Sociedad

Decenas de miles de personas salen a la calle contra la reforma de Wert

Sindicatos y colectivos de estudiantes protestan juntos contra los recortes en educación y la Lomce, en una jornada de lucha convocada a nivel estatal. “No vamos a permitir que este ministro nos devuelva a las aulas de los años 60”, advierte Tohil Delgado, secretario general del Sindicato de Estudiantes.

13 diciembre 2012
23:13
Compartir
Decenas de miles de personas salen a la calle contra la reforma de Wert

MADRID // Ni el frío les ha hecho quedarse en casa. Decenas de miles de personas, según los sindicatos, han participado en la jornada de lucha en defensa de la educación pública convocada por la Plataforma Estatal por la Escuela Pública.

Entre gritos como “¡Esta reforma la vamos a parar!” o “¡Wert, capullo, recorta de lo tuyo!”, miles de personas han salido a la calle este jueves en el centro de Madrid para mostrar su rechazo a los recortes en educación y a la reforma del ministro de Educación, José Ignacio Wert.

La manifestación se ha dividido en dos marchas diferentes. La primera, convocada por la Plataforma Estatal por la Escuela Pública, ha caminado desde Neptuno hasta el Ministerio de Educación bajo el lema No es un gasto, es una inversión. No a los recortes en educación. Formada en su mayor parte por padres, madres, profesores y alumnos de primaria, los manifestantes han avanzado en un ambiente tranquilo, animados por una banda de música.

La segunda, de carácter más combativo, ha partido de Colón y se ha unido a la marcha sindical en Cibeles en un bloque crítico, organizado por la plataforma estudiantil Toma la facultad. El lema: Nuestra educación no pagará vuestra deuda. Al paso por el Ministerio, los manifestantes han protagonizado una sonora pitada, entre gritos de “vergüenza” y “dimisión”.

“No vamos a permitir que este ministro nos devuelva a las aulas de los años 60”, ha advertido el secretario general del Sindicato de Estudiantes, Tohil Delgado, quien ha asegurado que el Ejecutivo pretende recuperar “las reválidas franquistas para expulsarnos por decenas de miles del sistema educativo y que la universidad sea para una élite de privilegiados”.

Delgado ha lamentado que Wert “imponga itineriarios segregadores y clasistas”, y permita “una reforma que dé miles de millones de euros a la privada y concertada mientras asfixia a la escuela pública”.

“Este Gobierno sólo legisla a favor de los banqueros”, ha añadido Delgado, que ha asegurado que “poco le importan las 12 millones de personas que a día de hoy viven por debajo del umbral de la pobreza en este país”. “Este es un Gobierno de sinvergüenzas y no se lo podemos permitir”, ha zanjado el dirigente estudiantil, cuyo sindicato ha anunciado una nueva huelga general de 72 horas en todas las aulas para los días 5, 6 y 7 de febrero.

Por su parte, Isabel Galvín, secretaria general de Enseñanza de CCOO en Madrid, ha calificado de “éxito” la jornada de lucha convocada por la Plataforma. Aunque no ha dado cifras concretas, ha estimado en “decenas de miles” de personas las que han participado en las protestas en todo el Estado.

“Si la Lomce se aprueba, la educación será una mercancía, y solo podrá comprarla quien tenga dinero. Esta ley no resuelve ni uno de los problemas de la educación”, ha señalado. “Mientras, la administración no se compromete a darnos recursos suficientes, ni al profesorado, ni oferta de clases, ni centros, ni becas”.

Eduardo Muriel

Eduardo Muriel

  • parado

    Me alegro de que la comunidad educativa así como familias, estudiantes, simpatizantes y sindicatos salieran ayer a protestar contra la ley Wert en toda España, y de que la gente empieze a tomar conciencia de que los sindicatos mayoritarios, o que cambian, que dudo mucho dado las dinámicas creadas entre los trabajadores, que también tienen que hacerlo pues se han acomodado a las circunstancias y permiten estos mamoneos, o desparecen como los trabajadores que pasaremos a ser esclavos puros y duros. Estamos en tiempos de cambios, que serán duros y largos, y creo, desgraciadamente, que hasta que más gente no tenga el agua hasta el cuello, estos ingobernables seguirán sin temer por sus políticas ni por sus privilegios, pero también estoy esperanzado en que todavía seamos gente la que salimos a la calle, desobedecemos y luchamos, el día que eso no se de entonces, estaremos muertos o presos tanto metaforicamente como fisicamente. ¡Salud y lucha!

  • jubilado

    No debemos consentir que, los talibanes del pp y sus compinches , nos vuelvan a tiempos de la dictadura.

  • jaime

    Comentar que el bloque crítico ha rodeado el mitin que los sindicatos habían montado en mitad de la calle y ha continuado la movilización pasando por la Puerta del Sol hasta llegar a la acampada indefinida frente a Bankia en la calle Celenque, mostrándoles su apoyo.

Última hora

Opinión

Y también el Sol

Las energías renovables y el cambio político abren una vía para revertir algunas de las reformas con que anteriores gobiernos han beneficiado a las grandes empresas, afirman los autores

La ciudad es para ti

La canícula es una invitación para probar cosas nuevas. Y la razón es simple: llega la hora de los suplentes. Segunda entrega de la serie ‘Verano caliente-caliente’

Quiero recibir las mejores noticias de la semana y llevarme gratis el pdf del último número de la revista y una selección de artículos de 2014.

COOPERATIVAS

Empoderar a las comunidades de vecinos

La cooperativa Comunitaria redefine el rol del administrador de fincas

Colabora con La Marea

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

El arte de enseñar es el arte de ayudar a descubrir

"Yo no sé si es por interés, por incompetencia o por ambas, pero nuestro sistema educativo está muy lejos de lograr individuos independientes y críticos", asegura el autor.

OXI como símbolo de dignidad

El empobrecimiento extremo sufrido por el pueblo griego puede provocar un grito de dignidad que simbolice el choque frontal entre los intereses sociales y financieros en Europa, expone el autor

LA UNI EN LA CALLE

Sistemas eléctricos sostenibles

La inclusión masiva de las energías renovables en la generación de electricidad ya no es un deseo bucólico, se ha convertido en una imposición a corto plazo

Este artículo se incluye en "La Uni en la calle. Libro de textos". A la venta aquí.

TUS ARTÍCULOS

Qué no es Ahora en Común

Un miembro de la plataforma Ahora en común lo define como "el anhelo de cambio de la ciudadanía expresado en las urnas"

Una penitencia muy dura

"El 24-M ha tenido la virtud de poner de manifiesto que los procesos de convergencia global y la generosidad de las organizaciones han sido premiados por la ciudadanía", defiende el autor