“Tener el control de tu informática es un derecho humano”

“Tener el control de tu informática es un derecho humano”
Richard Stallman durante su encuentro con La Marea. T. MARTINEZ
30 de enero de 2013
10:03

VALENCIA // Richard Stallman es raro. Tiene esa rareza que irradian los genios. Con sus ojos abiertos llega a Valencia donde imparte una conferencia invitado por la Asociación Valenciana de Software Libre (ASOLIVAL) y la Universitat. Antes tiene un encuentro con un pequeño grupo de jóvenes estudiantes.

Stallman les atiende con ese aspecto entre bonachón y enfadado. Toma una orxata, dos, “son demasiado pequeñas” y suelta algunas gracias en castellano. “¿Por qué los naranjos no están ordenados? Porque están puestos al azahar”, y se ríe. Está cómodo. “¿Quién de ustedes tiene Facebook?”. Todos levantan la mano. “Han caído en la trampa”, sentencia.

El padre del software libre domina el castellano a la perfección, pero pide que le hablen despacio, “pronunciando bien las consonantes”. Si no entiende algo, habla como un robot… “No oigo nada”, se le escucha decir con un sonido entre metálico y autómata. Es Stallman en estado puro.

Tras su encuentro con los escolares, atiende a La Marea, Pregunta por el medio, quiere saberlo todo, muestra interés. Respira con fuerza, se relaja y empieza a hablar de lo que más sabe, de lo que más le interesa, de su vida, del software libre.

¿Quien controle el software, controlará la sociedad del siglo XXI?

No lo diría así. No habrá nadie que controle el software, es demasiado sencillo. Lo que digo es que cuando haces tu informática personal debes tener el control de ella, si no tienes el control de tu informática propia estás bajo la bota de otro.

¿Podríamos hablar de una dictadura del software igual que la hay de los mercados?

No digo dictadura, digo injusticia. Puede haber varias empresas con software privativo y si usas programas privativos de varias empresas no hay una sola que tenga el control de ti, pero al final no tienes tú el control de tu informática, y eso ya es algo injusto.

¿Qué país defiende más el software libre?

Ecuador, es el mejor ejemplo de una política estatal de migración a software libre de las agencias públicas. Con el software libre los usuarios tienen el control del programa, si éste no es libre, es el programa quien controla a los usuarios. Cuando el usuario es el Estado, estamos hablando del control de su soberanía informática. Cualquier país debe migrar al software libre para echar al software privativo, ahora mismo Ecuador tiene la mejor política en ese sentido.

Usted habla de cuatro grados o niveles de libertad…

No, no, no. Son cuatro libertades esenciales, no son suficientes tres de las cuatro, todas hacen falta para que los usuarios tengan el control del programa y no al contrario. Las cuatro libertades son, la libertad cero, de ejecutar el programa como quieras; la libertad 1, de estudiar el código fuente del programa y cambiarlo para que hagas tu informática como quieras; la libertad 2, de redistribuir copias exactas cuando quieras y la libertad 3 para distribuir copias de tus versiones cambiadas. Con las libertades 0 y 1, los usuarios tienen el control individual del programa, necesitan las libertades 2 y 3 para tener el control colectivo.

¿Qué aporta el software libre a la educación?

Las escuelas, moralmente, deben enseñar únicamente software libre, porque tienen una misión social de educar a buenos ciudadanos, listos para vivir en una sociedad libre. En la informática, esta misión exige graduar a usuarios habilitados para el software libre. Enseñar el uso de un programa privativo es implantar dependencia, no se debe porque va en contra de la misión social de la escuela.

¿Qué le diría a un profesor que piensa que es muy difícil migrar?

Que es su obligación, que no enseñe un programa privativo a nadie más.

Y es más barato…

No es una cuestión de gratuidad, es cuestión de libertad. Es legítimo vender copias de programas libres y hay programas privativos que son gratuitos, como Flashplayer. Este programa tiene funcionalidades malévolas de vigilancia y de restricción al usuario, no solo es privativo, es malware, pero es gratuito.

También es gratuito Facebook

Exacto, y no es un programa, es un servicio, pero es malo. Entonces, no confundamos la libertad con la gratuidad.

Conoce la política española, ¿qué opinión le merece movimientos como el 15M que han reivindicado el software libre?

Estoy a favor, por lo general, del movimiento de los Indignados. Por supuesto, el asunto del software libre es un pequeño detalle entre los asuntos de ese movimiento.

Sin software libre, ¿puede haber democracia?

Es difícil de saber. Por algún tiempo, supongo que sí, pero defender otros derechos humanos es difícil sin tener libertad también en el campo de la informática. Cada derecho humano depende del resto de derechos humanos, si pierdes uno estás en peligro de perder los otros. Hoy en día, tener el control de tu informática es un derecho humano y si lo pierdes obstaculiza tu defensa de los otros derechos humanos.

¿Cómo convencería a un gobierno para que le dé importancia a la soberanía informática?

Si un político es sincero y si desea algo más allá de su ganancia, apreciaría inmediatamente su importancia. También puedo citar las funcionalidades malévolas que se encuentran en el software privativo. Entre los usuarios de software privativo, casi todos usan malware privativo, usan un programa privativo que fue diseñado para abusar de ellos. Hay tres tipos de funcionalidad malévolas: la de vigilar al usuario, la de restringirlo y la de las puertas traseras que reciben comandos a distancia para hacer algo al usuario sin pedir su permiso. Si una agencia estatal usa un programa privativo, perjudica la seguridad nacional. Hay agencias que tienen responsabilidades esenciales y si no pueden cumplir con estas responsabilidades pueden ser un desastre.

¿Qué aciertos ha tenido en estos 30 años desde el nacimiento del software libre?

No recuerdo ninguno en concreto. No hago listas de mis errores ni de mis aciertos. No recuerdo ninguna fecha concreta de forma especial. Bueno sí. El 11 de septiembre de 2001, como dos horas después de los ataques, reconocí cuál sería el próximo blanco…

¿Cuál?

Nuestra libertad. ¿Fue un acierto? No celebro haber acertado. Como dijo George Bush “Hay algunos que odian nuestra libertad”, como él mismo.

¿Cuál es la situación de la libertad en EEUU ahora mismo? ¿Cambio algo con Obama?

Vigilan, vigilan, vigilan… Obama protege a los torturadores mientras pone en prisión a quien delató a los torturadores.

Y es Premio Nobel de la Paz…

(Se ríe). Es absurdo.

¿Cuál es su opinión sobre Aaron Swartz?

Según parece, intentó liberar millones de artículos científicos del poder injusto de los editores científicos. Su acción habría sido una victoria para la libertad, de haberlo logrado.

Mientras tiene lugar la entrevista, más de medio millar de personas se dirigen hacia la Universitat de València donde llenarán el Claustro. Allí dictará su conferencia “Por una sociedad libre”. Pero antes plantea un reto al pequeño grupo con el que ha compartido una orxata, “el futuro depende de ustedes”.

La cita termina con el gurú del software libre poniendo música en su ordenador del que no se separa nunca. Se trata de Guantanamera, en una versión que el mismo Stallman canta, aunque con la letra cambiada. “Me odiaba mi primo / Por celos a mi carrera / Lo arrestaron y dijo / Que terrorista yo era.// Guantanamero, soy preso guantanamero. / Guantanamero, soy preso guantanamero”. Y sonríe con esos ojos bien abiertos.

5 comentarios

  1. TrinitromTolueno
    TrinitromTolueno 18/05/2013, 23:37

    Dista mucho de ser un genio. Simplemente utilizar el término “derechos humanos” es prueba de que es “del montón”.

    Responder a este comentario
  2. jubilado
    jubilado 30/01/2013, 17:50

    Buena entrevista.
    Richard Stallman, fiel a sus principios.

    Responder a este comentario
  3. Carolina
    Carolina 30/01/2013, 12:28

    Muy buen la entrevsita ! Ya era hora de que algún medio se preocupase por el software libre

    Responder a este comentario
  4. Flanagan
    Flanagan 30/01/2013, 11:51

    Si, pero tener el control del Parlamento Nacional es un derecho del Pueblo que ha dinamitado de la manera mas burda el Pepé.

    Esto hay que denunciarlo porque ahora he visto como un diputado pepero hacía panegíricos de la Ministra Báñez y esta le contestaba agradeciéndoselo. Forma de ganar tiempo haciéndoselo perder a los que claman por que se aclaren los barcenazos, gurtelazos y gilipollazos de Rajoy en Perú.

    Es decir, que como en los tiempos de Franco solo *parlamentan* ellos para ganar tiempo y evitar que entre la oposición.

    Siguen con la cantinela de la herencia recibida y la oposición con la humildad de no tirarles a la cara la verdadera herencia franquista que llevamos recibiendo desde hace treinta años.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripciones

Ya somos 2.375

Necesitamos 5.000 para ser sostenibles

Opinión

La alegría rebelde

El pueblo de Chile dijo NO a Pinochet el 5 de octubre de 1988. En 2014, España tiene seguir sus pasos y plantar cara al "poder establecido", reivindica la autora.

Los cañones de agosto

La autora radiografía los nuevos conflictos armados y el papel que juega EEUU

Apúntate a nuestra newsletter

Regístrate para recibir un resumen de las mejores noticias de la semana en tu mail.

CARTAS A LA REDACCIÓN

¡Bienvenidos al zoológico!

"Como en su día les tocara a los gobiernos del Sur, hoy son los gobiernos del Norte los que se ven obligados a decir ¡¡¡sí bwana!!!", asegura este lector

Colabora con La Marea

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

La curiosa obsesión de Vozpópuli con Podemos

Desde el 25 de mayo el periódico digital ha publicado un total de 164 noticias y artículos (1,76 de media cada día) que incluían es su título la palabra “Podemos” para referirse a la nueva formación política o la palabra “Iglesias” para mencionar a Pablo Iglesias, su cara más visible

Boicot académico a Israel: una experiencia personal

"Mi decisión provisional", afirma el autor, "es seguir trabajando con mis colaboradores en Israel mientras sigo buscando formas de desmarcarme públicamente de la política y de las acciones militares de su gobierno."

LA UNI EN LA CALLE

Sociología de género: pensar la igualdad, vivir la diferencia

La autora es antropóloga, doctora en Sociología y especialista en Sociología del Consumo

Este artículo se incluye en "La Uni en la calle. Libro de textos". A la venta aquí.

Síguenos en Twitter