INTERNACIONAL

El régimen sirio ataca a los rebeldes con bombas racimo, según HRW

El régimen sirio ataca a los rebeldes con bombas racimo, según HRW
Imagen de una bomba racimo, en el vídeo difundido por Human Rights Watch.
14 de octubre de 2012
18:36

NUEVA YORK // La ONG Human Rights Watch ha denunciado que el régimen sirio ha utilizado bombas de racimo (armamento prohibido en numerosos países) contra su población en los últimos días. La organización de defensa de los derechos humanos ha difundido este vídeo, en el que se muestran restos de los artefactos, como prueba.

En algunas de las imágenes, aparecen niños manipulando cargas no detonadas de las bombas. HRW exige al gobierno que deje de utilizarlas y, en su informe, alerta de los riesgos a los que se expone la población civil, ya que estos explosivos pueden explotar al mínimo movimiento o manipulación.

Desde 2010, la Convención de Oslo prohíbe el uso, producción, almacenamiento y exportación de las bombas de racimo sin excepción alguna. Más de 100 países, entre los que no se encuentran Siria, Rusia, China ni EEUU, han firmado este acuerdo internacional en los dos últimos años. “El desprecio de Siria por los civiles es evidente en su campaña aérea”, critica el director de Armas de HRW, Steve Goose.

Muchos de los ataques detectados por la organización se habrían realizado desde aviones y helicópteros que sobrevolaban la gran autopista que recorre el país de norte a sur, a la altura de la ciudad noroccidental de Maarat al Numan, una de las zonas de mayor enfrentamiento entre el gobierno y los rebeldes.

Según HRW, las bombas de racimo utilizadas son de tipo RBK-250 o submuniciones AO-1Sch, ambas de fabricación rusa. No es la primera vez que la ONG denuncia la utilización de estas armas (ya lo hizo en julio y en agosto), pero su detección en este momento demuestra la fuerza con la que el régimen trata de reconquistar Maarat al Numan. Los rebeldes se han hecho con su control hace pocos días y, puesto que la carretera atraviesa la población, el tránsito de las tropas del gobierno por carretera ha quedado interrumpido entre la capital, Damasco, y la mayor ciudad del país, Alepo.

10 comentarios

  1. Entretierras
    Entretierras 21/10/2012, 18:47

    Son unos asesinos y van a llevar al desastre. Ya están extendiendo la guerra a sus vecinos. Es complicado de entender, pero encontramos quien la acerca Hay quién da pistas http://entretierras.net/2012/10/21/libano-siria-y-la-huida-hacia-adelante/

    Responder a este comentario
  2. Canario
    Canario 16/10/2012, 15:20

    La crítica de Pintaius sigue un modelo muy machacado. Cierto es que en el conflicto sirio la opinión de los medios occidentales dominantes es contraria al gobierno de Bashar Al-Assad, y que en más de una ocasión se les ha pillado ocultando el origen tanto financiero como de las armas y de integrantes de las fuerzas de oposición. Pero en este artículo se emplea como fuente a HRW, cuya credibilidad está constrastada desde hace tiempo. Es como si para creer que la Tierra es redonda no podamos emplear la voz de expertos cuyos dictámenes ya nos hubieran servido en otras ocasiones porque siempre es necesario comprobarlo todo directamente, es decir, enviando un tipo en globo a la estratosfera para ver si esto es una esfera o la parte de arriba de una mesa.

    Responder a este comentario
  3. Y sigo aquí...
    Y sigo aquí... 15/10/2012, 20:16

    Estas serán de las que fabricaba el actual ministro de Rajoy ( el Morenés).

    Responder a este comentario
  4. Pintaius
    Pintaius 15/10/2012, 18:05

    ¿Habéis contrastado la noticia? ¿Estáis seguros de que no son los mercenarios extrangeros los que las usan? ¿Tenéis un correponsal in situ? …hhhmmm… Por supuesto que no. Solo hacéis de lorito repetidor de las agencias OTAN.
    Mierda de periodismo, joder…

    Responder a este comentario
    • Pintaius
      Pintaius 15/10/2012, 18:06

      …con j de extranjero

      Responder a este comentario
    • Daniel Ayllón
      Daniel Ayllón 15/10/2012, 18:25

      Hola Pintaius,

      Esta noticia se hace eco de una denuncia de la ONG pro derechos humanos internacional y pacifista Human Rights Watch, que cuenta con una larga trayectoria.

      Los costes de viajar a la zona para contrastarlo o tener un corresponsal no son todavía asumibles por nuestro proyecto. Como sabes, estamos naciendo sin una empresa ni un partido político detrás que nos financie. Esto tiene sus cosas buenas (no tenemos presiones y somos totalmente libres para ejercer nuestro trabajo, a diferencia del resto de grandes medios) y malas (no podemos pagar un viaje a Siria). No obstante, esperamos lograrlo en el futuro.

      Un saludo y gracias por tus críticas.

      Siempre son bienvenidas y nos ayudan a mejorar.

      Responder a este comentario
      • Josep
        Josep 22/10/2012, 11:48

        La trayectoria serà larga pero el origen puede marcarla: vigilancia des de EEUU de los acuerdos de Helsinki en el bando sovietico. No pondré en duda la objetividad concreta de esta ONG en la defensa de los DDHH, pero si pongo en duda la objetividad.
        En esta guerra me falta mucha información y oir muchas voces, creo que ni estando allí sabria La Verdad. Por eso me abstengo de opinar sobre quienes seria buenos i quienes malos y aconsejaria hacer lo mismo. Dirna que no se puede ser neutral, tal vez no, pero es que acaso hay que estar del lado de uno de los dos bandos en guerra? Yo me pongo del lado de los que no luchan con armas. Como dice mi abuelo, cuando los ricos se pelean, se mueren los pobres.
        Sobre el video (acaban de llegar y publican su primer video en Siria?), mucha calidad de imagen, planos muy cortos, niños jugando delante de la camara (de la ONG?) mientras sale aviso de peligro sobreimpreso para los niños y padres occidentales que lo vean… ¿¿para cuando caigan por aqui esos trastos??

        Responder a este comentario
      • 4lex
        4lex 03/01/2013, 09:37

        Lo primero, diría yo, es consolidarnos, contratar a más periodistas, pasar a ser quincenales. Cuando otros medios con capital detrás están cerrando, llegar así de lejos para nosotros ya me parece aspirar a mucho.

        Si de aquí a un año vamos tan bien, yo propondría un crowdfunding para financiar una investigación con gastos extraordinarios, como puede ser enviar un corresponsal a un conflicto.

        Sí es cierto que apoyarnos en notas de prensa e informes ajenos, aunque sean de ONGs, sirve de poco comparado con sacar la noticia de primera mano.

        Responder a este comentario
  5. vayacante
    vayacante 15/10/2012, 12:37

    Cochina guerra mediática. Lo que se hace por dinero.

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripciones

Ya somos 2.320

Necesitamos 5.000 para ser sostenibles

OPINIÓN

“Lo único que quiero es vivir con dignidad, como un ser humano”

Son las palabras desde Ramallah (Palestina) de Mona Ahmad al-Shawa, Coordinadora de la unidad de derechos de las mujeres en el Centro Palestino para los Derechos Humanos

¿Por qué dicen “repite conmigo”?

En el Partido Popular están muy enfadados porque han visto cómo unos 'perroflautas' les han robado la dialéctica, sostiene el autor

Apúntate a nuestra newsletter

Regístrate para recibir un resumen de las mejores noticias de la semana en tu mail.

Colabora con La Marea

CARTAS A LA REDACCIÓN

Las castas

Jaime G. Muela // El otro día estuve en una reunión de un círculo de Podemos. Iba con miedo, mirando de reojo no fuera a ser que aparecieran pistolas o

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

¿Azafatas o científicas?

En San Petersburgo acudí a una conferencia que, pese a ser una experiencia de gran interés científico y personal, aguardaba una sorpresa de lo más desagradable

Pobres de toda la vida

Siempre ha habido pobres, pero ya va siendo hora de que no los haya, ya va siendo hora de que la vida "de los vivos" valga algo más.

LA UNI EN LA CALLE

Sociología de género: pensar la igualdad, vivir la diferencia

La autora es antropóloga, doctora en Sociología y especialista en Sociología del Consumo

Este artículo se incluye en "La Uni en la calle. Libro de textos". A la venta aquí.

Síguenos en Twitter