lamarea.com

Miércoles 28 Junio 2017

Economía

Todo el dinero que existe nació en un préstamo bancario

El diseño institucional prohíbe que se pueda crear dinero y entregarse directamente a los agentes económicos. Tiene que pasar primero por la mano de los bancos, que reciben, siempre, intereses por la operación.

<em>Todo el dinero que existe nació en un préstamo bancario</em>

A muchas personas les cuesta creerlo, pero es verdad: todo el dinero que vemos fluyendo por nuestras economías desarrolladas tuvo su origen en un préstamo. Miremos a nuestro alrededor, pensemos en cualquier cantidad de dinero, e intentemos imaginar el camino que realizó ese dinero desde que nació hasta que llegó a nuestras manos. No importa cuán largo y sinuoso haya sido el recorrido; su nacimiento siempre tiene lugar en la concesión de un préstamo bancario. El dinero puede haber pasado de mano en mano hasta millones de veces, e incluso puede que haya vuelto al bolsillo de uno de sus antiguos dueños más de una vez, pero si logramos deshacer el trayecto en su totalidad, comprobaremos que el dinero nació en el momento en el que un banco autorizó un préstamo a una empresa, familia o administración pública. No hay otra; siempre ocurre así.

Centrémonos, por ejemplo, en una moneda de euro que tiene actualmente un panadero imaginario en su bolsillo. Esa moneda de euro la recibió cuando uno de sus clientes fue a comprar el pan en su establecimiento. Este cliente trabaja en una empresa automovilística, y esa moneda de euro la recibió cuando cobró la nómina por su trabajo. A su vez, la empresa de automóviles consiguió esa moneda de euro cuando realizó la venta de uno de sus vehículos. El comprador de ese coche pagó con dinero que había tomado prestado en un banco. Y aquí acaba la ruta. Esa moneda de euro nació en ese préstamo.

Otro ejemplo, la moneda de euro que tiene una empleada en una farmacia la recibió a través del cobro de su salario mensual. Esa moneda acabó en la caja del establecimiento porque un obrero jubilado compró allí sus medicamentos. El jubilado obtiene sus ingresos gracias a la pensión de jubilación. Esta pensión se paga con dinero de la administración, que tuvo que pedir un préstamo a un banco privado para materializar el pago.

El último ejemplo: un médico de un hospital público recibió una moneda de euro gracias al salario por su trabajo. Este salario lo pagó la administración pública correspondiente con el dinero recaudado por impuestos. Esa moneda de euro provino del pago de impuestos de sociedades de una empresa vendedora de muebles, que a su vez obtuvo esa moneda de euro mediante un préstamo que materializó con un banco. De nuevo llegamos al punto de partida: el crédito bancario.

Todo esto, que parece extraño y contraintuitivo, se puede verificar sin ningún problema cuando uno comprende cómo funciona la creación de dinero en nuestras economías modernas. Hoy día, y desde hace bastante tiempo, el dinero o es creado por los bancos privados cuando realizan préstamos, o es canalizado por estas mismas entidades financieras (a través de préstamos) cuando es creado por el banco central correspondiente. Sea como fuere, el dinero es puesto en circulación a través de préstamos bancarios. No hay otra posibilidad.

Recordemos que el banco central, que es quien crea el dinero legal, hoy día no tiene forma de transferir dinero directamente a los agentes económicos. ¿Cómo lo va a hacer? Imaginemos que el banco central crea e imprime dinero. ¿Ahora qué? Si no tiene infraestructuras adecuadas (sucursales mediante las cuales puede contactar con los agentes económicos) ni le es permitido (por ley) canalizar ese dinero a través de algún mecanismo del sector público, es imposible que ese dinero pueda llegar directamente (y mucho menos de forma gratuita) a manos de empresas, familias o administraciones públicas. No; en la actualidad el diseño institucional prohíbe e impide que se pueda crear dinero y entregarse directamente a los agentes económicos (claro que obviamente no tendría por qué ser así; esto no es más que una decisión política). Lo único que se puede hacer, por lo tanto, es entregar ese dinero creado a los bancos privados para que a su vez lo presten a los agentes económicos correspondientes. Como estas entidades sí tienen sucursales y medios para llegar al ciudadano, podrán realizar esta labor.

Como consecuencia de este particular diseño del sistema monetario, todo el dinero que existe hoy día en circulación nació en un préstamo bancario. Un préstamo que, no debemos olvidar, viene aparejado a unos intereses que tienen que pagarse regularmente y que suponen las ganancias de las entidades bancarias. En otras palabras, el actual diseño institucional sitúa en el centro del sistema financiero a las entidades privadas de crédito para que necesariamente la creación de dinero pase por ellas y deje en sus cajas suculentos beneficios. Negocio redondo y seguro. Un privilegio que ningún otro tipo de empresa privada o colectivo disfruta en nuestras economías modernas.

Eduardo Garzón

Eduardo Garzón

  • bamokato

    Buenas tardes,

    El título del artículo es incorrecto “Todo el dinero que existe nació en un préstamo bancario”.
    Aunque el dinero bancario se crea mayoritariamente através de préstamos hay muchas otras maneras de hacerlo. Por ejemplo:

    1. un banco commercial comrpa acciones de una empresa que tine su cuenta en el mismo banco. El pago de las acciones se hace, por supuesto, en dinero bancario, no en dinaro del banco central.

    2. El pago de los salaries de los empleados y directivos de los bancos.

    3. Préstamos a otros bancos que tienen una relación de corresponsalía mutual. Este és un caso de préstamo interbancario que NO usa dinero del banco central

    4. Los sistemas de pagos al por menor (como los sistemas de pagos para targetas de créditos…)

    Etc,Etc… la clave para entender el tema és diferenciar si el cliente con el que hace el banco la transacción, és un cliente interno (és decir con cuenta) o no con el banco

    • bamokato

      hola,

      Me dejaba un detalle. Cuando un banco comercial paga los intereses a un cliente con cuenta TAMBIÉN crea el dinero. De igual manera cuando el banco carga un comisión al cliente DESTRUYE el dinero. Este és un punto importante pués mucha gente se pregunta de donde sale el dinero de los intereses que paga un banco, la respuesta como siempre, és que los crea

  • Pedroperez

    “Sea como fuere, el dinero es puesto en circulación a través de préstamos bancarios. No hay otra posibilidad”

    “el actual diseño institucional sitúa en el centro del sistema financiero a las entidades privadas de crédito para que necesariamente la creación de dinero pase por ellas y deje en sus cajas suculentos beneficios”

    Esta afirmacion, asi como todo el texto, es bajo mi puto de vista en parte incorrecto, y paso a razonarlo.

    En primer lugar la banca comercial no crea dinero. El unico con monopolio para crear dinero en forma de papel moneda es el BC (dinero de alta potencia), mientras que el estado (el tesoro) es el unico con monopolio en la emision de dinero moneda. La banca comercial no puede crear dinero de curso legal y forzoso, sino solo medios de cambio electronicos (depositos creados en la emison de credito contra colateral). Y la prueba de que los bancos no pueden crear dinero es porque si pudieran, podrian cancelar todos sus pasivos, pero no pueden. Es un meme generalizado en internet y que solo crea confusion.

    En segundo lugar, tampoco es exacto que no exista ninguna otra manera de inyectar dinero a la sociedad que no sea a traves de la banca comercial. Cuando el tesoro emite un bono para financiar sus deficit, el BC se lo compra a cambio de dinero, que es a su vez puesto en circulacion en forma de, por ejemplo, salarios de funcionarios o contratacion de servicios a empresas. Es cierto que en Europa esto no es asi, pero si lo es en usa, jpn o uk. En EU se transfiere desde los BCs a traves de la banca comercial,

    Es un debate interesante, pero sin conclusiones finales. Se quiere dar a entender que si el BCE comprara bonos directamente a los estados, se saldria de la crisis, cuando esto es lo que se esta haciendo en usa, jpn o uk, y tampoco salen de su recesion. La crisis es de endeudamiento que promueven los gobiernos a causa del dinero fiat (endeudamientos publico y privado).

    Finalmente, se tiene la vision de la banca totalmente distorsionada. La banca invierte los depositos (ahorros) de todos nosotros. La rentabilidad que obtenemos en nuestras cuentas corrientes o depositos a 12 meses, provienen de sus prestamos que se devuelven. Y esos creditos son los que encauzan el ahorro de la sociedad hacia la creacion de, por ejemplo, empresas. La gente tiene totalmente distorsionado este concepto, como si el banco fuera un grupo de señores que se enriquecen en un circulo cerrado. Quienes se enriquecen no son los bancos en si mismo, sino tanto los depositantes, los accionistas (entre otros, los ahorradores que prefieren invertir en stocks en lugar de despositos), y las empresas que acceden a un medio de acceso de credito centralizado. Que el sistema actual se haya pervertido, entre otras cosas, por la alianza se poder economico y politico, es otra cosa. Y si los creditos no se devuelven, quienes pierden el dinero son los inversores y ahorradores. La banca es un sistema de transmision que no tiene nada que ver con la vision del siglo xviii que tiene la sociedad (y muchos economistas) hoy en dia.

    La crisis actual no se soluciona con banca publica, ya que nuestro problema es que no existe credito solvente. Solo se tienen que mirar las cifras del 35% de morosidad del ICO (y subiendo).

    Un saludo

  • javi

    Solo un apunte: es un préstamo que no se podrá pagar con el dinero existente. Se tiene que generar más dinero para pagar el anterior más los intereses, y así sucesivamente. Es decir, negocio redondo para la banca.

  • Creo que el título del artículo es incorrecto porque si bien es cierto que todo el dinero que se crea se moviliza a través de la banca privada es más correcto lo que se dice dentro del artículo, es decir, que quien crea el dinero legal son los bancos centrales. No por ello es menos importante la creación del llamado dinero bancario que surge a partir de los depósitos de los clientes y que es prerrogativa exclusiva de la banca con el correspondiente cobro de intereses y comisiones.
    Otro aspecto que me parece muy relevante es que los bancos privados toman dinero prestado del Banco Central Europeo a un tipo de interés del uno por ciento, creo que el último tipo que aplicaba el BCE es del 0,5%, y lo prestan a los países, destacadamente Espña entre ellos al cinco o seis por ciento, un negocio redondo que cuenta con la garantía de los Estados y que justifica que el dinero que prácticamente regala el BCE no llegue a las familias y PYMES en forma de préstamos.
    Saludos.

    • No creo que el título sea incorrecto, y lo argumentaré de dos formas diferentes pero complementarias.

      En primer lugar, sólo una pequeñísima parte del dinero que existe es creado por el banco central. La inmensa mayoría restante es dinero bancario, creado por los bancos al conceder préstamos. Por lo tanto, decir que todo el dinero nace con la concesión de créditos es aproximarse mucho a la realidad, y aunque no fuese del todo exacta, la afirmación no perdería apenas validez.

      Y esta falla que acabo de comentar es perfectamente superada cuando tenemos en cuenta lo siguiente. Al igual que consideramos nacer cuando el bebé abandona el vientre de su madre (a pesar de haber sido gestado 9 meses antes), podríamos ubicar perfectamente el momento de nacimiento del dinero cuando pasa a circular por la economía real (aunque antes haya permanecido en una cuenta después de haber sido creado por el banco central).

Última hora

LM50 – Junio 2017

Los socios/as escriben

Mi historia de…

Marcelino García, socio usuario de MásPúblico, editora de 'La Marea', explica su historia de amor con el medio de comunicación del que es propietario y también con el cooperativismo.

Tus artículos

Todavía dura el silencio del dolor

"A mí me gustaría saber cuántas de esas personas que desfilarán por el orgullo han sacado los colores en sus puestos de trabajo a quienes suelen usar expresiones homófobas o reírse de nosotros", escribe Sonia Gatius