lamarea.com

Domingo 23 Julio 2017

Política

Susan George: “Ya no se puede llamar crisis, es un capítulo más de la lucha de clases”

La politóloga americana, afincada en Francia, presenta ‘El Informe Lugano II. Esta vez vamos a liquidar la democracia’

01 Marzo 2013
06:00
Compartir
Susan George: “Ya no se puede llamar crisis, es un capítulo más de la lucha de clases”
Susan George en una imagen de archivo. FERNANDO SÁNCHEZ

MADRID// El día frío y lluvioso contrasta con la energía que desprende Susan George (Ohio, 1934). Sentada en una sala forrada de madera, en el quinto piso de un edificio del Paseo de Recoletos de Madrid, la consagrada politóloga y analista recibe a La Marea para compartir 20 intensos minutos de su visita a Madrid y hacer un conciso diagnóstico de la coyuntura económica y social mundial.

La presidenta de honor de Attac Francia, vinculada durante años a Greenpeace, llega a España para presentar su libro El Informe Lugano II. Esta vez vamos a liquidar la democracia, una combinación de ficción y realidad. En su relato, la autora junta en los alrededores del lago suizo Lugano a un grupo de diez expertos para elaborar un segundo texto -George escribió en 1999 la primera entrega de la saga, El Informe Lugano– sobre el funcionamiento del sistema capitalista a petición de los “solicitantes”. Y hasta ahí la ficción. Al margen de este escenario metafórico, la autora defiende que todo lo recogido en el libro es real. Los interesados en que se realice este estudio son una minoría político-económica mundial y la conclusión del informe es que se debe acabar con la democracia, pues es un “fastidioso sistema político, especialmente desagradable para unos pocos, porque se opone a la minoría cuyo único objetivo es aumentar sus beneficios y cuotas de poder”.

¿Hemos vivido por encima de nuestras posibilidades?

No. La sociedad, no. Estamos sufriendo una estrategia ideológica que busca acumular el poder y el dinero en unas pocas manos. Es la puesta en práctica del puro neoliberalismo.

¿Qué ha pasado en los más de diez años que han separado el primer del segundo informe Lugano?

La respuesta corta es que todo ha empeorado. La larga es que el sector financiero está dirigiendo y controlando la economía real. La verdad es que la crisis estalló a causa de la derogación de diversas leyes en EE.UU. y Gran Bretaña, las cuales mantenían a las finanzas bajo control. Tardaron sólo tres años en crear una explosión enorme, pues se quedaron sin reglas que cumplir.

Y la consecuencia directa es…

Su riqueza y una sociedad global cada día más desigual, con serios efectos perjudiciales en nuestro medio ambiente, que me tienen espantada.

En su libro llama “solicitantes” a ese un grupo de elegidos que gobierna ahora mismo. Detrás de sus intereses, ¿qué se esconde? ¿ignorancia o maldad?

Hay dos formas de responder a esa cuestión y de entender cómo hemos llegado hasta aquí. Por un lado está el punto de vista de los economistas norteamericanos Paul Krugman y Joseph Stiglitz, que ven las políticas europeas como una locura. Stiglitz cree que es una medida suicida que los europeos no puedan trabajar y ambos consideran que estas políticas se enmarcan entre la estupidez y la ignorancia. Pero yo creo que los que nos gobiernan no son nada tontos. Han elegido servir a los intereses de los bancos y la llamada clase elitista de Davos.

Pero se está gobernando de una forma muy dura…

Las políticas que se están llevando a cabo son muy crueles con la sociedad. Me han dicho que los griegos están siendo tratados como ratas de laboratorio para ver cuánto castigo pueden aguantar. Los que gobiernan piensan: “Vamos a hacer un experimento científico y vamos a juntar a un montón de ratas en una determinada situación. Veremos qué pasa si no reciben suficiente comida, si no reciben atención si están enfermos y ven morir a sus ratitas bebé. Experimentemos:  ¿Habrá una revuelta de las ratas? ¿O no?”. Creo que ellos saben lo que están haciendo. Además hay un componente ideológico, por supuesto. Lo que no se puede hacer es seguir reduciendo la economía y luego lamentar que no hay crecimiento.

A los españoles nos dicen que la austeridad es la primera piedra para reactivar la economía…

Es absurdo. Está demostrado, y corroborado por el propio Fondo Monetario Internacional, que la austeridad provoca más desigualdad social, depresión y alarga la crisis.

¿Tenemos que seguir hablando de crisis?

Yo creo que ya no se le puede seguir llamando crisis, porque la propia definición de la palabra establece una época con principio y fin. Es un capítulo más de la lucha de clases que está en marcha,  aunque la gente ahora no utiliza ese vocabulario.

¿Son los movimientos sociales un dolor de cabeza para el poder?

Por supuesto. El gran papel de los movimientos sociales en este momento es luchar, porque nadie lo hará por ellos. El futuro depende de las personas, y esto es difícil de cambiar porque hay mucha gente acostumbrada a la idea de que, puesto que han elegido a los representantes, a ellos les corresponde hacer algo al respecto. El gobierno no va a hacer nada combativo, no va a plantar cara al capital. Solo hay que mirar a Francia, que se supone que tiene un gobierno socialista y no está haciendo nada diferente.

¿Por qué si el problema es global no hay un movimiento global en contra?

Es demasiado pronto todavía. Estamos construyendo una Europa nueva a partir de la “Cumbre Alter”, que creo que ya es un avance notable. Aquí se juntarán sindicatos, organizaciones no gubernamentales, movimientos sociales ecologistas, feministas… varios grupos de personas que están involucradas en tratar de cambiar las cosas desde un punto de vista u otro. Y estos se unen en una plataforma común. Es un avance muy esperanzador porque hay que acabar con las fronteras entre países, pero un movimiento mundial creo que es prematuro. Me gustaría ver uno.

Los españoles han dejado de preguntar por la fecha en la que se acabará la crisis…

A la clase Davos le encantaría que fuera así siempre. No puedo responder a preguntas sobre el futuro, porque hay muchas variables, así que no sé decir cuándo superará España esta situación. El error ha sido que los españoles estaban esperanzados con que los otros fuesen mejores que los que gobernaban, estaban enfermos del PSOE, como ahora lo están del PP. La gente sigue estando a la espera de que un día u otro los elegidos se hagan cargo de ellos. Nosotros, el pueblo, tenemos un gran trabajo por delante.

¿Es cuestión de educación política?

Creo que vale la pena invertir en la educación política, que es lo que nos quitaron. Nunca va a existir una sociedad 100% interesada en la política, pero se puede voltear la situación y hacer que una minoría significativa cambie las cosas y que arrastre a la masa con ellos. Por eso la no violencia en el movimiento de ‘indignados’ es muy importante, ya que significa que la mayoría de la gente en España lo aprueba, si se pone violento, entonces será una historia diferente.

Berta del Río

Berta del Río

  • Pingback: GS test demo()

  • Suzane

    Lo cierto es que al leer por aquí los comentarios pareciera que sólo existe el capitalismo, el socialismo y el comunismo… lo cierto es que existen muchas variantes. El PSOE no es socialista, sino socioliberal, ya que toma medidas de libre mercado pero tiene cierta preocupación por la igualdad de género, entre homosexuales y heteros, la igualdad de tolerancia hacia todas las religiones y cierta consciencia medioambiental. En mi opinión, el mejor sistema y el que más parece funcionar, es la socialdemocracia, en la que se intenta garantizar, por encima de todo, la igualdad de oportunidades incluida la igualdad entre ricos y pobres. Se trata del sistema que existe en países como Noruega, Finlandia o Suecia.

  • Juan Pedro

    nuestra propia ignorancia nos hace presos, quien se ha leido la constitucion española? para que halla un cambio deberianos empezar por limpiarla de barbaridades sin perder sus principios. solo es una opinion. gracias a todos y a susan george en especial, coincido con ella en muchos puntos, pero lo mas importante es que no hace falta violencia para llevar razon, pero si para perderla. saludos!

  • Supongo que Susan George y su libro no van desencaminados. Pero se nos quieren atribuir demasiadas responsabilidades. Tenemos más obligaciones y preocupaciones que controlar a la clase política y a las élites (que saben más que nosotros). Superman no existe y la solidaridad tiene un límite.

  • Jose

    No me gusta nada el mensaje de esta señora. Terminar con la democracia, los “elegidos”. Me suena mal mal mal. La democracia esta representada por… pues eso impresentables, otro gran estamento, esta siendo atacado por la mala actitud de unos pocos. La democracia es buena, los malos los políticos y por supuesto de elegidos ninguno.

    • pepe

      como tantos otros españoles (asi nos va) has leido y no te has enterado de nada. No dice acabar con la democracia sino que transmite cuales son los deseos de la elite financiera que no es otro que acabar con ella, pero en fin, cada uno entiende lo que quiere o lo que puede. (que pena), esto no tendrá un buen fin.

    • Andreea

      Hay también la democracia participativa.

  • aser

    En mi opinión, es importante tener en consideración lo que digan estas personas, porque llevan años preocupándose de estos temas, y saben perfectamente cómo se ejecutan las cuotas de poder, cómo se mueven los hilos, incluso los “invisibles” para la gran mayoría de nosotros. Pero creo, como otros compañeros en los comentarios de este artículo, que no podremos liberarnos del yugo capitalista que nos oprime sin lucha. Los movimientos pacíficos están muy bien, y a mi personalmente me gustaría que fuera factible cambiar nuestra realidad desde la no violencia. Pero eso es una utopía, como el comunismo, el socialismo, el capitalismo, y todo sistema estructural conocido hasta la fecha. Todo tiene fecha de caducidad, siempre llega un momento en que, cualquier cosa, se corrompe. Desde un yogur hasta cualquiera de estos sistemas antes citados. Lo que necesitamos ahora mismo, y más en España que en casi cualquier otro país Europeo es airear las sábanas, sacudir las alfombras de todas las sanguijuelas que llevan chupándonos la sangre hasta el tuétano desde hace siglos. En España no hubo una revolución como en Francia o en Inglaterra, aquí siguen teniendo inmensas cuotas de poder las grandes familias de hace cientos de años. En mi opinión, más tarde o más temprano habrá que sacar las guillotinas a la calle, y empezar de cero. Repito que me gustaría que no fuera así, pero ellos tienen el poder de la información, de la comunicación, del dinero, de la posición social, del poder, ejecutivo, legislatuvo y judicial en el bolsillo, incluso del ejército. Esto no se arregla sin luchar, porque nos engañaran de nuevo, harán un lavado de imagen y nada cambiará realmente. Fuerza y a por ellos!!

    • María José

      Estoy totalemnte de acuerdo con Aser. Es triste, pero no podemos continuar indiferentes antes las ejecuciones de estos gobiernos de Europa.

  • Esperemos que, para cuando la población haya despertado y se haya movido, no sea ya demasiado tarde. Los que sean creyentes ya pueden ir rezando…

  • Javier

    Soy pacifico y pacifista pero lo de poner la otra mejilla es para idiotas ya que te la darán con absoluta seguridad, y ya nos han dado la primera ostia a puño cerrado, ellos ya están usando la violencia ¿o es que matar gente de hambre no es violencia? venga, menos tonterias coño, los lobos no dejarán de comer ovejas porque estas tengan una mala opinión de ellos, espabilarse y dejarse de milongas pacifistas, si quieren guerra hay que darsela, de todos modos ellos intentarán matarte hagas lo que hagas.

    • Miguel

      Perfecta exposición. Una revolución es una revolución.

    • PEPE

      Hay muchos casos en la historia del hombre que con pacifismo se ha expulsado el sistema politico… MAHATMA GANDHI, . Si empezamos una lucha perderemos la legitimidad y compromiso del trabajo hecho y perderemos la batalla porque nos dividiremos y no tenemos armas. Ahora mas que nunca la clase obrera junta para defenderse de un sitema que nos quita el beneficio que producimos.

    • Ximo Clausi

      Viendo el resultado de la Guerra Civil, esta vez optaría por el pacifismo y mas sabiendo la tecnología que tiene el enemigo. Como dice Anguita, hay que ir poco a poco creando una base de conciencia ciudadana. Cómele el tarro a tu amig@, lo normal es que si lo haces de corazón acabe escuchando. Somos mayoría.

  • Javier

    Tampoco es lucha de clases, es la sinvergüencería y maldad de las personas.

  • cdya

    Me parece todo una forma muy intelectual de verlo, a la vez que muy distante de las clases mas oprimidas. Que queda muy bonito ese no a la violencia, pues vale pero la lucha de clases, se le llama lucha porque en su momento hubieron hostias. Y esto es mucho mas que la lucha de clases es un planeta que le faltan y le faltaran muchos mas recursos naturales, del que ya se hizo un estudio muy profundo por la ONU precisamente poco antes de que empezara la crisis financiera. El sistema no funciona, España se endeuda 400 millones de € mas cada dia, y EEUU 1 billon de dolares anuales, y luego te cuentan que se va por buen camino, y economistas renombrados apoyandoles.
    Muy estimada Sra Susan George, si no acabe de ver el futuro yo se lo cuento vamos a pasar por un caos en todo orden, de eso no nos escapamos, y seria mejor que llegara pronto y lo aceleraramos o el pueblo cada vez estara mas desgastado.
    El poder no perdera su sudodicho sin pelea, asi que nosotros tampoco podemos arrebatarselo sin lucha.

  • Y sigo aquí…

    Se han servido de las democracias para hacer ( robar )dinero , tanto que se han convertido en enfermos insaciables.
    Y ahora quieren acabar con las democracias para no tener que devolver lo robado, y además a las victimas convertirnos en sus esclavos.
    Todo esto con la complicidad de políticos corruptos y cómplices, a los que, tambien hay que decirlo hasta ahora votaba parte del pueblo, pero aunque lo les ha ido tan mal , quieren acabar con eso también.

    • Ya sean “Democracias” o dictaduras, el poder siempre esclaviza al pueblo. Siempre hemos sido esclavos, siempre. La lucha de clases es lo que debería haber para acabar con esta situación. Los que torturan a los ciudadanos son menos del 1%.

  • María

    Salud a los viej@s luchadores.
    Os necesitamos más que nunca.

  • Vero H

    Importante contar con opiniones de la talla de esta mujer. Este comentario me parece destacable: “La verdad es que la crisis estalló a causa de la derogación de diversas leyes en EE.UU. y Gran Bretaña, las cuales mantenían a las finanzas bajo control.”

    Porque sabemos que el capitalismo sufre crisis cíclicas, pero la virulencia de esta tiene un origen claro: la desregularización que dio paso al capitalismo salvaje.

    El problema es que el capitalismo tiende a eso y tener un capitalismo regulado va contra su propio fundamento y he aquí la duda: prolongar el capitalismo con regulación o cambiar a un sistema socialista con regulación total pero desde abajo, o inventar uno alternativo.

    Quién sepa la respuesta que nos ilumine, habrá que probar y ver…

  • raymond

    Por supuesto que Noam Chomsky debe estar en esa lista, pero sería mas interesante aún si agregaramos las opiniones de John Pilger, Arundhaty Roy, Eduardo Galeano, etc. La lista es interminable pero sabrosa. Un saludo solidario.

  • 4lex

    Muchas gracias, Berta. “Entrevistar no es comulgar”, como decíamos hace una semana, pero lo cierto es que hay personas a las que hay que entrevistar y con la que hay que colaborar para ser un medio que se toma a sí mismo en serio, más que otra cosa porque es enormemente importante que la gente lea lo que esas personas tienen que decir.
    Amy Goodman, Richard Stallman… sin duda es otra de esas personas es Susan George.
    Creo que aún nos falta Chomsky 😀

    • Berta del Río

      Gracias a ti, 4lex!!!
      Berta

LM51 – Julio/Agosto 2017

Última hora

Los socios/as escriben

La errática política migratoria italiana

"Las ventas de armamento de Italia aumentan a un ritmo vertiginoso, lo que alimenta las guerras olvidadas que llenan las pateras".

Tus artículos

Alsasua: resucitar a ETA a toda costa

"Con ese caldo de cultivo no es extraño que organismos judiciales aporten su grano de arena en esa cerrazón por resucitar a ETA", escribe Gonzalo del Campo.