el ahogamiento de los fallecidos. Testimonios de los supervivientes aseguraban que los agentes les lanzaron balas de goma y gases lacrimógenos cuando estaban en el agua, lo cual generó el pánico entre las personas que se encontraban en el mar.

Fernández Díaz, que ha comparecido a petición propia en el Congreso -si bien varios grupos de la oposición habían exigido explicaciones-, ha mantenido que la Guardia Civil formó una “barrera disuasoria” para evitar la llegada de los inmigrantes a la frontera, aunque ha negado que los disparos se realizasen directamente contra las personas. “La zona de impacto siempre correspondió a aguas españolas lejos de donde se encontraban los inmigrantes sin que ninguno fuera alcanzado por la Guardia Civil”, ha señalado el ministro.

“Actitud beligerante”

El ministerio sigue amparándose en la “violencia” con la que, según su versión, habrían actuado los inmigrantes durante “el asalto”, para justificar la actuación policial. “La respuesta la causó la actitud beligerante de los inmigrantes”, ha mantenido Fernández Díaz, quien ha sostenido que la actuación de los agentes fue “proporcional” y que se utilizaron los medios antidisturbios “estrictamente imprescindibles, con carácter disuasorio”.

Una semana después de la tragedia, el número de cadáveres recuperados asciende a once. La Guardia Civil sospecha que todavía faltan tres cuerpos por recuperar, lo que aumentaría el número de víctimas a catorce.

La Marea

La Marea

2 comentarios

  1. AMADEUS
    AMADEUS 13/02/2014, 14:59

    ¿Violentos? Desesperados.

    ¿Sin papeles? O sea, pobres.

    Destitución fulminante de este personaje que avergüenza cada vez que ordena y comunica.

    Otro piadoso del gobierno que reza al dios de la hipocresía.

    Incluso si hubiesen, en tierra, sido violentos, es indudable que mientras están en el agua, como mucho podrán tener pensamientos violentos porque, a no ser que se conviertan en escualos muy malos, cualquier ser humano que lucha por nadar deja de ser peligroso, y menos para un grupo más numeroso que está en la orilla entrenado y pertrechado con armas no letales (tal y como se les denomina técnicamente).

    Esta nomenclatura de arma no letal debe referirse para quienes las usan pero no para quienes las padecen.

    Recuerdo el aforismo cínico “no te mata la bala sino la velocidad que alcanza”.

    Responder a este comentario
  2. Antonio
    Antonio 13/02/2014, 13:27

    Aun suponiendo que ahora haya dicho la verdad, que es mucho suponer, ¿Qué pasa con las anteriores versiones, que claramente son mentira? ¿Se puede mentir impunemente sin que nadie dimita ni sea imputado, más aun habiendo muertos de por medio?

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Revista La Marea

Última hora

Opinión

Del Chernobyl de la Amazonía al día internacional #antiChevron

"La negación de la sentencia y los obstáculos interpuestos por Chevron para el no cumplimiento de la misma obedecen a la lógica de la lex mercatoria", denuncia la autora

Hay asesinatos más próximos, Aznar: los de Falange

"No me inspira más que una profunda aversión que un hijo de un jefe de Falange durante la Guerra de España recurra a Lenin y Stalin para criticar a sus adversarios políticos", expresa el autor

Suscripciones

Ya somos 2.616

Necesitamos 5.000 para ser sostenibles

Quiero recibir las mejores noticias de la semana y llevarme gratis el pdf del último número de la revista y una selección de artículos de 2014.

CARTAS A LA REDACCIÓN

No es la economía imbécil: curso de ética política 3.0

O como el derecho a voto puede dejar de ser una opción política para convertirse en una responsabilidad quirúrgica

Colabora con La Marea

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

No nos engañan, Euskadi no es España

"La 'cuestión vasca' siempre nos ha llegado al sur del Ebro enlazada con el terrorismo, pero poco sabemos de las fortalezas de Euskadi como sociedad, de su tejido asociativo o industrial".

Carta a los políticos sobre la relación entre el Estado y la iglesia católica

Desde AVALL piden que los partidos políticos garanticen la independencia de los servicios e instituciones públicas y se opongan a la intromisión en ellas de la Iglesia Católica y a la de cualquier otra confesión religiosa.

LA UNI EN LA CALLE

Mamá, me bajo a la calle a jugar

¿Se oye esto hoy en día? Nos gustaría reflexionar sobre el cambio progresivo en el uso del espacio público, así como el deterioro del concepto de “lo público” en el imaginario colectivo.

Este artículo se incluye en "La Uni en la calle. Libro de textos". A la venta aquí.