Internacional

La UE busca resucitar el polémico acuerdo pesquero con Marruecos

Bruselas, con el apoyo de España y Francia, busca concluir un nuevo pacto pesquero pese a que el Parlamento Europeo vetó el anterior convenio // Una de las razones fue que el acuerdo incluía las aguas del Sáhara Occidental

03 enero 2013
18:02
Compartir

MADRID // El acuerdo pesquero de la UE con Marruecos, el más oneroso en términos beneficio-coste de los que mantenía Bruselas con un país tercero en 2011, podría volver a la vida después de que el Parlamento Europeo lo vetara en diciembre de ese año. Una decisión en la que fue clave uno de sus aspectos más controvertidos: la inclusión de las aguas del Sáhara Occidental en su ámbito de aplicación.

Pero este veto, que constituyó un severo varapalo a Marruecos, parece haber tenido un recorrido muy corto. Las autoridades europeas llevan meses negociando con Rabat un nuevo convenio pesquero que permita a las flotas europeas volver, no sólo a  aguas territoriales marroquíes, sino, con mucha probabilidad, también a las saharauis.

Representantes de la Comisión se reunirán de nuevo con las autoridades marroquíes el 15 y el 16 de enero en Rabat para avanzar en la consecución de este acuerdo. Aunque no se conoce aún el contenido del mandato negociador de la Comisaria Europea de Pesca, Maria Damanaki, el Observatorio para los Recursos Naturales del Sáhara Occidental (WSRW en sus siglas en inglés), tiene la “firme sospecha” de que el nuevo pacto tampoco excluirá las aguas saharauis.

La explotación de los recursos naturales de un territorio no autónomo (una colonia, según la doctrina de Naciones Unidas), como es el Sáhara, no es ilegal mientras se cumplan dos condiciones; la primera es que la población autóctona haya dado su visto bueno, algo que en este caso no ha sucedido. El segundo requisito es que la explotación del recurso beneficie a los saharauis.

Pese a que Marruecos entregó en 2011 un informe en el que supuestamente demostraba dichos beneficios, los europarlamentarios que votaron contra la prórroga del acuerdo consideraron que el documento no era suficiente, probablemente debido a que los datos que ofrecía eran vagos, no estaban apenas desglosados por regiones y ni siquiera se mencionaba de forma explícita al Sáhara Occidental. Este informe se mantuvo secreto durante varios meses hasta que se filtró a los medios de comunicación.

La aparente imposibilidad de Marruecos de demostrar que el acuerdo se ajustaba a Derecho, así como el contenido de un segundo informe, encargado por la UE a la consultora Oceanic Développment, terminó por convencer a muchos europarlamentarios de que el acuerdo no sólo no era legal sino que además tampoco era rentable.

De hecho, el informe elaborado por la consultora independiente francesa precisaba que el convenio con Marruecos era el más costoso de todos cuantos mantenía entonces Bruselas con países terceros: por cada euro invertido, Europa sólo recuperaba 0’83 céntimos. Las capturas europeas en aguas marroquíes y saharauis ni de lejos compensaban los 36 millones de euros de canon anual que se entregaba a las autoridades marroquíes.

Sortear el veto

Para Javier García Lachica, presidente de WSRW, existen muchas posibilidades de que el acuerdo vuelva a incluir las aguas saharauis, algo que Marruecos busca con el apoyo de Francia y España. Según García Lachica, “se busca concluir un nuevo acuerdo y luego convencer a los europarlamentarios de que cambien el sentido de su voto, dado que el convenio deberá ser sometido a la aprobación de Parlamento de Estrasburgo”.

El ministro español de Pesca, Miguel Arias Cañete, ha dejado claro que la postura del Gobierno es que se aceleren las negociaciones para permitir que la flota española regrese a “la región”. A WSRW le resulta “significativo” que no haya especificado “a qué se refiere con ese término” al igual que la ausencia de una mención explícita a las aguas saharauis.

Para García Lachica, si se firma un nuevo acuerdo que no tenga en cuenta ” los deseos y los intereses del pueblo saharaui”, se socavarán “los esfuerzos de paz de la ONU” al tiempo que Europa ofrecerá “apoyo a las reivindicaciones infundadas de Marruecos sobre el Sáhara Occidental”.

La flota española

WSRW se muestra muy crítica hacia el Gobierno español, toda vez que considera que los argumentos económicos esgrimidos por este Ejecutivo y los anteriores – el que justifica el acuerdo definiéndolo como “indispensable” para el sector pesquero español- se ven también muy cuestionados a la luz de las cifras en poder de la organización.

De las 119 licencias que preveía el anterior pacto, España disfrutaba de alrededor de un centenar. Pero una licencia, según WSRW, “no equivale a un barco”  y, en la práctica, sólo alrededor de 60 navíos españoles faenaban en caladeros marroquíes y saharauis. De ellos, unos cincuenta, casi todos barcos de pesca artesanal con base en Andalucía, dependen exclusivamente del acuerdo con Rabat.

Sin embargo, para los críticos con el pacto pesquero, los 36 millones de euros que la UE pagaba anualmente a Marruecos por él podrían destinarse a buscar una alternativa laboral para los pescadores y las flotas que dependen de ese convenio pesquero.

Trinidad Deiros

Trinidad Deiros

  • van kaas

    perdón, empleo alternativo para los pescadores y las flotas que dependen del acuerdo de pesca no es necesario si el contrato se celebra con el Polisario

  • iulian6toader

    Sería interesante conocer el sentido del voto de los eurodiputados españoles con respecto a este tema.

  • http://unblogdeopinionmas.blogspot.com Alex

    En fin.. .la pescadilla que se muerde la cola…http://unblogdeopinionmas.blogspot.com.es/2013/01/no-al-por-receta.html

    Por cierto, gran periódico, he tenido hoy (por ayer) la oportunidad de compararme la edición de papel y me parece maravillosa la estoy disfrutando como un chavalin.

Última hora

Opinión

Sobre el machismo imperante y la diputada Salmones

La congresista del PP reaccionó airada ante las acusaciones por el nombramiento de José Ignacio Wert, aduciendo que resultaban "insultantes"

Acuerdo nuclear con Irán: demos una oportunidad a la diplomacia

La alternativa a la diplomacia sería rociar con combustible una región del mundo que ya se encuentra en llamas a causa de conflictos armados tan intensos como complejos.

TUS ARTÍCULOS

Las encrucijadas de las redes sociales no entienden de privacidad

El autor asegura que las redes sociales todo sucede tan rápido que el presente se convierte en pasado en cuestión de minutos

Jeremy Corbyn también es Venezuela

El mayor reto del equipo del candidato a las primarias del Partido Laborista no reside solamente en esquivar los ataques de sus enemigos políticos, sino también y -sobre todo- en desplazar junto con la sociedad británica los límites de lo viable dentro de la política europea.

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

Grecia y Podemos: De la determinación al posibilismo

Un análisis de las enseñanzas que deja al partido de Palo Iglesias la situación por la que pasa Syriza en Grecia

El arte de enseñar es el arte de ayudar a descubrir

"Yo no sé si es por interés, por incompetencia o por ambas, pero nuestro sistema educativo está muy lejos de lograr individuos independientes y críticos", asegura el autor.

COOPERATIVAS

Empoderar a las comunidades de vecinos

La cooperativa Comunitaria redefine el rol del administrador de fincas

Colabora con La Marea

LA UNI EN LA CALLE

Geografías de la adolescencia en el área de Madrid

La apuesta por conocer cómo se estructuran las relaciones sociales de un entorno a través de su paisaje semiótico.

Este artículo se incluye en "La Uni en la calle. Libro de textos". A la venta aquí.