La Marea

Internacional

Un Chávez renacido afronta el desafío electoral de Capriles

06 de octubre de 2012
23:13

Hace siete meses, cuando Hugo Chávez anunció al mundo que no había superado el cáncer que le detectaron un año antes, su carrera política parecía acabada. Pero con unas elecciones presidenciales en ciernes y un joven y vigoroso rival como Henrique Capriles Radonski enfrente, el incombustible presidente venezolano renació como un Ave Fenix para lanzar el más serio desafío electoral. El lider bolivariano anunció que regresaba “cargado de razones médicas, científicas, humanas, amorosas y políticas para mantenerme al frente del Gobierno y de la candidatura con más fuerza de antes”. Palabra de Chávez.

Pero no le ha resultado fácil. En primer lugar, Capriles se ha convertido en el primer candidato opositor desde el inicio de la Revolución Bolivariana en 1999, que ha logrado aglutinar sin grietas a las principales fuerzas opositoras de la derecha venezolana. Es la esperanza más sólida de derrotar al hasta ahora invencible presidente en las urnas.

Tiene talento para explotar su magnetismo frente a las cámaras de televisión, se muestra como un gimnasta del lenguaje directo y brilla ante el escrutinio público que lo aclama porque pone voz a un programa político un tanto alejado del desgastado discurso de personajes oscuros que osaron rivalizar con Chávez en décadas pasadas.

En segundo lugar, Hugo Chávez sigue siendo, sin duda, el jefe de Estado más difamado en el mundo, con buena parte de la prensa nacional e internacional abiertamente en su contra bajo acusaciones de restringir la libertad de expresión en el país. Nada más lejos de la realidad. En Venezuela existen hoy 111 canales de televisión, de los que 61 son privados, 37 comunitarios y 13 públicos, que sólo atraen al 6% de la audiencia . El 80% de la prensa escrita está en manos de la oposición, siendo los dos diarios más influyentes del país –El Universal y El Nacional–, adversos al gobierno.

Con estas premisas, la batalla final que este domingo se libra en las urnas de Venezuela vuelve a polarizarse en dos modelos de país completamente antagónicos y dificilmente conciliables. Un triunfo de Capriles supondrá el fin de la utopía para muchos de los miles de ciudadanos que fueron rescatados de la pobreza –el 70% de la población en 1996- y que hoy disfrutan de programas sociales, sanidad pública, educación gratuita y un salario mínimo que les ha servido para iniciar una vida integrada en la consumista sociedad venezolana.

Para la otra mitad del pueblo, Capriles supone un regreso a la normalidad, una lucha sin tregua contra una inseguridad ciudadana que en Caracas alcanza límites tan estremecedores que hasta el propio Chávez ha colocado entre sus prioridades si sale reelegido presidente.

Una campaña titánica

Con estas premisas sobre la mesa de un pueblo polarizado entre dos sistemas y hasta entre dos formas de ver el mundo, la campaña ha sido titánica. Capriles ha acuñado como un mantra que un triunfo suyo “no significará el desmantelamiento de las políticas sociales que instauró el todavía presidente. Por eso le deseo larga vida, para que pueda ver el cambio que traeremos al país” . Su propósito es evidente: diluir la impresión de que él representa la opción neoliberal en un país donde las recetas de este tipo abrieron unas heridas que aun hoy en día siguen sin cerrarse.

Irónico y desafiante, Chávez desató su contraataque: “¿Quién es el candidato de los grandes ricachones? ¿Quién es el candidato de los corruptos? ¿Quién es el candidato de los grandes negocios? El majunche (apodo que significa algo así como como mediocre con el que se refiere diariamente a su oponente)”.

Con este intercambio de golpes en el ring electoral, cualquiera puede imaginarse que en Venezuela estas elecciones han sido cualquier cosa menos un suspiro y, a juzgar por el fragor de la batalla librado durante los últimos días, se trata del acontecimiento más trascendental del país llanero desde el fallido golpe de Estado de 1999 contra el actual presidente.

La sociedad entera se ha movilizado consciente de que lo que está en juego, además de la presidencia de un país asentado sobre una inmensa bolsa de petróleo para los próximos seis años, es el futuro en la geopolítica de una región inmersa en cruciales y novedosos cambios estructurales. Miran a Europa y tiemblan. O mejor dicho, ríen con cierto disimulo. “Aquello que ahorita os pasa, que el mercado dirija la política, lo sufrimos nosotros hace unas décadas y nos volteó”, aseguran.

A pocas horas del cierre de las urnas, muchos jóvenes – y en Venezuela el 15% de la población tiene entre 15 y 30 años- se han formado políticamente en el chavismo, ha roto sus vínculos con el pasado y no conoce otro tipo de militancia. Una amiga venezolana afirma que “muchos de estos chicos se consideran libres y críticos. Y revolucionarios”. Pero la tarea que tienen por delante apabulla y resulta muy complicada, mucho más que otros paises del entorno. El primer acto es derrotar hoy a un buen candidato como Capriles Radonski que por primera vez representa una alternativa real y fiable de oposición a Chávez.

6 comentarios

  1. Marisol
    Marisol 08/10/2012, 16:22

    Buena crónica y fotografía geopolítica de Venezuela, de latinomérica y del mundo. ¡Felicitaciones!

    Responder a este comentario
  2. Namas
    Namas 07/10/2012, 18:42

    Gracias!! Aquí no hay intereses económicos de por medio, y eso se nota en la informacion q ofreceis… Menos mal!! Yo quiero saber q ofrecen, cómo, posibilidades.. No que si uno es joven, el otro escuro y demás pamplinas desinformadoras

    Responder a este comentario
  3. Javier
    Javier 07/10/2012, 13:43

    ¡Todos con Chávez! La esperanza de los ciudadanos está puesta hoy en Venezuela.

    Responder a este comentario
  4. Aturuxo
    Aturuxo 07/10/2012, 13:38

    Por fin un artículo equilibrado en el panorama mediático español que al 99% demoniza a Hugo Chávez. Ojalá con Siria sea igual y podamos tener información de las dos partes y no solo la de un Observatorio de supuestos DDHH con sede en Londres y que tiene vínculos con el Departamento de Estado de EEUU.
    Ánimo a Más Público (La Marea) para que camine por una senda diferente a la desinformación de los grandes grupos de la “comunicación”.

    Responder a este comentario
  5. 3republica
    3republica 07/10/2012, 10:40

    Venezuela y la democracia
    Mientras Estados Unidos y Europa se hunden en el hoyo negro de un concepto de democracia que daban por sobrentendido, los pueblos de América Latina le devuelven objetividad, trascendencia y alcance universal. Venezuela, entre los primeros.
    (…) Desde inicios del nuevo siglo, los venezolanos vienen protagonizando un hecho inusitado, revelador, que a mi juicio ha sido escasamente ponderado: 14 años sostenidos en los que la democracia se convirtió en un extraordinario laboratorio de educación política de masas, y en obstáculo formidable para los que la encorsetan en función de privilegios de clase o ideologías superrevolucionarias.
    Conjeturar acerca de cuán socialista ha sido la revolución bolivariana escapa al propósito de estos apuntes. Sin embargo, el articulista cree que, por sus logros, median motivos para reconocerla. De lo contrario, negaría que sus líderes se rigen por intuiciones similares a las de Fanon y el Che: el socialismo es posible, siempre y cuando los hombres lo quieran.
    Por voluntad popular, la democracia bolivariana libró sus batallas con las reglas de sus enemigos, saliendo airosa en 13 elecciones consecutivas desde finales de 1998. (…)
    ¿Qué indica eso? En primer lugar, que el socialismo es democrático o no es. Y luego, que lamentos tales como el «abuso» del líder bolivariano en las cadenas presidenciales, que en los últimos tres meses habrían sumado 2 mil 597 minutos (43 horas), olvidan que desde 1830 las oligarquías venezolanas hablaron 95 millones 659 mil 200 minutos (un millón 594 mil 320 horas).
    (…) Sin discurso, sin propuestas, sin brújula política, las derechas de América Latina no saben qué hacer con la democracia real y efectiva. El poder financiero y mediático es la última trinchera que les queda.
    (…)el vocero del Departamento de Estado (que se llama Mike Hammer, igual que un detective que admiraba en las series de televisión gringa) declaró: «Estados Unidos espera comicios `justos y libres’ en Venezuela».
    Mientras, Patrick Duddy (ex embajador de Washington en Caracas, expulsado en 2008) recomendaba a su gobierno «…intervenir en el país bolivariano luego de las elecciones presidenciales». ¿El golpe avisa?

    Responder a este comentario
  6. CHIPUDE
    CHIPUDE 07/10/2012, 08:33

    vamos chavez, a por ellos , a por la derecha caciquil de toda la vida..si esa misma que tanto apoya nuestro aznar y la faes.

    ¡ ni un paso atras¿

    http://canariasenlanube.wordpress.com/

    Responder a este comentario

Escribir un comentario

No se publicará tu dirección de email.
Los campos obligatorios están marcados con *

Suscripciones

Ya somos 2.482

Necesitamos 5.000 para ser sostenibles

Opinión

Los platós de televisión y el Titanic

"Esta foto confusa en la que aparece por primera vez un nuevo partido optando a la gran liga entre los dos dinosaurios es la imagen del momento en el que el bipartidismo recibe un disparo", apunta el autor

Con la Iglesia hemos topado… aunque sea una secta

La iglesia palmariana de los Carmelitas de la Santa Faz mantiene, tras finalizar sus obras de remodelación, una estatua de Franco con una aureola de santo rodeando su cabeza en la fachada

Apúntate a nuestra newsletter

Regístrate para recibir un resumen de las mejores noticias de la semana en tu mail.

CARTAS A LA REDACCIÓN

En defensa del modelo de Sumando Podemos

Los autores reivindican que “ningún órgano de PODEMOS debería ser unipersonal, sino colegiado, abierto y representativo”

Colabora con La Marea

LOS SOCIOS/AS ESCRIBEN

La descendencia ilegítima de Guanyem

"Quien dé al traste con estas experiencias por mirar minucias no estará entendiendo la necesidad crucial de que tengan éxito", asegura el autor.

Correa y los TLCs: ¿Un ejercicio de pragmatismo o una traición a sus bases?

La noticia publicada a través de la filtración a la página web de Flitrala supone un reto importante para el presidente Correa. Su contenido puede ser leído desde varios puntos de vista.

LA UNI EN LA CALLE

Espacio urbano, desigualdad social y vida cotidiana

El espacio urbano colabora en la constitución de las relaciones de desigualdad y reproduce los sistemas de dominación, pero también refleja ámbitos de resistencia, sostiene la autora, profesora de Antropología

Este artículo se incluye en "La Uni en la calle. Libro de textos". A la venta aquí.

Síguenos en Twitter

Encuesta

Participa en nuestra encuesta

¿Está Podemos preparado para gobernar?

« Back Next »